lunes, julio 28, 2008

"Mi kung fu es más fuerte que el tuyo..."

(Perdonad el título chorra de la entrada, pero siempre había querido decir esa frase. Y ahora, al grano).


Las películas animadas de Dreamworks suelen darme mala espina. Salvo “Shrek” y su primera secuela (la tercera resultó una gran decepción), el resto se me han antojado siempre muy poco interesantes. Pese a lo mucho que me gusta el cine de animación, hay pelis como “Madagascar” o “El espantatiburones” que no llaman en absoluto mi atención. Quizás sea porque su estética me resulta hortera, porque la calidad de la animación no está a la altura (a la altura de Pixar, quiero decir) o porque los trailers son rematadamente sosos.

Sea como fuere, servidor iba a ver “Kung Fu Panda” con curiosidad pero, al tiempo, con unas expectativas bastante discretas.

Fue una sorpresa, por tanto, descubrir que a los cinco minutos de metraje (esa maravillosa escena de introducción realizada en las tradicionales 2-D), la película de John Stevenson y Mark Osborne me había ganado completamente para la causa.

“Kung Fu Panda” es una película que consigue fintar con elegancia sus múltiples limitaciones. La animación sigue sin estar al nivel que continuamente demuestran (y continúan mejorando) los tipos de Pixar. Pese a haberse estrenado años después, sigue un par de puntos por debajo del trabajo técnico que pudimos disfrutar en, por ejemplo, “Los Increíbles”. Por otro lado, su argumento es previsible y tópico, de una linealidad total. La evolución de los personajes es la obvia y esperada. Es, en resumen, una actualización en clave zoológica de las viejas películas del género, en las que el profano del kung fu debe descubrir su fuerza interior y dominar las artes marciales para salvar a la familia, escuela o aldea de turno. En este caso, el profano en cuestión es Po, un oso panda regordete y torpe que es además un auténtico friki de las artes marciales (posee incluso las figuritas articuladas de “los Cinco Furiosos”, a la manera de cualquier coleccionista de merchandising de “Star Wars” o “Evangelion”) y que trabaja en el restaurante de fideos de su padre. Pese a que su progenitor está convencido de que el destino de Po es heredar el negocio familiar y dedicar su vida a la venta del fideo, Po siempre ha sentido que su camino está en la senda del kung fu y bla bla bla… A estas alturas deduzco que ya habréis adivinado cómo prosigue el asunto.

Entonces, ¿dónde radica el acierto de “Kung Fu Panda”? La respuesta es sencillísima: se trata de una de las pelis de animación 3-D más divertidas de cuántas se han estrenado en los últimos años. Te hace reír a carcajadas, te hace vibrar con unas secuencias de acción fantásticamente coreografiadas e, incluso, alcanza ciertas cotas de lirismo en los momentos más puramente zen (merced al impagable maestro galápago). No hay ni un solo concepto nuevo en este “Kung Fu Panda”, pero todas las viejas ideas lucen impecablemente. Y continúan funcionando tan bien como el primer día. Quizás por eso sea la mejor película de animación jamás surgida de los estudios Dreamworks.
Pero quizás, también por lo mismo, no consiga pasar a la historia. O tal vez sea porque pronto llegará a nuestras pantallas cierto robot recogedor de basura que…

7 comentarios:

villaviciosin dijo...

Saludos!
De esta peli ya hablamos en persona, pero ya que veo esta entrada en el blog dejaré mi opinión para la posteridad, para cuando sea una autoridad en el mundo de la animación. Es una película muy entretenida con la pega de que la historia está muy manida. Como bien comentas, aunque te sepas de memoria cómo va a funcionar la historia, lo compensa siendo una peli divertida y llena de acción. Ahora bien, los personajes de los 5 furiosos, quitando la Tigresa, no están ni siquiera presentados. No sabemos su origen, y su aportación en la acción de la cinta no es muy grande. Por otro lado, en algunas secuencias de acción se abusa de la cámara lenta. En otras el movimiento es muy rápido y casi no se ve lo que pasa, pero es que estamos en una peli de acción y creo que perdería si se recrease más.
De todas maneras peli recomendable.
Por cierto, feliz cumpleaños con retraso, mental por mi parte por no felicitarte en la fecha correcta.
Un abrazo y a la conquista de Europa

Jero dijo...

Los 5 furiosos (salvo la tigresa, como bien dices) representan los estilos del kung fu y poquito más, es cierto, pero creo que realmente están ahí para hacer bulto, sin que esto sea necesariamente malo. Dan la idea de que Po convive con otros aprendices de kung fu y además aportan algunos gags bastante buenos. Más allá de eso, nada. Pero a mí, por ejemplo, no me molestó en absoluto que no se profundizase más en ellos. Además, si es cierto que "Kung Fu Panda" va a ser una saga de películas, quizás cada uno tenga su momento más adelante, ¿no?

Las escenas de acción, en lo que a mí respecta, chapeau; aunque es verdad que a veces se utiliza la cámara lenta para distraer al espectador, como recurso facilón.

Con todo, sigue siendo una de las pelis que mejor rato me han hecho pasar (en el sentido más estrictamente lúdico) este año en cines. A falta de ver, eso sí, algunos de los auténticos pesos pesados de la temporada (véase "Hellboy 2", "Wall-E" o la esperadísima "The Dark Knight").

Gracias por la felicitación (nunca es tarde si la dicha es buena, que se suele decir) y ya te contaré qué tal por tierras francófonas...

¡Un abrazo!

emma dijo...

Kung Fu Panda es la ostia !!! Me lo he pasado genial viéndola, y he llorao mucho :'( La historia del maestro y del alumno que se ha vuelto malo es una temática que me gusta mucho. La escena de la lucha por una bola de comida entre Po y Shifu me ha encantado.

Eso si, no he visto la peli en castellano sino en VO, Jack Black le dá mucha credibilidad al personaje y Dustin Hoffman de Shifu también está muy bien. Tengo que verla en la lengua de Cervantes... a ver como queda.

Enfin, una peli genial con todos los topicazos de las pelis de comedia kung fu cuyo resultado por fin eleva el nivel de Dreamworks.
Y ahora, a por Wally !

Jero dijo...

Emma: Qué lujo lo de tener toda la catelera en V.O. Es una de las cosas que más echo de menos de vivir en Francia (bueno, hay muchas, usted entre ellas, señorita). Curiosamente quien pone voz al malo de la peli (el puma de las nieves) es Ian McShane, el protagonista de "Deadwood", de la que hablo unas entradas más abajo. El doblaje en castellano me daba un poco de miedo (Flo poniendo voz a Po) pero al final me ha gustado bastante. Y veo que sigues tan llorona como siempre con las pelis,jajajaja (aún recuerdo aquel "un padre al que se le muere un hijo sigue siendo lo más triste que hay, aunque sea en una peli de Harry Potter"...)
¡Besos!

Jero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Saludos,
Solo me pasaba a saludar y agradecerte el comentario. ire a verla sin falta.
Nos leemos.

Chris Blair

Jero dijo...

Gracias a ti por pasarte por aquí, amigo Chris. Un saludo y espero que te guste.