sábado, abril 24, 2010

Otro clavo

(…)
All my bones they are gone, gone, gone
Take my bones, I don’t need none
Cold, cold cupboard, lord, nothing to chew on!
Suck all day on a cherry stone

Dig a little hole, not three inches round
Spit your pit in the hole in the ground
Weep upon the spot for the starving of me!
Till up grow a fine young cherry tree

Well when the bough breaks, what’ll you make for me?
A little willow cabin to rest on your knee
What’ll I do with a trinket such as this?
Think of your woman, who’s gone to the west

But I’m starving and freezing in my measly old bed!
Then I’ll crawl across the salt flats to stroke your sweet head
Come across the desert with no shoes on!
I love you truly, or I love no-one
(…)


[Hace un par de años me pasó lo que a casi todos los modernillos de este país: me enamoré de Lourdes Hernández. De Russian Red, quiero decir. A Lourdes no la conozco (bueno, me crucé con ella hace un par de semanas ojeando DVD’s en la FNAC, unos meses antes en un H&M y en diciembre del 2008 en un concierto, pero ya me entendéis). El caso es que me enamoré de su disco “I love your glasses”. De su “Cigarrettes” y su versión del “Girls just wanna have fun”. De su voz, sobre todo. Una voz que creía especial, maravillosa y única. Hasta que hace unos días descubrí a Joanna Newsom y comprendí que la voz de Lourdes sólo es especial y maravillosa. Joanna Newsom, me temo, es todo lo que a Russian Red le gustaría llegar a ser. Compositora virtuosa, letrista con sentido de la maravilla, arpista con clase. Su álbum “Ys”, que conocí gracias a uno de esos libros de “1001 discos que bla bla bla…” es, a falta de una definición más exhaustiva, una excéntrica genialidad. Ninguno de sus cinco cortes baja de los siete minutos (el más largo, este “Only skin” cuyos versos abren la entrada y que podéis ver en YouTube en dos partes, aquí y aquí, casi alcanza los diecisiete). Todos ellos beben de la música barroca, los mundos fantásticos y el folk acústico a partes iguales. Y están interpretados por la prodigiosa (y muy particular) voz de Joanna. Que suena como Russian Red. Pero antes de Russian Red. Y acaso mejor. Espero que no se me malinterprete: me sigue gustando Russian Red. Me sigue gustando su voz. Me siguen gustando “Cigarrettes” y “Girls just wanna have fun” y su álbum “I love your glasses”. Y tengo ganas de que saque nuevo disco. Pero ahora estoy enamorado de Joanna. De su música, quiero decir. Un clavo saca otro clavo, ¿no?]

[Quien quiera saber más sobre Joanna Newsom, por cierto, puede leer la crítica de su último disco, “Have one on me”, en el estupendo blog vecino (pero vecino del quinto, yo aún estoy en el bajo izquierda) “El pequeño misántropo en el país de los sueños”. Cuando servidor acabe de exprimir todo el zumo de “Ys” dedicará la merecida atención que el disfrute del triple LP de marras requiera.]

6 comentarios:

Home de xeo dijo...

Mmmm solo he escuchado los temas que has linkado en el post. Ninguna de las voces me convencen...Y son bastante parecidas, la verdad. No digo que canten mal, por supuesto que no, pero se me antojan algo empalagosas y ñoñas, no se...

la tentacion de eva dijo...

uy, yo no digo nada de la letra, de la melodía,la composición, etc,no me voy a meter en esos berengenales ...pero yo diría que su voz viene a ser la versión femenina de la del cantante de manos de topo (chirriante)

Home de xeo dijo...

Chirriante...esa es la palabra que buscaba. jajaja

Jero dijo...

Xeo: que una voz guste más o menos me parece absolutamente subjetivo. Hay gente que no traga el timbre de Matthew Bellamy, Antony Hegarty o Rufus Wainwright cuando precisamente a mí es algo que me hace flipar. Por otro lado, yo no puedo escuchar durante más de dos minutos a los cantantes de death metal y "hardcoreces" por el estilo porque no encuentro en ellos ni un atisbo de belleza/arte/buen gusto. Pero no deja de ser una opinión personal e intransferible.

Tentadora: independientemente de que te guste más o menos la Newsom, yo diría que el vocalista de Manos de Topo carece de toda técnica mínima para dedicarse a esto de cantar. La chica, por otro lado, sabe cuánto puede dar de sí su voz y consigue modularla de acuerdo a sus propósitos. O sea, que entiendo que pueda no gustarte (e incluso sonarte chirriante), pero el de Manos de Topo no tiene ni puta idea de cantar (y lo sabe y lo utiliza para su beneficio, tanto mejor para él) mientras que la Newsom sabe lo que se hace. O eso creo yo.

Nemo Nadir dijo...

Hey, acabo de ver esto. Gracias por la cita.

Respecto a la voz de la Newsom, creo que se ha dado cuenta de cómo es su voz y la explota en una vena de excentricidad cercana a lo que a veces pretende Regina Spektor (muy presente en la banda sonora de 500 Days of Summer).

Manos de Topo es un caso curioso. Realmente sus canciones (que a mí me recuerdan muchas veces a Radiohead) son buenas, pero el cantante se empeña en sabotearlas. Tal vez intentando evitar la comercialidad, tal vez como una broma que comienza a ser pesada, tal vez porque le gusta mucho un grupo de prog-rock que se llama Pavlov's Dog y cuyo vocalista utilizaba una técnica similar para sus también espléndidas composiciones.

Y del mismo modo que Ms. Newsom está empezando a evolucionar en su forma de cantar hacia un estilo más natural, creo que Manos de Topo acabarán intentando cantar con una voz normal y veremos que el tipo puede hacerlo perfectamente. Aunque en Es Feo el recurso del lloriqueo funcionaba.

Jero dijo...

Nemo: de nada, en primer lugar. Reconozco que no le he dado demasiadas oportunidades a Manos de Topo, más allá de esa primera escucha que me llevó a pensar: "paso". Y, pese a que dices que musicalmente se asemejan a Radiohead (yo eso sí que no lo recuerdo), tampoco tengo muy claro que quiera darles una nueva oportunidad. Porque, siendo honesto, la voz del tío me raya un montón.

No conocía al grupo de Pavlov's Dog. Desde luego, eres una auténtica enciclopedia musical andante :)