lunes, enero 16, 2012

Top 10: mis películas favoritas de 2011

En lo que a mí respecta, 2011 ha sido un año bastante flojo en materia ociopática. Si al hablar de mis discos favoritos de los últimos 12 meses me veía en la necesidad de disculparme por la poca atención prestada por mi parte a la actualidad musical (y las consiguientes ausencias destacadas que eso acarrearía en mi top 10), en el caso del cine la situación es justamente la contraria: debido a mi condición de colaborador con la web Nuestros Comics en calidad de crítico de cine, en 2011 pude ver más títulos en pantalla grande que en cualquier otro año de mi vida. Desgraciadamente, tal cantidad de visitas a las salas no se ha traducido en un sinfín de buenas películas, sino en tibieza y mediocridad generalizadas. Así, el último ha sido un año en el que las grandes películas, las que uno acaba recordando con cariño y admiración con el paso del tiempo, han brillado por su ausencia. En su lugar me he encontrado con muchas propuestas atractivas (con destellos de fascinación, incluso) que por h's o por b's no han sabido rematar la jugada. Títulos como “Melancholia”, “Drive”, “Incendies” o “En un mundo mejor” me parecen interesantes y a todas luces recomendables, pero no han logrado dejarme instalada en el cuerpo esa sensación de plenitud que un servidor aguardaba de ellas (a tenor de las buenas críticas leídas con anterioridad, generalmente). Tampoco las vacas sagradas han estado tan acertadas como algunos sostienen: ni “Midnight in Paris” es un Allen en plenas facultades ni “Un dios salvaje” es la sátira definitiva de Polanski. Tampoco “Valor de ley” es una de las cimas del cine de los Coen (las comparaciones son odiosas, lo sé, pero el western protagonizado por Jeff Bridges palidece en un tête-à-tête con films como “Barton Fink”, “Muerte entre las flores” o “El gran Lebowski”). Sin olvidarnos de nuestro Pedro, que firmó con “La piel que habito” un thriller tan intenso como, me temo, irregular y tendente al ridículo.

Me queda el consuelo, al menos, de que lo que no me ha dado el cine me lo ha dado la HBO...

Con todo, al final he conseguido reunir 10 películas estrenadas en España en 2011 que me han gustado mucho, e incluso he tenido que dejar fuera tres que quizás en otro momento preferiría haber incluido en detrimento de alguna de las seleccionadas. Son “Las aventuras de Tintín: el secreto del unicornio”, “Mientras duermes” y el documental “George Harrison: Living in the material world”. La que también se queda fuera, aunque muy a mi pesar, es “Warrior”, una emotiva cinta deportiva dirigida por Gavin O'Connor que no ha sido estrenada aún en nuestro país y que quizás nunca lo sea (uno más de esos “misterios de las distribuidoras” que en los últimos años nos han privado de ver en pantalla grande títulos como “Synechdoque New York”, “Rabbit hole” o “Hesher”). Para los muy interesados, circula por la red una versión en BR-Rip bastante fácil de localizar (hasta que la Sinde nos alcance, al menos)...

Pero, en fin, no me lío más. Ahí va mi top 10 cinéfilo de 2011:

10- Beginners


La comedia indie del año es también un drama sensible e intimista donde un hijo (Ewan “your-song” McGregor) debe lidiar con la muerte de su padre homosexual (estupendo Christopher “something-good” Plummer, que ayer recibía un Globo de Oro precisamente por este papel) al tiempo que redescubre el amor al conocer a una encantadora actriz francesa (Mélanie “en-t'attendant” Laurent, musa de los bastardos tarantinianos). “Beginners” es uno de esos films de los que sales conmovido y con una gran sonrisa dibujada en la cara.


9- Arrietty y el mundo de los diminutos


Filtradas por la especial sensibilidad del Estudio Ghibli, las aventuras de la borrower Arrietty conforman una película que habla de sentimientos puros (nobleza, generosidad, esperanza) con honestidad y un microscópico sentido de la maravilla. Si es verdad aquello que decía Mies Van der Rohe de que “Dios está en los detalles”, “Arrietty y el mundo de los diminutos” es una película imbuida de gracia divina.


8- El topo


“El topo” presenta una gélida trama de espionaje, totalmente desprovista de glamour, que se beneficia de un director detallista y preciso, Tomas Alfredson, que confirma que lo de “Déjame entrar” no fue una serendipia, y de un reparto (encabezado por Gary Oldman) que destila talento y clase. Difícil y críptica, “El topo” es una lección de mesura: un problema matemático que hace de la sobriedad y la contención el sentido último de su ecuación. Abstenerse todos aquellos que piensen que el cine de espías se acaba en James Bond, Jason Bourne o Ethan Hunt.


7- Cisne negro


Efectista y con vocación claramente epatante, el último largo de Darren Aronofsky funciona en su primer visionado como un oscuro y delirante descenso a los infiernos protagonizado por una Natalie Portman arrebatadora y escalofriante. Y aunque es verdad que quizás el día en que la vuelva a ver se me caiga a pedazos minuto a minuto, la sensación de mal rollo que me dejó en el cuerpo cuando la descubrí en el cine sigue pareciéndome impagable.


6- El árbol de la vida


La última marcianada de Terrence Malick es una megalomaníaca y pretenciosa elegía al espíritu, a la materia y a la vida que puede, según el paciente, tener efectos secundarios tan diversos como somnolencia, mareos y depresión o epifanía, amor y comunión con el universo. En caso de duda, antes de su visionado consulte con su farmacéutico. O, ya puestos, con su sacerdote de confianza.


5- The Artist


Nostálgico y romántico regreso a los usos y costumbres del cine mudo, el multipremiado (y lo que vendrá) largometraje con el que Michel Hazanavicius está haciendo felices a los cinéfilos de medio mundo es una de las citas ineludibles de la cartelera actual. Si ya te gusta el cine silente, porque disfrutarás como un enano reconociendo mil y un guiños y homenajes a los grandes cineastas de principios del siglo XX. Si no, porque te abrirá los ojos a todo lo bueno que te estabas perdiendo.


4- No habrá paz para los malvados


Además de ser, de largo, la película española del año, “No habrá paz para los malvados” es también la confirmación de tres verdades difícilmente rebatibles: 1) que Enrique Urbizu es uno de los directores más talentosos de nuestra cinematografía; 2) que José Coronado no sólo hace bien de vientre, sino que actúa incluso mejor, y 3) que el cine español cuando quiere (y le dejan), puede. El thriller cañí es (y debe ser) esto.


3- El hombre de al lado


De tapadillo y sin ningún tipo de apoyo publicitario (probablemente porque en él no actúa Ricardo Darín), el film argentino “El hombre de al lado” se estrenó en nuestro país con dos años de retraso y tuvo, qué remedio, un paso fugaz por nuestras carteleras. Y es una absoluta pena, porque se trata de una de las cintas más inteligentes, reflexivas y divertidamente oscuras que recuerdo haber visto en pantalla grande en mucho tiempo. Si la firman un Polanski o un Haneke, los críticos se la comen a besos.


2- Un método peligroso


Hablaba más arriba de lo poco resolutivos que han estado los grandes apóstoles del Séptimo Arte en este 2011. He aquí la excepción: lo nuevo de David Cronenberg no es solamente tan rotundo, complejo, impactante y delicioso como su producción de la última década ya nos tiene acostumbrados, sino que además hace gala de una sutileza y un refinamiento narrativo que la convierten, posiblemente, en la mejor película (en términos objetivos) que un servidor haya podido ver en los últimos 12 meses. Entonces, ¿por qué está en segundo lugar?


1- Super 8


Porque, ay, me ha podido la nostalgia. Y es que “Super 8”, la peli de Spielberg y Abrams (tanto monta, monta tanto), es todo lo que el niño de diez años que aún vive en mí (el que todavía sueña con dinosaurios y transformers, con aliens incomprendidos y películas caseras de terror) puede desear encontrarse cuando las luces de la sala se apagan y el proyector se pone en marcha. Más allá de sesudas interpretaciones críticas, “Super 8” me ha hecho vibrar, me ha puesto los pelos de punta y un nudo en la garganta y me ha recordado que la infancia sigue siendo la patria de las ilusiones. Soy un sentimental, lo sé.

14 comentarios:

María Vila dijo...

¿'Beginners' en el número 10 y 'No habrá paz para los malvados' en el 4? ¿¡¿Pero nos hemos vuelto locos?!? ¿Y no incluyes Melancolía? O_o La falta de sueño te está nublando el juicio... :P

Jero dijo...

Deduzco que no te ha gustado "No habrá paz para los malvados"... ¬¬

María Vila dijo...

Pues la verdad es que no la he visto... :P Pero me han hablado muy mal de ella! De todos modos, ¿¿no incluir 'Melancolía'?? No tienes perdón... ¬¬

Jero dijo...

A ver. "Melancholia" me gustó. La primera mitad es fabulosa. Lo que pasa es que al final pierde un poco de fuelle, se hace algo obvia. Como digo en esta misma entrada, me parece una peli recomendable, con cosas muy buenas, pero que está lejos de ser redonda (en mi nada modesta pero siempre discutible opinión). Algunas de las que están en el top 10 me parecen menos ambiciosas y que no llegan al nivel que "Melancholia" alcanza a veces (A VECES), pero en conjunto me dejaron una sensación más satisfactoria. Si no, "El árbol de la vida" estaría de número 1, porque tiene momentos concretos que son de hacerle la ola, lo que pasa es que el global es un tanto disperso... En fin, que ahí ya entran multitud de factores subjetivos.

¿"No habrá paz para los malvados" mala? Ay, ya lo dijo Harry Callahan... (que luego igual la ves y me la tiras a la cara, pero a mí me pareció cojonuda).

Por cierto, acabo de darme cuenta de que ésta es la primera vez que me dejas un comentario :) Bienvenida al Abismo!

Fer1980 dijo...

Pues yo coincido contigo en lo de No habra paz...es una pelicula magnifica, también en lo de Melancolía, no me termino de convencer y para ser de Von Trier me resulto algo convencional y previsible.

Por lo demás a mi Super 8 me gusto, pero si creo que se regodea demasiado en la nostalgia y que su condición de homenaje parece estar por encima de su propia entidad como pelicula.

tenenbaum dijo...

¡Sacrilegio! ¡"Drive" ni está en la lista! ¡El acabóse! Ahora, en serio, creí que siendo seguidor de Mann y con ese espíritu ochentero, la cinta se haría un hueco en tu lista. Seguro que descubrirás en unas semanas alguna que te hubiese gustado que estuviese en este top 10. Así y todo, de las 10 sólo he visto 4 y al menos 3 si las incluiría en mi lista también.

Jero dijo...

Fer: ya sabía por tu propio listado que estaríamos de acuerdo en más de una (y que "No habrá paz para los malvados" también era una de tus predilectas del ejercicio 2011). Lo de "Super 8" es totalmente irracional, lo asumo. Le pasa un poco como a las películas de super-héroes, que uno las ve con mejores ojos si tiene previamente asumidos como propios los códigos y clichés que emplean (si ha crecido leyendo pijamas, vamos). Lo cual no quita que aún así me parezca una peli estupenda. Pero sí, es la nostalgia pura y dura la que la aúpa al primer puesto... y también es cierto que sin esa nostalgia la película no tendría razón de ser. Sin embargo: ¿no ocurre lo mismo con "The Artist", una cinta que está recibiendo unas críticas elogiosas por parte de todo el mundo? Quizás sea más cool o tenga más clase remitir a los códigos del cine mudo en blanco y negro que a los de las películas juveniles de los 80, pero en el fondo la maniobra es muy parecida, ¿no? Revival puro y duro.

Tenenbaum: es que a mí "Drive" no me ha parecido para tanto... y eso que le tenía unas ganas descomunales. Visualmente es una gozada, tiene algunas escenas brutales (la del motel es cojonuda) y mientras la veía pasé un rato estupendo pero, al contrario de lo que me esperaba, no me ha dejado poso. Más o menos lo contrario que me ha sucedido con "El topo", que al principio no las tenía todas consigo para entrar en el top 10 y sin embargo cuantas más vueltas le daba a la película en mi cabeza más se afianzaba como algo a tener realmente en cuenta. Y digo todo esto sin desmerecer a "Drive", ojo: probablemente sí la metería en un hipotético top 15.

Jero dijo...

Un par de apuntes:

Fijaos si el 2011 me ha parecido un año flojo en cuanto a cine que, si comparo este top 10 con el de 2010, sólo "Super 8" y "Un método peligroso" me parecen merecedoras de entrar en la lista del año anterior. En todo lo demás, el top 10 de 2010 se merienda con patatas al de 2011...

Por otro lado, también es cierto que aunque en 2011 he visto más cine en pantalla grande que en cualquier otro año, ni por asomo he visto todo lo que me hubiera apetecido. Sé que hay películas que, si me fío de mi instinto y de las críticas leídas, hubieran podido ser candidatas al top 10 de haberlas visto antes. Títulos como "De dioses y hombres", "13 asesinos", "Misterios de Lisboa", "Blackthorn", "Animal kingdom", "Winter's bone", "El perfecto anfitrión"... Vamos, que es exactamente como dices tú, Tenenbaum: posiblemente dentro de un mes mi top 10 cinematográfico de 2011 será distinto al que he publicado en esta entrada...

Laura :) dijo...

No me puedo perdonar el no haber visto aún "El árbol de la vida"... ¡con lo que me enamoró el trailer!

Ah! y estoy contigo en lo que respecta a HBO :)

Biquiños!!

marguis dijo...

Me faltan ver algunas de la lista, pero El Topo la vi el domingo y me encantó, casi casi no llego porque por aquí las quitan enseguida, pero llegué, vi, y me relamí!!!

Una brazo!

David dijo...

A mi me faltan muchas por ver de tu lista (la verdad es que cada vez me interesa menos ponerme al día con estrenos). Entre ir a ver un estreno o ver las dos que tocan cada semana del ciclo de Fritz Lang, no tengo dudas.
El árbol de la vida no entraría en mi lista de favoritas de este año (el término mejores no me convence)... ni en las de los que vienen, desde luego...
The artist me ha gustado como ya sabes, y No habrá paz, ya la comentamos.
El resto no he visto (Arrietty quise ir, pero se me escapó).
La "mejor" peli que descubrí el año pasado igual fue El mensajero (que en un segundo visionado siguió convenciéndome). Aunque sea del 71, me dice más que las tres que he visto de esta lista (aunque The artist me ha gustado y No habrá paz se deja ver).
¿Términos objetivos para una película? No me hagas reír.
¿Y eso de que es lo mejor que has visto en los últimos 12 meses? Será sin contar viejas pelis (porque no sé, pero me da que no va a ser un clásico).
Un saludito.

Jero dijo...

Laura: es una peli especial, así que lo mejor es que la veas con la cabeza libre de prejuicios. Y luego me cuentas qué tal la experiencia ;)

Marguis: estoy de acuerdo, "El topo" es estupenda.

David: bueno, yo este año he visto muchas porque cubro pases de prensa para Nuestros Comics y ahí, claro, lo que prima es el estreno (aunque también me dio acceso al ciclo de clásicos de los cines Verdi en el que repusieron en salas títulos como "El padrino", "Ser o no ser" o "Érase una vez en América"). Por otro lado, estas listas de mis favoritos del año (yo intento también huir de la fórmula "los mejores" o, en todo caso, digo siempre "los mejores que he visto"; y siempre en mi nada modesta pero siempre discutible opinión, of course) sólo incluyen lo que se ha estrenado comercialmente en España entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2011. "El discurso del rey", por ejemplo, se estrenó a finales de diciembre de 2010, así que tampoco entraría aunque el 99% de la gente la haya visto, a huevos, en 2011. Del mismo modo, yo vi "Los hombres que no amaban a las mujeres" en un pase antes de Navidad pero aquí no se estrenó hasta el 13 de enero, con lo que también se queda fuera de la competición (no quiere decir que "El discurso del rey" o la de Fincher fuesen a estar en el top de haberse estrenado en 2011, sino que estas entradas siguen unas reglas y lo que cae fuera de las normas ni se contempla).

¿Mi top 10 absoluto del 2011? (es decir: ¿pelis que vi por primera vez en 2011 aunque sean de cualquier año?) Que yo recuerde (he visto muchas y, al contrario que las de estreno, no sé cuáles vi exactamente en 2011 o a finales de 2010; qué más da):

(va sin orden, porque ordenar esto es casi imposible)

-"El buscavidas" (Robert Rossen, 1961)
-"El hombre tranquilo" (John Ford, 1952)
-"Retorno al pasado" (Jacques Tourneur, 1947)
-"¿Qué fue de Baby Jane?" (Robert Aldrich, 1962)
-"Persona" (Ingmar Bergman, 1966)
-"Hannah y sus hermanas" (Woody Allen, 1986)
-"Novecento" (Bernardo Bertolucci, 1976)
-"Barton Fink" (hermanos Coen, 1991)
-"Stalker" (Andrei Tarkovsky, 1979)
-"Pat Garrett y Billy the Kid" (Sam Peckinpah, 1973)

¿Contento? ;)

Lo de los "términos objetivos para una película" lo dejamos para otro día (con unas cañas, algo de tapeo y toda la tarde para debatir, ya puestos...)

Manu Parafita dijo...

Drive es, desde mi humilde punto de vista, un orgasmo visual y sonoro. Me encanta la banda sonora, me encanta como la encajan, me encantan los coches, y hay escenas en las que el cruce de miradas entre los protagonistas solo puede calificarse de pornográfico, lo cual me encanta, claro. Desde luego está en mi top 10, pero claro, yo hubiera puesto Gone in 60' en el pelotón de cabeza de mis pelis preferidas, mientras que la mayor parte de la gente la suele poner en el pelotón... de fusilamiento.

Jero dijo...

A mi hermano le pasa como a ti, Parafas, que "Drive" le ha parecido de lo mejorcito del año. Yo la vi con esas expectativas y me quedé... a medio gas. Técnicamente es soberbia, pero eché en falta algo más de chicha dramática, algo más de ingenio en el guión. Claro que cualquiera puede venir ahora y decirme que "Super 8" es un top 1 totalmente discutible. Es lo que tiene el cine (y la música, y la literatura, y los comics, y tantas otras cosas): que más allá de unos mínimos técnicos, lo que cada uno saca en claro de una peli es absolutamente subjetivo. Incluso en el caso de "Gone in 60'", jejeje...