jueves, mayo 05, 2011

El esperado regreso de Vetusta Morla

"Voy a hacer en tu honor
inventarios de pánico..."

("El hombre del saco", Vetusta Morla)

-

Han querido los hados que este mes de mayo vean la luz las continuaciones de tres discos de sendos músicos/grupos españoles que me alegraron la vida en el año 2008. En los próximos días, si todo va bien, tendremos noticia de los nuevos trabajos de Extremoduro y Russian Red. La segunda se quedó fuera de mi top 10 musical de 2008 por muy poquito con su disco “I love your glasses”, mientras que Iniesta (Roberto, que no el dulce Andrés) y los suyos se quedaron a las puertas del número 1, por un pelo, con el admirable “La ley innata”.


“Un día en el mundo”, carta de presentación de la banda de rock madrileña Vetusta Morla, fue mi disco preferido aquel año. También fue uno de mis álbumes favoritos de la pasada década. Y luego, en perspectiva, uno de los mejores debuts de los que he tenido constancia y uno mis discos nacionales favoritos de todos los tiempos. Casi nada, vamos. Descubrí el grupo por recomendación de mi cousin Mike (que en realidad no se llama Mike, pero así son las cosas entre primos) cuando aún no habían dado el pelotazo, y me pasé los meses siguientes promoviendo el boca-oreja entre mis conocidos. En cierto modo, me siento un poco (aunque muy poco) partícipe del éxito que Vetusta Morla alcanzó a lo largo del año siguiente, recibiendo premios, elogios de la prensa especializada y las primeras críticas amargas por parte de la modernez hipster que los acusaba de vendidos y falsos indies (porque nadie debería aspirar a triunfar con su primer disco y renunciar así a una vida en la más desoladora pero atractivamente bohemia mendicidad...)


Tres conciertos, entre diciembre de 2008 y agosto de 2009, vinieron a confirmarme que el directo de Vetusta Morla era uno de los más precisos, entregados y divertidos del actual panorama musical patrio, y terminaron por consolidar el flechazo: me convertí en la groupie loca de una banda con sólo un LP, un puñado de demos y un EP ("Mira") en su haber. Sin duda, el segundo larga duración sería una durísima prueba de fuego, escrutada con lupa por público y crítica, que confirmaría a Vetusta Morla como “el grupo español que hay que escuchar” o lo hundiría en los lodos del efecto “el primero era mejor”. Mientras se gestaba, otros grupos intentaron cubrir el hueco dejado por los vetustos, buscando la aceptación del mismo nicho de mercado con fórmulas parecidas. Tal vez no sea lícito hablar de imitadores, teniendo en cuenta que precursores de Vetusta Morla como Standstill o Love of Lesbian ya mandaban en el indie rock nacional antes de la irrupción de los de Tres Cantos, pero sí parece claro que existe cierta tendencia musical que se ha visto fortalecida por el éxito de "Un día en el mundo" y a la que unos cuantos no han dudado en adherirse.


El esperadísimo (al menos por mí) segundo disco de Vetusta Morla ha tardado tres años en ver la luz. Para una formación que aún no está plenamente asentada tal vez sea una maniobra arriesgada, aunque parece poco tiempo si se compara con los nueve años que tardó en concretarse el primero. “Mapas” se hizo público el pasado 3 de mayo en la web oficial del grupo, donde puede escucharse en streaming al completo. A partir de mañana (día 6) estará a la venta en formato digital, mientras que la edición física aún tardará algo más en llegar a las tiendas. Una maniobra que los acerca a Radiohead casi tanto como su música, que sigue de cerca el sonido que Yorke, Greenwood y compañía esgrimían en sus primeros discos. Incluso tienen un miembro calvo al que sólo le falta una pegatina que diga "soy el Philip Selway de Vetusta Morla" pegada en la camisa (o quizás sea el observador de "Fringe"...)


“Mapas” se abre con la bellísima “Los días raros”, donde se hace patente la principal novedad en el sonido de la banda: se pierde la inmediatez que caracterizaba a “Un día en el mundo” para ganar en densidad sonora. Esto no es necesariamente bueno, pues precisamente una de las mayores virtudes del debut era su capacidad para enganchar a la primera a casi cualquier tipo de oyente, desde admiradores de Jeff Buckley hasta fans chillonas de Pereza. “Los días raros” es uno de los puntos álgidos del álbum, quizás el corte más rotundo, que culmina con un crescendo plagado de lirismo, redobles épicos de percusión y profusión de coros, cercano en intenciones a los canadienses Arcade Fire y sucedáneos.

Le siguen “Lo que te hace grande” y “En el río”: la primera, un medio tiempo que tras una escéptica primera escucha ha ido creciendo exponencialmente en cada nueva revisión hasta ganarme totalmente; la segunda, filtrada semanas antes como (idóneo) adelanto, es enérgica y terriblemente adictiva pese a una letra algo críptica. Una de las grandes carencias del grupo, en mi nada modesta pero siempre discutible opinión, es la sensación de que la parte literaria de sus canciones es, en el fondo, un batiburrillo de palabras grandilocuentes y referencias culturetas sin demasiada coherencia. Para que luego digan de Bunbury...

“Baldosas amarillas” es la “Copenhague” (una de las composiciones más bonitas de “Un día en el mundo”) de “Mapas”. Ocupa también la cuarta pista del álbum y posee un doble estribillo que se queda grabado a fuego en la memoria y que, seguro, será coreado de forma entusiasta por el público en futuros shows en vivo.


“Boca en la tierra” es uno de los temas ya conocidos que la banda ha recuperado para darle una oportunidad en el estudio. El otro es “Maldita dulzura”, que desgraciadamente pierde parte de la fuerza que ya en directo la había convertido en una de mis composiciones favoritas de los vetustos. Se ha quedado fuera "Los buenos", otra canción que a mí personalmente me gusta mucho y que tendrá que esperar a una futura ocasión para ser grabada en condiciones en estudio.

“El hombre del saco” es el corte más inmediato del conjunto. Tiene ritmo, una percusión hipnótica y un estribillo altamente pegadizo, convirtiéndose en candidato perfecto para un futurible segundo single (el primero será, al parecer, “Lo que te hace grande”, cuyo vídeo-clip saldrá a la luz en breve). Sin duda, uno de mis momentos favoritos de "Mapas".

“Cenas ajenas” es la canción que más claramente me recuerda a Radiohead. Tanto, que incluso podríamos hablar de plagio; no de una melodía concreta, pero sí de un sonido absolutamente característico. Las guitarras alla Greenwood dirigen una composición donde el vocalista Pucho, al más puro estilo Thom Yorke, borda el falsete una vez más (su particular voz, que a nadie deja indiferente, es una de las marcas de identidad de la banda) y que da paso al tema titular del disco, un “Mapas” que mira sin disimulo a Interpol o Editors para convertirse en el equivalente a “La cuadratura del círculo” del nuevo disco.


El suave piano de “Canción de vuelta” equilibra el balance rápido-lento que casi a la misma altura de “Un día en el mundo” imponía “Año nuevo”, demostrando que ambos discos tienen una estructura muy semejante, minimizando la capacidad de sorpresa del oyente. La sensación general que a estas alturas planea sobre “Mapas” es que se trata de un “si-algo-no-está-roto-no-hay-necesidad-de-arreglarlo” respecto al álbum de debut. Sensación que “Escudo humano”, que juega sobre seguro con un estribillo pegadizo y un gran acompañamiento de percusión marca de la casa, no pretende discutir.

Y así llegamos al último corte, “Mi suerte”, otro cierre sosegado (como lo era “Al respirar”) que pone punto y final a un pepinazo de álbum que, no obstante, se ve ligeramente ensombrecido por la ¿injusta? pero ¿inevitable? comparación con su imbatible predecesor. “Un día en el mundo” puso el listón en la estratosfera. Un listón que “Mapas” defiende sin grandes sorpresas ni decepciones, quizás del modo menos valiente (el que no arriesga, el continuista) pero con indiscutible buen resultado. Ahora resta comprobar cómo lo trata el paso del tiempo, que es quien habitualmente concede a cada disco su merecido lugar en la trayectoria de una banda de rock. Yo, por lo de pronto, vuelvo a darle al play para regalarme otra feliz escucha.

La portada, eso sí, me parece más fea que pegarle a un padre con un calcetín sudado...


P.D.: el texto puesto en boca de Plasta no es de mi autoría. Lo escribió un comentarista de Jenesaispop, El hombre del antero, en esta entrada. Creo que define muy bien el espíritu crítico "objetivo" de mi mandril gafapasta...

24 comentarios:

Laura :) dijo...

Es curioso pero respecto a "Baldosas amarillas" tengo que admitir que pensé lo mismo que escribes, es un "Copenhague"... ;P
En general a mi me ha parecido que este disco podría situarse de forma paralela al anterior en cuanto a ritmo y sonido, pues no hay demasiadas innovaciones o sorpresas. Peeeerooo... a mi me gusta jijiji XD
En cuanto a la portada... es que se la tenían que haber encargado a Rosi jajajaja

charlie furilo dijo...

¿Pero ya te lo has escuchado, tío?
Joder, ni siquiera me ha dado tiempo a descargarlo... De todos modos, si te ha gustado, creo que también me molará.

Kin G. Haro dijo...

Sabia que el disco estaria en breve disponible, pero no sabia que ya estaba colgado en su web.

Lo escucho y despues te doy mi opinion.

Para mi UN dia en el Mundo tambien es un disco imprescindible y aun lo escucho mucho tanto en casa, como en el iphone y en el coche.

Hace poco unos amigos que vinieron a cenar a casa me llamaron gafapasta por tenerlo (original of course) y me he reido mucho al ver al mono de las narices.

NOTA: LLEVO GAFAS, PERO NO SON DE PASTA, AUNQUE ULTIMAMENTE ME ESTOY TRAGANDO CIERTAS LECTURAS QUE BIEN ME PODRIAN ACERCAR A ELLO (VEASE JODOROSKY, como se escriba, Y OTROS.

Un saludo

tenenbaum dijo...

Sólo lo he escuchado una vez por el momento, pero suscribo casi todo lo que dices sobre "Mapas". Lo peor, la portada (tampoco es que la de su debut fuese gloria bendita, pero está es peor incluso) y que se le vaya a comparar con su debut, no ya porque sean distintos, sino porque el otro les llevó casi 10 años entre hacer y rehacer canciones y este "sólo" 3. Las críticas les seguirán cayendo (si la envidia fuera tiña en este país...), pero van a petarlo de nuevo, estoy seguro. Y pocos grupos mantienen el nivel de independientes de VM (que todos van de indies y luego firman con Sony, BMG o vete tú a saber). Ganas había ya de escucharles.

Jero dijo...

Laurita: a mí también me gusta. Y mucho. Pero el hecho de no haber intentado llevar su música un paso más allá hará que les lluevan palos; más aún sabiendo que hay gente que estaba ansiosa porque saliese el disco sólo para poder despellejarlo a gusto. Hay mucho "hater" suelto por ahí... Si le hubiesen encargado la portada a Rosi otro gallo hubiera cantado :D

Charlie: lo he escuchado al menos una docena de veces. Es lo que tiene llevar tres días de curro nocturno ante el ordenador, que permite muchas horas de música sin distracciones. Teniendo en cuenta que el primero te había gustado tanto coomo a mí (bueno, no sé, mira que a mí me gustó mucho, jajaja), yo creo que con este no habrá fallo ;)

Kin: qué curioso, ¿no? Tus amigos te llaman gafapasta por escuchar a Vetusta Morlay los gafapastas "oficiales" te llamarían comercialote por lo mismo sin dudarlo, jajaja. Yo también tengo "Un día en el mundo" original, y éste también caerá más tarde o más temprano (a ver cuándo anuncian la edición física). Mis gafas sí son de pasta (de hecho, son las que lleva Plasta en el dibujo... porque Plasta tiene mucho de mí mismo, aunque a veces no lo parezca, jejeje). Pero yo nunca he creído realmente en eso del "gafapastismo". Creo que sólo existen las cosas que te gustan y las que no. Y más allá de la pose de cultureta para ligar en un pub donde pinchan música tecno islandesa para ser más guays que nadie, si uno es honesto se dará cuenta de que hay muchas cosas "indies" que molan y muchísimas que apestan, y también un montón de cosas comerciales que son un truño y que otras que le hacen a uno feliz. Te lo dice un tío que se ha visto "Transformers" una docena de veces, jajaja...

Tenenbaum: lo de no verlos como independientes es algo que se me escapa. Precisamente estos tipos tienen control total sobre su trabajo porque editan ellos mismos sus discos. Que digo yo que más "indie" que eso no se puede ser, ¿no? Si no hubieran arrasado con "Un día en el mundo", muchos (no digo todos) de los que ahora despotrican contra ellos se declararían fans hasta el tuétano y podrían mirar al resto del mundo por encima del hombro con esa actitud condescendiente de "me gusta un grupo genial, de aquí de Madrid, que no conoce ni Cristo: estoy en lo más alto de la pirámide cultural de la sociedad occidental". A Love of Lesbian les ha pasado algo parecido: "Maniobras de escapismo" era lo más de lo más y resulta que "1999" ya no mola; se han hecho mainstream porque sus vídeos salen en KissTV... Y si Van Gogh se hubiese forrado en vida su "Noche estrellada" sería un churro, no te fastidia...

Jero dijo...

La gran pregunta es, ¿por qué alguien se molestaría en crear algo como ESTO? Porque, vamos, a mí no me gusta Delfín hasta el Fin, pero ni loco dedico mi tiempo a crear un perfil de facebook para despotricar sobre él... O la gente tiene mucho tiempo libre o folla muy poco. O ambas cosas.

Fran G. Lara dijo...

Te contestaré aquí. La verdad es que ha tenido gracia. Esta mañana, en el metro camino de la emisora iba escribiendo mi reseña del disco. Me he quedado a mitad y durante el programa he entrado en internet y he visto que tú ya habías colgado tu crítica. He ido leyéndola a saltos y un par de veces casi me pilla en babia el final de la publicidad. Luego en el viaje de vuelta he acabado de escribir mi articulillo y lo he colgado al llegar a casa. Así que no sé hasta qué punto me habrá influído la lectura del tuyo. Creo que ya tenía una opinión más o menos formada, aunque en la primera escucha no era tan favorable.

Anónimo dijo...

El nombre "Jodorowsky", ¿no suena muy mal? A mí siempre me lo pareció, vamos.

Anónimo dijo...

Hablando de los Vetusta, hace tiempo leí esto que, aun no estando de acuerdo con todo, y coincidiendo en mucho con tu artículo, creo que no está mal traído:
http://lo-dice-diana-aller.blogspot.com/2009/07/vetusta-morla-el-triunfo-de-la.html

Jero dijo...

Fran: no quiera Kirby que hundas tu programa por leer una entrada mía, jajaja. Qué alegría, ya soy un generador de opinión. De aquí a rivalizar con los modernetes de Pitchfork no hay nada... Ahora en serio: al contrario que "Un día en el mundo", que ya a la primera escucha dejaba bastante claro su calidad, "Mapas" requiere de la reescucha para ser justamente valorado. A mí el primer contacto me dejó algo más frío de lo que eperaba (ya sabes que aguardaba este disco con mucha ilusión), pero las sucesivas revisiones lo han ido aupando al lugar que (creo que) merece. Canciones como "Lo que te hace grande", "Boca en la tierra" o "Escudo humano", que a priori no eran de mis favoritas, ya me han ganado completamente.

Anónimo: si crees que "Jodorowsky" suena mal, prueba a leer alguno de sus tebeos. Mucho "Jodo-" y poco "-rowsky" para mi gusto :P Aunque sus Metabarones molaban un puñao. Sobre el enlace (porque eres el mismo Anónimo, ¿no?): como entrada me parece muy divertida, y además está bien escrita. No estoy muy de acuerdo en lo del nombre (si le ponen "Atreyu" a un detergente yo me lo compro, que "La historia interminable" es una debilidad; el libro, se entiende). En lo otro, lo de la imagen del grupo, pues tiene bastante razón: no tienen nada relativamente llamativo. Unos tíos bastante normales. Por desgracia/suerte, se equivoca en lo musical. Yo creo que los vetustos triunfan porque gustan mucho a mucha gente. A algunos eso les parece un sinónimo de mediocridad (ya se sabe, "ocho mil millones de moscas no pueden estar equivocadas"), pero también podría entenderse como un "no todo está perdido: a veces el talento sí llega al gran público". Lo que sí me inquieta son los comentarios de los "talifanes" de Vetusta Morla que no saben entender la entrada con humor y sin sentirse ofendidos. ¿Que a la chica no le gusta el grupo? Pues peor para ella. Pero eso no le resta chispa al texto...

Javi dijo...

No es por nada, pero la tal Diana Aller tuvo un grupo en lo noventa, "Meteosat", del que mejor no acordarse...

Jero dijo...

Javi: he escuchado por curiosidad "Rescate espacial en Alfa Centauro" y opino más o menos lo mismo que de la entrada de Diana Aller sobre los Vetustos: tiene su gracia si no te la tomas ni remotamente en serio. ¿Escuchar un disco? No, gracias.

Gracias por el comentario.

juselito dijo...

Yo lo he escuchado 2 veces,y me parece que este disco es de los que van a necesitar ser oidos muchas veces para cogerle el gustillo.Aunque de momento la canción que más me ha gustado ha sido "los días raros".
Ademas de parecerse a Radiohead e Interpol,añadiría yo a Starsailor.
Por cierto,muy bueno lo del calvo de Fringe!!jajajaja

Jero dijo...

Juselito: no conozco mucho a Starsailor, sólo el último disco, "All the plans", que en su momento me pareció bastante majo. Descubro ahora, mirando la wiki, que tienen varios álbumes más a sus espaldas, así que es posible que los anteriores se parezcan más a lo que hace ahora Vetusta Morla... Mi consejo es que sigas escuchando "Mapas": no hace más que mejorar :)

Fran G. Lara dijo...

Starsailor son una banda de la segunda generación del britpop, la que nació al rebufo de OK Computer y Jeff Buckley (o sea, Coldplay, Travis... Es una categoría que me he inventado yo. La primera generación es la que nace siguiendo a Oasis y Blur, es decir, Hurricane #1, Embrace...). Su primer disco, Love Is Here, es de 2001 y contenía media docena de singles muy interesantes. Luego fueron cada vez a menos.

Jero dijo...

Gracias por la info, Fran. Intentaré hacerle un hueco a ese "Love is here" entre mis próximos discos a escuchar. "All the plans" no estaba mal (aunque había mucho desajuste entre los singles y el resto, que se percibía, o a mí me lo pareció, mero relleno) y si dices que éste es más apreciable no dudo que merecerá la pena.

Fran G. Lara dijo...

Fíjate que lo que he dicho es que "tenía unos singles bastante interesantes". Un caso parecido a Keane.

juselito dijo...

Fran!!no me compares a Keane con Starsailor!!sacrilegio!!
Jero:la fiebre que te pasa a ti con Vetusta,me sucedió no hace mucho tiempo a mi también con The Sunday Drivers,donde tocaban ellos,allí estaba yo,en fin,agua pasada...

juselito dijo...

por cierto,Jero y Fran echadles un vistazo al cartel del "territorios Sevilla" de este año, a ver que os parece.

Jero dijo...

Juselito: con el follón de la caída de Blogger se me habían pasado estos últimos comentarios tuyos. No sé muy bien por qué, pero los Sunday Drivers nunca llegaron a conectar conmigo. De todos modos, me sorprendió su disolución, porque no llevaban tanto tiempo publicando álbumes, ¿no? Mirando el cartel del Territorios Sevilla, además de a los vetustos me interesaría ver a otros grupos/artistas como The New Raemon, Klaxons, Tote King, The Divine Comedy y Russian Red (aunque a esta última ya la vi en su anterior gira). Pena que Sevilla me caiga tan lejos y que mi bolsillo no pase por su mejor momento, jejeje...

Fran G. Lara dijo...

El cantante de The Sunday Drivers está grabando en solitario. De hecho comenzó una recaudación por internet para financiar el disco y consiguió dinero de sobra en un solo día. El resto de la banda se han unido al vocalista de Underwater Tea Party y han publicado su primer disco como Mucho. En El País de los Sueños versión radiofónica suenan bastante.

Jero dijo...

Había leído lo de la colecta de Jero (yo no, el cantante de Sunday Drivers) para sacar su nuevo disco. Lo de Mucho no lo sabía, pero sí que sonaba en tu programa...

Fran G. Lara dijo...

Se puso como meta 12.000 € a través de su web en 40 días. Ha conseguido 14.000 en 24 horas. Y mucho suenan genial, pégales un oidazo. En el programa he pinchado un par de canciones, pero pienso tener en lista prácticamente el LP entero. Salvando las distancias, algo similar a lo que me pasa con Mapas... Y tantos otros. Últimamente las bandas españolas están en mejor momento de forma que lo que viene de fuera.

juselito dijo...

Yo también había escuchado lo de la colecta a cambio por lo visto de algunos favores,como sacar el nombre de los que han colaborado en el disco,darles copias firmadas y únicas para ellos,y cosas así.
Lo del Grupo "Mucho" lo había leido en tu blog Fran,pero no sabía que fuera el resto de integrantes de The Sunday Drivers.
Habrá que escuchar a los dos por separados.Ya os contaré.