miércoles, enero 06, 2010

Top 10: mis discos favoritos de 2009

Ya sabéis cómo va esto: se acaba el año, llega enero y los rankings de “lo mejor del 2009” proliferan como esponjosas setas sobre nutritivo lecho de mierda. Hacer listas no es precisamente una de las actividades más útiles del mundo, pero a mí me divierte que te cagas, que es básicamente de lo que va todo esto.

Hay que tener muy en cuenta que lo que uno lee/ve/escucha a lo largo de un año no es, desde luego, ni una centésima parte de lo que se edita o publica y que, en los meses (o años) siguientes, servidor descubrirá pelis, discos o comics fechados en 2009 que terminarán gustándome más que algunos de los que puedan integrar una lista de este tipo a día de hoy. Conociendo dichas limitaciones, y a sabiendas de que toda lista de preferencias está inevitablemente predestinada a mutar con el tiempo, arranca aquí la trilogía de entradas con mis obras favoritas del pasado año. Y lo hace con mis 10 discos del 2009.

No creo que esta lista sea especialmente representativa de la música aparecida en los últimos 12 meses porque, siendo totalmente honesto, durante el 2009 no he estado muy al día de lo que se cocía en el mundillo. De todos modos, he aquí mis preferencias en orden de creciente importancia (para darle más chicha al asunto):


10- Them Crooked Vultures - Them Crooked Vultures


La superbanda formada por Josh Homme (Queens of the Stone Age), Dave Grohl (ex-miembro de Nirvana y fundador de los Foo Fighters) y John Paul Jones (Led Zeppelín) debuta con un álbum homónimo que sabe al mejor rock de la Edad de Piedra: sólido, magnético, auténtico. Del que no se escucha a diario. Ahora dicen que esto es sólo el principio, y yo me froto las patitas cual mosca de la fruta.

-

9- The Pains of Being Pure at Heart - The Pains of Being Pure at Heart


La prensa musical de todo el mundo parece haberse puesto a los pies de los Pains of Lolailo (así los llaman en Hipersónica y a mí se me ha pegado). No es para menos: su retrato agridulce de la adolescencia casa a la perfección con una pegadiza fórmula de pop-rock que no inventa nada pero que tampoco lo necesita. No es el debut del año (ver puesto 3), pero bien podría haberlo sido. Si no me creéis, escuchad “Young adult friction” o “Contender” y uniros a su legión de fans.

-

8- Give Me Fire - Mando Diao


Nunca me hubiera planteado que los habitantes de Suecia pudiesen desenvolverse tan bien con el retro-soul hasta que los fulanos de Mando Diao me dieron (¡zas!) en toda la boca con su disco “Give me fire”. En temas como “Dance with somebody”, “Gloria” o “Maybe just sad” consiguen combinar el feeling de Eric Burdon o Tom Jones con el espíritu incendiario de Franz Ferdinand y el ritmo contagioso de la Motown sonando a medio camino entre 1969 y 2009. Es decir: ¡wow!

-

7- Wolfgang Amadeus Phoenix – Phoenix



Aunque ya llevaban unos años alegrando los oídos del personal, yo descubrí a los franceses Phoenix con este disco corto pero intenso, que sabe ponerse alegremente pop (en temas como “Lisztomania” o “1901”) o densamente electrónico (la espectacular suite semi-instrumental “Love like a sunset”) con el mismo desparpajo. Un álbum tan bueno que casi (casi) consigue que el título no suene a tremenda boutade.

-

6- The Crying Light - Antony & the Johnsons


Ay, Antony, Antony. Si el sentimiento fuera dinero, tú serías el heredero a tres bandas de la fortuna de Bill Gates, Amancio Ortega y el sultán de Brunei. El Sr. Hegarty consigue, tras su exitosísimo (a todos los niveles) “I’m a bird now”, ponerme los pelos como escarpias con todos y cada uno de los temas que componen este nuevo LP. Si es que hasta la portada es pura poesía, carajo. Abstenerse transexuales deprimidos y mujeres en pleno proceso menstrual. Advertidos quedan.

-

5- Elvis Perkins in Dearland - Elvis Perkins


Me encanta cómo suena el folk oscuro e irónico de Elvis Perkins. También me gusta su particular sentido del humor; ése que le permite cantarle al fin del mundo en “Doomsday” con aires festivos, de auténtica verbena, o despedirse como un caballero afirmando que “...una vez fuimos felices tú y yo / cuando estábamos tristes...” Es lo que tiene ser el hijo de Norman Bates, supongo.

-

4- Merryweather Post-Pabillion - Animal Collective


La locura psicodélica de Animal Collective se solidifica (y se vuelve algo más asequible para el oído no entrenado, como el mío) en su último larga duración, en el que bombas musicales como “My girls” o “Summertime clothes” nos convencen de que, loado sea Kirby, otro pop es posible. Seguro que puesto de ácido mola mucho más.

-

3- XX - The XX


En lo que a mí respecta, la gran sorpresa musical del año ha sido el increíble debut de cuatro jovenzuelos ingleses que responden al nombre de The XX. Sospecho que la fórmula de su minimalista pop íntimo dialogado no soportará nuevos LP’s sin cambios profundos de estilo (tienen todos mis votos para un segundo álbum decepcionante) pero, ciñéndonos al presente, “XX” es un merecido bronce para esta cosecha anual. Para muestra de su innegable acierto, el single “Crystalised”. Dice mi iTunes que ya lo he escuchado 117 veces, y yo me lo creo.

-

2- Octahedron – The Mars Volta


The Mars Volta es uno de mis grupos actuales favoritos, pero reconozco que a veces su música puede ser algo durilla en las primeras escuchas (no hace falta más que asomarse a “The Bedlam in Goliath” para comprobarlo). Sin embargo, su último álbum hasta la fecha, “Octahedron”, no sólo es el más accesible de toda su discografía, sino también el que más incita a la revisión. Acústico en su concepción (pero tan eléctrico como uno pueda esperarse del virtuoso guitarrista Omar Rodríguez-López) y menos punk y más progresivo que sus anteriores trabajos, el quinto largo de The Mars Volta contiene temas tan redondos como “Since we’ve been wrong”, “Cotopaxi” o “Desperate graves” (sorry, no he encontrado un video de calidad). Más que suficiente para encaramarse hasta el número 2 de este top.

-

1- The Resistance - Muse


Supongo que no es ninguna sorpresa. Para un talibán de la Iglesia de San Matthew Bellamy como yo, cualquier nuevo trabajo de Muse está abocado, salvo debacle, a auparse a lo más alto de mis preferencias. Sé que me pierde la pasión en casi todo lo relativo al trío de Teignmouth, pero lo cierto es que, sin ser su mejor álbum, “The Resistance” contiene algunos de los temas que han marcado a fuego mi segundo semestre del 2009. “Resistance”, “United States of Eurasia”, “Unnatural selection” o “I belong to you” han sonado miles de veces en mi habitación (tanto en la gallega como en la madrileña), en mi iPod (por la calle, en el metro, en tren, en bus o en avión) y, más importante si cabe, en el Palacio de Deportes de Madrid, la noche del 28 de noviembre. ¿El disco del año? Matthew lo tenía muy claro: “we will be victorius!”

-

Se han quedado fuera, algunos por poco y otros por algo más, los nuevos trabajos de Arctic Monkeys (“Humbug”), Fito y los Fitipaldis (“Antes de que cuente diez”), Nacho Vegas (el EP “El género bobo”), Love of Lesbian (“1999”), The Yeah Yeah Yeahs (“It’s blitz”), Wolfmother (“Cosmic egg”), Alice in chains (“Black gives way to blue”), Quique González (“Daiquiri blues”), la banda sonora compuesta por Karen O para “Where the wild things are”, el debut de Passion Pit (“Manners”) o el disco de versiones multiculturales de la fundación Playing for change. Entre los trabajos que se esperaban con ilusión y han acabado (antes o después) sabiendo a poco, tres son los grandes destacados: “El incendio” de Sidonie, “Vinagre y rosas” de Joaquín Sabina y, sobre todo, el decepcionante “In this light and on this evening” de Editors.

Hasta aquí el repaso de hoy, muchachada. Cualquier día de estos le tocará al cine y a los comics. Estáis avisados.

9 comentarios:

Ѕilυiα dijo...

Jajaja... me ha encantado lo de que "proliferan como esponjosas setas sobre nutritivo lecho de mierda"...

Yo de los que has puesto me quedo lógicamente con Muse, más que nada que los otros no se ni quién son... Lo mejor de todo es que a Muse los conozco por ti :) Besos y feliz día de Reyes!

Eldi dijo...

Hola! Antes seguía tu blog pero nunca te había dejado un comentario porque siempre me había dado un poco de vergüenza... Pero hoy cuando pasaba por aquí medio sin querer y he visto que lo has reabierto, me he dicho que era hora de dejar un comentario para decirte que me encanta tu blog y que me alegro un montón de que lo hayas retomado! :)

Home de xeo dijo...

Tú y tus condenadas listas, jajaja

Algunos de los que estoy escuchando están presentes en ella, pero otros son totalmente desconocidos para mi. Tomo nota; as always.

Por cierto, ¿qué tal los reyes? Ya me contarás...

Nos han traído la Wii!!!

Jero dijo...

Silvia: me alegro de que te guste la frase ;) También de lo de Muse, por supuesto. Como apóstol de San Matthew, uno de mis cometidos es llevar su evangelio por el mundo, jajaja...

Eldi: muchas gracias por escribir, aunque se haya hecho esperar. ¡Cómo me gusta recibir elogios, jajaja! Me alegro de que te guste el blog. Yo le pongo cariño, ilusión y poca vergüenza, así que espero que nadie tenga reparos en comentar lo que se le ocurra, que aquí cualquier opinión será siempre bienvenida. Como tú ;)

Xeo: yo y mis condenadas listas, jajaja... Fíjate que si descubres algo bueno gracias a ellas igual resulta que merece la pena hacerlas, ¿eh? El de los buitres ha entrado, en parte, gracias a tu recomendación. Qué bueno lo de la Wii, ¿no? Anda que no me tengo echado risas con la máquina ésa, jejeje... En mi casa los reyes se han portado que lo flipas. Me han traído un mogollón de regalos. Uno de ellos en concreto se ha ganado entrada en el blog por méritos propios. ¡Hablamos pronto, sempai!

charlie furilo dijo...

Pues quitando los de Antony & The Johnsons, The Mars Volta y Animal Collective que no los he escuchado (y a priori no me llaman mucho la atencion), el resto de tu lista (incluso muchos de los que no han entrado) bien podrían estar en la mia, si algun dia la hago, jejeje...

Quiza no en ese orden (Muse, fijo que estará en los primeros puestos, of course) pero creo que 4 o 5 de 10, seguro que caerían...

En cuanto a las decepciones ya imaginaras que Arctic Monkeys y Editors se llevan la palma.... y el de Fito no me termina de convencer.

charlie furilo dijo...

¿"Como apóstol de San Matthew, uno de mis cometidos es llevar su evangelio por el mundo?" JA,JA,JA que grande! entonces supongo que yo también seré un apóstol de San Matthew de Teignmouth, Caballero de Cydonia, jejeje.....

Cristian dijo...

Me alegro mucho de que este Abismo haya vuelto...
...espero que no haya vuelto como otra apariencia más del Humo Negro!!

No se si "ese" disco "resisitirá" mucho en primera posición de 2009 con un poco de perspectiva histórica...

PD: Es inevitable, Sr. Pastelero, mi continua y exasperante referencia/metáfora en cada post a lost. Pero reconoce que es parte del encanto de mi intervención.
Saludos y a ver si volvemos a coincidir pronto (sin pizzas de por medio, por favor)

Sergi dijo...

Lo tuyo con Muse no tiene nombre...xD

Jero dijo...

Charlie: creo que en lo de los Arctic no nos vamos a poner de acuerdo jamás, jejeje. A mí me parece su mejor disco... Por supuesto, servidor porta con orgullo su estandarte de caballero de Cydonia, jojojo.

Cristian: lo malo de hacer una lista de lo mejor del 2009 en enero de 2010 es que de perspectiva histórica nasti de plasti. Igual dentro de un tiempo mi disco favorito de esta temporada pasada es un ladrillazo de música étnica somalí, pero hoy por hoy lo tengo bastante claro... Ya sabía yo que tú tendrías algo que objetar a mi number one de la lista. Y sí, lo tuyo con "Lost" viene a ser un poco como lo mío con Matthew...

Sergi: la palabra que buscas es amooooor (en el más heterosexual de los sentidos, of course).