sábado, enero 30, 2010

La Cotillard y poco más

Lo de “Nine”, la nueva película de Rob Marshall, tiene delito.


Por un lado, el planteamiento ya resulta bastante desnaturalizado: adaptación al cine de un musical que a su vez adapta (y traduce al inglés) una película italiana (la célebre “8 y 1/2” de Federico Fellini) con argumento disperso y muy personal… pero sigo: adaptación en la que un irlandés (Daniel Day-Lewis) hace de italiano que habla en inglés con acento italiano, una inglesa (Judi Dench) hace de francesa que habla en inglés con acento francés, una española (Penélope Cruz) hace de italiana que también habla en inglés con acento italiano y una australiana (Nicole Kidman) que hace de alguien que habla como ella misma pero con una cara de arruga pasa mal operada que incita a dudar que alguien en su sano juicio quisiera tenerla como protagonista estelar de una superproducción rodada en Roma. Porque claro, si todo sucede en Roma, ¿por qué los personajes, de nacionalidad italiana la mayoría, hablan inglés en lugar de italiano? ¿No se supone que ya están, de hecho, hablando en italiano, pero por cuestiones puramente comerciales (es decir, no meter subtítulos para su distribución USAmericana) tiran por la tangente y convierten el italiano en inglés (cosa que se hace muy a menudo en el cine y a nadie parece molestarle salvo a Mel Gibson)? Ah, pero entonces, ¿por qué siguen teniendo acento italiano pese a que es obvio que, aunque nosotros oigamos inglés, ellos hablan, en efecto, en italiano?


Claro que estas menudencias no son suficientes para cargarse una película por sí solas. Para eso haría falta, además, que la mayor parte del reparto estuviese infumable, que los números musicales fuesen un auténtico exceso de lo hortera y kitsch (con canciones sin garra, para más inri) y que el argumento, en definitiva, pudiese reducirse a una sola línea (y aún me sobrarían palabras para hacer un haiku). Todo ello, por cierto, es aplicable a “Nine”.


No va a ser todo horrible, claro: Daniel Day-Lewis se esfuerza lo indecible por resultar convincente en su papel de gran director de cine al que las musas han abandonado a su suerte. No llega al nivel que uno podría esperar de uno de los 4 ó 5 mejores actores del mundo, claro, pero al menos ese esfuerzo está ahí, uno puede sentirlo en cada plano de metraje y está claro que con este material poco más se podía haber hecho. Judi Dench también pone toda la carne en el asador, aunque su número musical resulte tan gratuito y ridículo que más le valdría a esta dama de la actuación haberse quedado en casa a la espera de que la volviesen a llamar para encarnar a una reina de Inglaterra (cualquiera de ellas: total, nadie sabe distinguirlas). Tan sólo Marion Cotillard, la hermosísima y talentosa y adorable y totalmente embelesadora Marion Cotillard consigue salvar sus minutos en pantalla, haciendo que el resto del fotograma se quede en negro a su alrededor, capturando la luz como lo haría un enorme agujero negro con forma de mujer. Si por algo merece la pena darle una oportunidad a “Nine” (aunque desde luego no baste para compensar sus innumerables flaquezas) es por poder disfrutar de la interpretación y el carisma y la mirada de Marion Cotillard.


Por su parte, no es del todo cierto que todos los números musicales sean lamentables. El de Fergie (al ritmo del tema “Be italian”) tiene una puesta en escena estupenda y el de Kate Hudson, pese a parecer un publirreportaje de Martini, presenta la que es, sin duda, la canción más pegadiza, bailable y divertida de la película: la sorprendente “Cinema italiano”.


A partir de ahí, “Nine” es una continua cuesta abajo de calidad cinematográfica, contagiada por un ritmo excesivamente episódico y salvada sólo en contadas ocasiones por un trabajo de fotografía estupendo y por (sí, tengo que repetirlo) la cálida presencia de Marion Cotillard… Ya he dicho que es una mujer adorable, ¿verdad?

Lo de Sofia Loren, por cierto, encaja perfectamente en la definición de "grotesco". Con el respeto que yo le tenía a esta mujer…

13 comentarios:

Laura :) dijo...

Hoy mismo vi Nine!!!

Poco que decir después de tu crítica, sólo añadir que me quedé alucinada cuando vi a Fergie por ahí... ;P Ah!! y que me pasé media peli pensando en ponerme un flequillito a lo "Marion Cotillard" jajaja (respetando las distancias, claro). Es que se ve tan mona...

Un abrazote!

Jero dijo...

Laura: pues puede quedarte francamente bien ;) ¿A Fergie no la viste un poco con cara de bolla de pan? Es que yo la recuerdo mucho más pibón en los vídeos de los Black Eyed Peas... ¡Besos de los gordos!

la tentacion de eva dijo...

Total y absolutamente de acuerdo contigo en todo...sólo salvaría una cosa más, la escena "llamada telefónica vs deslizamiento cortinero",jejeje, número muy sensual que encaja muy bien con el presonaje y que la Penélope lo defiende muy bien (no pensé que fuese capaz de cantar y moverse así!).

Por lo demás esta peli no tiene razón de ser, se queda en un mero y simplón homenaje a Fellini (y ya es triste que lo único italiano que haya sea el roll de la "mamma italiana" con la Loren y a unos Dolce&Gabanna representando al clero, que ya tiene su coña)y en un larguíiiiiisimo videoclip, donde efectivamente, sólo destacan los número de Kate Hudson y fergie (y sí, se le ha puesto cara de bolla, pero en mi humilde opinión, esa mujer siempre fue más guapa de lejos que de cerca)

Jero dijo...

Tentadora: a mí el número musical de Pe me pareció espantoso. Totalmente ridículo y en absoluto sensual. Más bien del estilo del videoclip de "Call on me" pero con peor música (que ya es decir, jejeje). Vamos, que eso tampoco se salva de la quema...

la tentacion de eva dijo...

jajajjaa....será que yo soy más facilona! ya me puedo ir a Amsterdam contigo,jijijiji...pero no te gustó ni el comienzo, cuando se intercalan los planos de la llamada con la boca de Pe diciendo "Widooooo"??...mientras escribo esto me estoy dando cuenta que sí, es anuncio cutre-navideño de perfume...

Jero dijo...

Tentadora: Si alguien llega a decir "Guido" una vez más a lo largo de la peli, te juro que le prendo fuego al cine...

la tentacion de eva dijo...

jajajaja...

...ayer habrás tenido un día de mierda, pero a mí siempre consigues sacarme una sonrisa :D

charlie furilo dijo...

Jodo petaca! A priori, sobre todo por el reparto, parece que sería un título interesante, pero por lo que dices (algo parecido he escuchado por ahí) más mi habitual poca predisposición a los musicales en la gran pantalla, como que se me están quitando las ganas. No obstante, supongo que la parienta querrá verla, así que tocará "qui prod quo"....jejejeje

la tentacion de eva dijo...

siempre podemos compararla con "Elegy" para que nos parezca la película del año... jajajajajajaja

Jero dijo...

Charlie: yo esperaría al DVD, en serio. Y que conste que a mí hay musicales que me gustan una barbaridad, pero curiosamente no tienen ese sabor Broadway que me resulta tan ampuloso y hortera... (de hecho mis musicales preferidos son totalmente indies: "Hedwig and the angry inch" y "Once"). A ver si convences a la parienta para ir antes a ver a Morgan Freeman, que seguro que os acaba gustando más a los dos...

Tentadora: tengoqueverla tengoqueverla tengoqueverla... :P

Merche dijo...

Cometí la imprudencia de ir a ver esta "cosa horrenda" porque, aunque no me gustan los musicales tipo Broadway (como tú, creo que el mejor musical de este siglo es "Once") ví el reparto y me pareció prometedor.
Para más inri, tengo una debilidad infinita con Daniel Day-Lewis cercana a la que tú profesas por Marion Cotillard (y motivos no te faltan, la francesa es una maravilla). El actor anglo-irlandés no es uno de los 4 ó 5 mejores del mundo en la actualidad... para mí es uno de los 4 ó 5 mejores actores de todos los tiempos.

¡Menudo chasco! La peli es mala porque no puede ser de otra manera. Como Hitchcock decía, una buena peli se consigue con tres cosas "guión, guión y guión" y el guión aquí es una soberana tontería muy propia de los musicales de Broadway, empeñados en tratar a los espectadores como si fuera niños de 3 años.

El reparto, de mucho relumbrón, pasa desde el "pero-qué-horror" (Nicole Kidman), al "Y-qué-quieres-que-haga-con-estos-mimbres" (Day-Lewis, Dench, Cotillard)...
Ahora, lo que no tiene justificación ninguna es lo de que hablen con acento italiano (o algo parecido). Patético.

¿Y quién va ahora a ver Los Miserables?

Jero Piñeiro dijo...

Si tengo que elegir entre "Once" y "Hedwig and the angry inch"... Uffff, ¡difícil me lo pones, Merche! Sobre "Nine", totalmente de acuerdo en todo. Eso sí, yo a "Los Miserables" le tengo muchísimas ganas, aunque sólo sea porque nunca he visto/oído el musical y porque la novela de Victor Hugo me parece una absoluta obra maestra.

Merche dijo...

Yo también le tengo muchas ganas a Los Miserables... Así que, hasta que no vayas tú y hagas una entrada diciendo que es fantástica y vayamos al cine, me aguantaré las ganas, que no quiero llevarme un chasco... ;)