jueves, enero 26, 2012

Lo nuevo de Foxy Shazam: ¡con la Iglesia hemos topado!

En la primavera de 2010, un grupo prácticamente desconocido en nuestro país llamado Foxy Shazam publicó el que será, vaticino, uno de los álbumes más injustamente infravalorados de la actual década. Aquel disco homónimo, tercero en la trayectoria de la banda, lo tenía prácticamente todo para hacer historia: creatividad, sentido del humor, espíritu épico y unas canciones prodigiosas. Como poner en una coctelera a los Queen de “Jazz” y al Meat Loaf de “Bat out of Hell”, agitarlos al ritmo de aquellos Sweet desatados de "Ballroom Blitz" y servirlos en vaso largo con una decorativa rodaja de Tenacious D.

Dos años después, su esperada continuación (esperada por mí y por el otro fan español conocido del grupo) se estrena esta semana con el beneplácito de la revista Rolling Stone cargando con unas expectativas considerables y la esperanza (por mi parte) de convertirse por méritos propios, junto a lo próximo de Muse, en uno de los álbumes imprescindibles del 2012.

El cantante Eric Sean Nally se ha convertido en la imagen oficial de Foxy Shazam.

Por desgracia mis oraciones no han sido escuchadas: “The Church of Rock and Roll” es una decepción en toda regla. Un truño, un pufo, un bajuno.

El disco comienza concatenando los tres adelantos conocidos desde antes de su publicación. “Welcome to the Church of Rock and Roll” es una introducción correcta que promete un recital de hard rock que lleve la bravura y la velocidad esgrimidas en el LP anterior a nuevas cotas de dureza. “I like it”, primer single oficial, incide en esa misma línea casi heavy con un potente riff de guitarra, unos coros Queen-style la mar de sugerentes y un divertido estribillo de versos ingenuamente picantones. Será, a la postre, el mejor corte del disco. Le sigue “Holy touch”, una canción sencilla que se engalana de forma resultona con más coros alla Queen y otro estribillo pegadizo, y que termina siendo la penúltima alegría con la que voy a encontrarme a lo largo del álbum.

Cuando "glam" es sinónimo de "pintas".

Luego el camino se tuerce hacia el sonido blandurrio y la tosquedad compositiva, intercalando baladas mediocres con intentos descafeinados de pop buenrollista a los que siguen más baladas mediocres, todo ello sobre-saturado de coros y más coros (es la cuarta vez que uso la palabra “coros” en esta entrada, por algo será), y yo desconecto de lo que estoy escuchando y me pongo a comprobar mi correo, actualizar mi estado de Facebook o googlear fotos de la becaria de Masuka (en la sexta temporada “Dexter”) ligerita de ropa. Las "canciones prodigiosas" antes mentadas, aquéllas que hacían de “Foxy Shazam” un disco sorprendente y perdurable, brillan aquí por su ausencia. Esto es más aburrido que oir misa en latín.

Incluso la portada de su álbum homónimo molaba bastante más.

Sólo “The streets”, que suena a descarte del disco anterior (y ni siquiera: el disco anterior se dejó en el tintero composiciones muy superiores), consigue recuperar momentánemente mi atención, pero me temo que ya es demasiado tarde. El sentimiento de decepción ya se ha instalado definitivamente en mi ánimo. Si el tercer LP de Foxy Shazam se merecía mi más respetuosa genuflexión, “The Church of Rock and Roll” se ha ganado a pulso una sonora hostia a mano cambiada.

4 comentarios:

charlie furilo dijo...

Recordaba tus elogios al anterior disco de este grupo (que desconocía por completo, dicho sea de paso), pero por H o por B, se me pasó el darle una oportunidad. Lo llevo escuchando un par de días y es un auténtico pelotazo, tío!! Está que te pedes, Mercedes!!!

Este nuevo, por lo que dices, creo que lo voy a dejar.

Saludos, camarada!!!

Jero dijo...

Pues sí, Charlie: "Foxy Shazam", el disco, es todo lo que un LP de rock debe ser. Pena que no haya tenido más repercusión mediática... "The Church of Rock'n'Roll" no te va a aportar nada, me temo, aunque canciones como "I like it" o "Holy touch" son perfectamente disfrutables si uno no espera demasiado de ellas. Saludos! ;)

Andres dijo...

a mi hubo varios temas que me gustaron: The Streets el mejor probablemente, pero Freedom tambien esta bueno, Wasted Feelings, Too Late Baby es buenisimo.. bue, en general todo el disco me gusto mucho.
Por ahi las expectativas fueron elevadisimas por el gran nivel del disco anterior.

Jero Piñeiro dijo...

Muchas gracias por comentar y bienvenido al Abismo, Andres.

Está claro que la comparación con el LP anterior perjudica muchísimo a "The Church of Rock'n'Roll", pero aún tomándolo como una obra aislada no deja de parecerme un disco insípido, que arranca con fuerza (los tres primeros cortes me parecen los mejores) para desinflarse totalmente a medida que avanza el minutaje. Posiblemente sea la decepción musical más grande que he experimentado en lo que llevamos de año.

Lo cual no es impedimento para que a otros les haya gustado, por supuesto.