domingo, agosto 14, 2011

El legado de Baby Huey

“(...)
There's three kind of people in this world
That's why I know a change is gonna come
I say, there's white people
There's black people
And then there's my people
(...)”

[“A change is gonna come”, en versión de Baby Huey & the Babysitters]


Una de las cosas que realmente me fascinan de internet es cómo, si uno hace el esfuerzo de indagar vínculo a vínculo en un asunto concreto, a veces incluso sin un rumbo claro, puede terminar en un lugar que resulte, inesperadamente, mucho más satisfactorio que aquello que buscaba en un principio. Así, curioseando un enlace a YouTube colgado en facebook por un conocido, el otro día me encontré en primer lugar con una versión del mítico “A change is gonna come” a cargo de una muchacha muy mona y uno de los protagonistas de “CSI: Las Vegas” (sí, ese negro de ojos verdes que revoluciona las hormonas de señoras, señoritas y algún que otro caballero). Total, que tras darle una escucha a la descafeinada cover (no es que sea absolutamente despreciable; es que las comparaciones son odiosas), sentí la necesidad de revisitar la inmortal interpretación de Sam Cooke; ésa que siempre consigue que se me ericen hasta los pelillos de los dedos de los pies. A su lado, en la columna de recomendaciones de YouTube, figuraba otra versión, desconocida para mí y de más de nueve minutos de duración, a cargo de un tal Baby Huey. Se trata de una aproximación canónica pero, al mismo tiempo, terriblemente moderna; con una producción arriesgada (ecos extravagantes, pequeños apuntes electrónicos) y una sección de metales que prácticamente ametralla el estribillo. La clase de descubrimiento que te produce un cosquilleo de felicidad en el telencéfalo y te obliga a seguir indagando...


Baby Huey (nombre real: James Ramey) fue un músico de soul que vivió apenas 26 años (1944-1970) y que dejó, como único testamento, un puñado de singles heredados de cantantes de bluesrockabilly y un LP póstumo grabado con su banda Baby Huey & the Babysitters y producido por Curtis Mayfield. “The Baby Huey Story: the Living Legend" suena como una jam session entre James Brown, Jimi HendrixJethro Tull. En apenas ocho cortes, Baby Huey & the Babysitters no sólo despachan fantásticos temas instrumentales propios, sino que entregan también enérgicas canciones (compuestas por Mayfield en su mayoría) como “Hard times”, "Mighty mighty" o “Running” y firman dos versiones gloriosas: por un lado el mentado “A change is gonna come” y por el otro una reinterpretación instrumental del “California dreamin'” de The Mamas & the Papas que entra, desde ya mismo, en mi selección personal de mejores versiones jamás escuchadas.

¿Podéis ahora entender mi fascinación por internet? Del negro de “CSI: Las Vegas” haciendo intrusismo profesional a mi disco favorito de (al menos) las últimas semanas en tan sólo tres clicks de ratón. El futuro es hoy, amiguitos. Y el pasado, por suerte, sigue siéndolo también.

8 comentarios:

Fran G. Lara dijo...

Es más fácil leer el Mojo. Descubres a Baby Huey cuatro años antes. Aunque, vamos, a mí no me hace gaseosa.

Jero dijo...

Pues a mí ya sólo con el "California dreamin'" se me hace el culo agüita de limón.

Modo padawan: ¿compensa comprar mensualmente el Mojo? Es una revista cara (ronda los 9-10 €) y, dado que ahora es factible encontrarlo prácticamente todo en internet, no sé hasta qué punto puede aportar más chicha que toda la red de redes. Yo últimamente estoy bastante aburrido de las revistas en formato físico. Reconozco no ser muy seguidor de las de actualidad musical (compré alguna vez la Rockdelux y, si me pilla de paso, me hago con la Mondo, que es mala pero también gratis), pero las de cine (que son las que más he comprado en la última década) me parecen, a estas alturas, totalmente prescindibles. Habiendo tantísimas webs (mejores o peores) especializadas en ambos temas (y otras tantas en comics, series de tv, jardinería o pon-aquí-lo-que-te-apetezca), no acabo de ver nada claro el futuro de las publicaciones de kiosko...

Ahora bien, venerable: teniendo en cuenta que el inglés no es un problema y que estaría dispuesto a pagar esos 10 leuros del ala siempre y cuando una revista pueda ampliar de verdad mis horizontes musicales, ¿merece la pena? ¿O sólo es otra forma de ser más británicamente cool que Rob Fleming? Y ya puestos: ¿Mojo o Uncut? ¿Q o NME? ¿Son muy diferentes o simplemente los mismos modernos con distintas gafas (unas más metálicas, otras más pastosas)?

Offtopic: ¿"Back chat"? ¿En serio? Yyyyeghh...

Fran G. Lara dijo...

No sé si compensa comprar el Mojo, pero a mí me divierte mucho y me parece de lo más solvente. Seamos sinceros, los blogs de música que hay por ahí ni siquiera están bien redactados. Pero bueno, yo es que siempre he comprado prensa musical. Soy de los pocos que se hacía con el Ruta y el Rock de Lux desde los comienzos. Ahora ya no compro revistas españolas. Sólo el RDL cuando hace los resúmenes del año.

Ahora cada mes paso por caja con el Mojo y el Uncut. El primero presta una atención especial a los clásicos y hace reportajes en profundidad muy interesantes. El segundo está más al cabo de la Americana y lo más actual. Q estaba bien hasta que empezó a ser demasiado petardo. Y siempre hay que guardar cierta distancia cuando hablamos de prensa sajona, y sabemos lo dados que son a los hypes esta semana y a cargárselos a la siguiente.

Y sí, Back Chat. Me encanta. Soy un gran defensor de Hot Space. Todo todito.

David dijo...

A mí me ha dejado un amigo no sé qué Mojo (pero vamos, en la portada sale Paul. Agosto de 2011, veo que pone). Yo no pillo revistas (ya ni de tebeos, ni de cine...)...
Y bueno, una cosa maravillosa que tiene la red es que puedes escuchar con sólo un click el tema del que a lo mejor te están hablando. La versión instrumental de California dreamin no está mal, por cierto...pero como a mí me gusta más la versión de los chicos de la playa (es porque la escuché de crío). De Baby Huey había leído alguna vez algo, pero no había escuchado nada hasta ahora ( no he pinchado en todos los enlaces...pero bueno, ahí están).
Un saludito para los dos.

Jero dijo...

Fran: puede que le dé una oportunidad al Mojo. Aunque sólo sea para tener una opinión propia. A mí del "Hot Space" déjame sólo con "Put out the fire" y "Under pressure". El resto toooodo para ti... (y los dos tan contentos).

David: ¡cuánto tiempo sin leerte por aquí! Me alegro de que hayas encontrado un ratillo para pasarte y comentar :) Tienes razón: otra de las grandes innovaciones de internet es el sistema de hipervínculos, que te permite escuchar esta versión también muy buena de "California dreamin'" (soulera también) con sólo hacer click AQUÍ

Saludito de vuelta ;)

Anónimo dijo...

Muy buena la version de California Dreaming de Baby Huey.
Si tienes ocasión escucha las versiones de Lee Moses y la de George Benson (instrumental), tiene un comienzo que lo firmaría el mismísimo Paco de Lucia.

Jero dijo...

Anónimo: precisamente en mi anterior comentario puse un enlace a la versión de Lee Moses. Ya es coincidencia (aunque me da que no, jeje). La versión de Benson no la conocía y es buenísima. Gracias.

Anónimo dijo...

At this time it looks like Movable Type is the best blogging platform
out
there right now. (from what I've read) Is that what you are using on
your blog?

Feel free to visit my site My Site