viernes, enero 28, 2011

Mangum el ermitaño

“The only girl I've ever loved
Was born with roses in her eyes
But then they buried her alive
One evening 1945
With just her sister at her side
And only weeks before the guns
All came and rained on everyone
Now she's a little boy in Spain
Playing pianos filled with flames
On empty rings around the sun
All sing to say my dream has come
(...)”
.
.
La historia de la música está llena de héroes olvidados. Grupos que florecieron y se marchitaron a velocidades fugaces, discografías formadas por un solo álbum que jamás logró encontrar continuación y músicos sin ganas de publicar. Este último parece ser el caso de Jeff Mangum, al que descubrí hace apenas unos días gracias a su antigua banda Neutral Milk Hotel, con la cual publicó sólo dos álbumes de estudio: “On Avery Island” (1996) e “In the Aeroplane Over the Sea” (1998).
.
El segundo, que es el que más he escuchado de los dos, es todo aquello a lo que un disco de indie rock debería aspirar. Melodías que atrapan desde el primer segundo, defendidas con un registro sonoro que abarca desde la desnudez unplugged de “Two-headed boy” (que bien podría ser una grabación casera de Belle & Sebastian) hasta el crescendo épico instrumental de “Ghost” (que parece salida del último LP de Elvis Perkins), pasando por la distorsión guitarrera de un trallazo pop como “Holland, 1945” (al nivel de un greatest hits de R.E.M.), al que pertenecen los versos que encabezan esta entrada. Todas ellas (salvo la instrumental “Fool”) interpretadas en compañía de la voz cercana de Mangum (con un deje a la de Ian Anderson), quien además se encarga de tocar guitarra, bajo y órgano y de firmar unas letras poéticas, surrealistas y rematadamente bizarras (el recuento de cadáveres asciende en “Oh Comely” hasta los 3 dígitos).
.
El disco supuso el mayor éxito de ventas de la discográfica Merge Records hasta la aparición del “Funeral” de Arcade Fire (el propio Win Butler confesó su admiración hacia Neutral Milk Hotel como principal motivo para fichar por el sello), haciendo flaquear las fuerzas de Mangum ante la presión pública y las altas expectativas creadas en torno a su música, llevándolo a adoptar a partir de entonces una vida de ermitaño alejada de los focos y los titulares.
.
Y así, sin más, desapareció Neutral Milk Hotel. Fin de la historia.

5 comentarios:

Fran G. Lara dijo...

Nope. Por lo que yo sé Mr. Mangum ha seguido actuando en directo y colando cancioncitas aquí y allá, cada vez más desviado hacia el folk, seguramente en sintonía con su colega de Hotel Jeremy Barnes, quien luego formó A Hawk and a Hacksaw, otro grupete que tampoco está mal. En plan Beirut y DeVotchKa.

Jero dijo...

Uh, pues creo que tienes razón. Leo en la Wiki que, terminada la aventura de Neutral Milk Hotel, Mangum sacó un álbum de estudio en 2001 (dedicado al folk ¿búlgaro?), hizo un par de colaboraciones y ha dado algunos mini-conciertos acústicos... Con todo, tampoco es que esté llevando una vidorra de mega-estrella y publicando discos regularmente, cuando "In the Areoplane Over the Sea" vaticinaba un carrerón en el circuito del indie rock.

Me anoto esos A Hawk and a Hacksaw, que los referentes con quienes los comparas me gustan bastante.

Fran G. Lara dijo...

Jajaja! Carrerón en el indie rock? Vidorra de mega-estrella? Vamos, hombre, que no estás hablando de U2...

Jero dijo...

Piensa en el carrerón y la vida de mega-estrella que se tienen que estar pegando Win Butler, Thom Yorke o Sufjan Stevens, que tampoco se mueven en unas coordenadas tan distintas a las de Neutral Milk Hotel. Vale que no son Bono o Keith Richards, pero yo creo que de pasta y celebridad van más que servidos, ¿no? Y no, no tengo ni idea de cuánto ganan estos músicos. Igual son todos unos muertos de hambre que tocan por amor al arte...

Fran G. Lara dijo...

Sabía que me ibas a nombrar a Arcade Fire. Por lo que he leído, ahora Butler y los suyos es cuando empiezan a saborear las mieles de la fama, si se me permite una frase hecha. En el caso de Neutral Milk Hotel yo no dejaría el trabajo de día, por si acaso.