lunes, junio 27, 2011

Preestrenos: "Transformers: el lado oscuro de la luna"

Michael Bay y Steven Spielberg retoman dos años después la saga de blockbusters más hiperbólica, megalomaníaca y robo-apocalíptica de la historia del cine y ahí está un servidor, al pie del cañón, dispuesto a informar de la experiencia.


Sin que sirva de precedente, hoy os ofrezco dos versiones de la misma reseña. Una más breve y sintética, haciendo click aquí, y otra algo más desarrollada, pinchando acullá.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

En alguna parte he leido que era la mejor de la trilogía.Sin embargo
con semejante alarde de acción y efectos especiales compadezco a los papás y mamás que lleven a sus niños pensando en disfrutar de una peli de supecoches-robots y con las gafitas de marras...

Jero dijo...

Yo desde luego la considero infinitamente peor que la primera (que ya digo que no es lo que se entiende estrictamente por "buen cine", pero que en mi caso cumplió con las expectativas de diversión en modo encefalograma plano). No tengo muy claro si los niños disfrutarán de una peli cuya primera hora y media no tiene ni pies ni cabeza y en la que no hay tanta acción como podría pensarse. La última hora sí hará muy felices a algunos hijos y a unos cuantos padres. Las madres... en fin, supongo que a veces es difícil ser madre :P

Jesus dijo...

Yo al final la fui a ver en plan locura, y la verdad me rei mucho del primer enlace que colgaste, tanto como estuve riendome toda la pelicula y sus desafios a las leyes de la fisica XD, pero por lo menos heche un buen rato, sabia que no iba a ver la pelicula del año, pero me lo pase bien :D

PD: cambiando de tema Jero, ya he empezado a leer el 3er libro, por fin me llegó hoy, y estoy enganchadisimo, espero que me sobreviva lo suficiente como para poder leerlo en el avion XD

Jero dijo...

Suerte la tuya, Jesús, que conseguiste disfrutar con esa insufrible primera hora y media de... de... ¿nada? Porque entiendo que sus últimos 60-70 minutos son una montaña rusa de FX y robots pateándose sus metálicos traseros (Bender dixit) que tiene su gracia como fase final de "Gears of War" (no, qué va, "Gears of War" tiene un argumento mil veces más complejo desde el punto de vista dramático), pero yo llegué hasta allí tan saturado de toda la fecalidad anterior que no pude divertirme ni la décima parte de lo que me habría gustado. Si la peli durase 100 minutos y la última hora fuese exactamente igual, quizás hablaría de ella en otros términos...

Sobre lo otro: el tercer libro es el más largo. Pero también uno de los que más rápido se consumen. Las últimas... no sé, 400 páginas, son como la heroína, jejeje.