viernes, abril 09, 2010

Ahora sé cómo se sintió Juana de Arco

“Sweetness, sweetness I was only joking
When I said I’d like to smash every tooth
In your head

Oh… sweetness, sweetness, I was only joking
When I said by rights you should be
Bludgeoned in your bed

And now I know how Joan of Arc felt
Now I know how Joan of Arc felt
As the flames rose to her roman nose
And her Walkman started to melt

Bigmouth
Bigmouth
Bigmouth strikes again
And I’ve got no right to take my place
With the human race
(…)”


[Hace un par de semanas me fui de visita a Salamanca con unos amigos y, como era de esperar, salimos de noche a descubrir los encantos de la ciudad castellana. En un local muy recomendable llamado “Pan y agua” (al cual los lugareños llaman cariñosamente “Pany”) bailamos, tal cual nos fuésemos a morir al día siguiente, una buena colección de himnos del pop-rock de los últimos treinta años entre los que se encontraba este “Bigmouth strikes again” de The Smiths. En los días posteriores, con la melosa voz de Morrissey haciendo eco en mi semi-vacía cavidad craneal, sentí la necesidad de volver sobre aquel mítico “The Queen is dead” que encumbró a los británicos como una de las bandas de referencia de los 80. No es para menos, porque el álbum incluye, además de la mentada canción, temazos del calibre de “Vicar in a tutu”, “Cemetery gates”, “The boy with the thorn in his side” o la irrepetible “There is a light that never goes out”. Y, como sucede con los auténticos clásicos, cada nueva reescucha es una consagración si cabe más rotunda que la anterior.]

5 comentarios:

Nemo Nadir dijo...

Menuda revolución se armó cuando apareció Hatful of Hollow. Y sí, The Queen Is Dead fue la consagración, lo que siempre se ha considerado la cima (por no citar el reguero de singles entre album y album). Ahora bien, a mí siempre me ha parecido que tiene un par de temas de relleno. Y me refiero a dos en concreto, pero mucha gente los tiene entre sus favoritos, así que mejor me los callo...

Lo que siempre me ha parecido injusto es que un disco tan redondo como Meat Is Murder, el anterior a este, quedase oscurecido por el mito de The Queen Is Dead. A mí me parece que está a la misma altura, e incluso que tiene incluso menos relleno. Aunque tal vez, si bien me parece más uniforme, no tiene tantas canciones de pegada inmediata.

Jero dijo...

Yo le tengo mucho cariño a "The Queen is dead" y para mí es el disco más representativo de The Smiths porque supuso mi primer acercamiento a la banda y porque, sin ningún género de dudas, es el álbum que más he escuchado de toda su discografía. Tendría que repasarme el resto para poder opinar en condiciones. Por otro lado, tengo curiosidad por saber cuáles son esos temas de relleno que mencionas, porque a mí me parece un disco bastante equilibrado. Quizás alguna de las primeras, porque la cara B del álbum ofrece una alegría tras otra: cinco canciones que perfectamente podrían funcionar como single...

Nemo Nadir dijo...

OK, a mí Cemetry Gates y Some Girls Are Bigger Than Others siempre me han parecido muy por debajo del resto. Un poco facilonas y poco brillantes la lado de tanta canción espectacular. Un poco como pasó con el single Girlfriend on a Coma. Incluso Never Had No One Ever me parece más floja que el resto. Pero sé que son favoritas de mucha gente, así que...

Jero dijo...

Es posible que, desde un punto de vista (llamémosle) estructural, algunas de las canciones más famosas de The Smiths sean bastante básicas. "Girlfriend in a coma" es un buen ejemplo de ello, igual que "Frankly Mr. Shankly", un tema que me gusta muchísimo pero que algunos días me da la impresión de que es su "Obla-Di-Obla-Da". Curiosamente, creo que suelen compensar esta sencillez compositiva con letras cuando menos interesantes (aunque sólo sea por una frase irónica calzada en el momento adecuado). Y, bueno, esto es una apreciación estrictamente subjetiva, pero a mí "Some girls are bigger than others" me parece estupenda ;)

Nemo Nadir dijo...

Es que en eso consiste. Es subjetivo. A mí Some Girls siempre me ha parecido tontorrona, pero en todas las críticas que he leído la ponen como un clásico. Sin embargo Mr. Shankly fue una de mis favoritas desde el principio, y la letra encaja perfectamente con la música.