domingo, marzo 25, 2012

Socializando

Ayer recibí un comentario anónimo lamentando que El Abismo sea un blog al que sus lectores no se pueden suscribir. Confieso que no tengo ni idea de cuál es el proceso por el que una persona se suscribe a un blog. Básicamente, porque yo no estoy suscrito a ninguno. Lo que leo a diario es lo que me voy encontrando en el blogroll de la columna de la derecha (en esa sección titulada “Is there anybody out there?”). Ni uso Google Reader ni sé qué demonios significan las siglas RSS (aunque tengo entendido que algo tienen que ver con el tema de marras). Lo cierto es que, pese a llevar tanto tiempo alimentando diariamente esta página con mis divagaciones, soy un auténtico ignorante acerca de los pormenores técnicos del blogging. No obstante, y como creo que es mi deber ponerle las cosas fáciles a quien desinteresadamente decide pasar su rato de ocio leyendo mis trapalladas (que diría alguna), he decidido hacer unos pequeños cambios destinados a solucionar este inconveniente. Desde ahora podéis encontrar dos nuevas herramientas en la misma columna de la derecha que antes mentaba. Una, con el nombre de “Tell all the people”, ofrece los botones que (asumo; ya digo que no sé muy bien de qué va la cosa) permiten al usuario hacer un seguimiento del blog empleando diversos proveedores de servicios web (Atom, Google, Yahoo) que le avisarán de cuándo se cuelga una nueva entrada. Inmediatamente a continuación aparece en la columna otro gadget, “Tangled up in blue”, que dirige al navegante a la nueva y flamante página de Facebook del Abismo. Allí, quienes estén dados de alta en la red social patentada por Mark Zuckerberg podrán pulsar el botón de “me gusta” y estar desde ese momento a la última sobre todo lo que vaya ocurriendo en esta humilde bitácora. La iniciativa, inspirada en la maniobra llevada a cabo por otros blogueros vecinos (como éste, ésta y este otro), pretende además permitir al usuario de Facebook opinar sobre lo que aquí se vaya aireando sin necesidad de hacerse una cuenta de Blogger o introducir molestas palabras de verificación (que son lo más parecido a un coitus interruptus que uno se puede encontrar cuando navega por internet). Espero que los cambios sean bien recibidos.

6 comentarios:

Nemo dijo...

Te quiero.

Niña imantada. dijo...

Me lo apunto. Aunque yo le sigo a usted siempre desde el reader, desde el comienzo de los tiempos, ya sabe a qué me refiero.

Pero bueno, los tiempos cambian y a veces por facilitar...pero bueno, cualquier vía es bienvenida. Seguiré sus pasos.


Jojojo, ¡suena a amenaza y todo!

Jero Piñeiro dijo...

Nemo: ¿te parece entonces que ya es momento de cambiar nuestros perfiles de Facebook de "es complicado" a "tiene una relación con"?

Srta. Imantada: sí, ya sé a qué se refiere. Algunas amenazas suenan mejor que otras, aunque ésta en concreto no me la creo (dada su reticencia a ciertas... concesiones). Jojojo.

Anónimo dijo...

Yo lo digo yo que lo tuyo está en el Social Media, un estupendo Commnunity serías tú! Lync

Sigrid dijo...

Me gustan las nuevas trapalladas. Me hago fan y me gusta.

Jero Piñeiro dijo...

¿Tú crees, Lync? Pero si en esta entrada no hago más que reconocer lo zoquete que soy en cuanto en cuanto a técnicas de fidelización, jajajaja...

Sigrid: muchas gracias. Viniendo de quien viene es todo un honor :)