domingo, noviembre 08, 2009

Bloggerdammerüng: una despedida en 3 partes

1: Asfalto y aritmética

Me ducho, me afeito, me visto y me tomo un té. Salgo a la calle al atardecer y Madrid me recibe con su habitual alboroto. No sé si lograré acostumbrarme a tener constantemente tanta vida a mi alrededor. En esta ciudad uno nunca llega a sentirse solo, pero rara vez consigue saberse realmente acompañado.

Camino por calles de asfalto y piedra y no miro la hora, aunque sé que lo que busco no me lo dará el espacio sino el tiempo: aguardo la noche y sus estrellas, a pesar de estar seguro de que una densa nube de polución me impedirá verlas. No importa, claro. Lo realmente trascendental no es mirar al cielo y descubrir en su bóveda esos diminutos puntos resplandecientes que bien podrían ser aviones, bengalas o platillos volantes. Lo importante es saber que las estrellas siguen ahí. Que aunque uno no las vea, las estrellas están a nuestro alrededor, desperdigadas en todas direcciones.

Eso es la noche: no un oscuro recreo para juerguistas alentados por la cara oculta de la Luna, un coto de caza para criminales y dementes varios o un lienzo en negro para lechuzas bohemias con inquietudes artísticas. La noche es el momento en que el universo nos recuerda que no somos nada y que cuanto antes lo asumamos antes comprenderemos que lo único que tenemos es nuestra mayor o menor porción de felicidad y la promesa de que un día moriremos.

Es esta consciencia absoluta que rara vez experimento lo que me hace imaginar que Cibeles me ha guiñado un ojo al tiempo que se dibujaba una sonrisa cómplice en su boca. Una deidad petrificada dándome a entender que si de verdad he alcanzado ese conocimiento, poco más tengo que temer en la vida: que en la ecuación de nuestra existencia no intervienen constantes aritméticas que conviertan el día a día en una fórmula de verdades absolutas. No hay un p válido para la circunferencia emocional de todos los seres humanos, ni un número e que determine el logaritmo neperiano de la amistad. Sólo hay un montón de fórmulas arbitrarias que los matemáticos vitales (tú, yo, ella) utilizamos como estrategia, como forma de atar la verdad. Pero la verdad es que la vida se escribe con una suerte de infinitos “a veces” que nunca alcanzan el grado de teoremas. Son sólo pistas, más o menos fiables, para guiarnos en una eterna noche sin estrellas:

A veces los actores olvidan su guión y se dejan llevar por la inspiración: en teatro a eso se le llama “improvisar”. En la vida, a veces, “cagarla con todo el montante”.

A veces uno mira atrás y no reconoce sus propias huellas en el camino, y entonces se da cuenta de que también olvidó hacia dónde se dirigía. Pero sigue adelante, claro, porque sabe que desandar el camino jamás podría ser la solución.

A veces olvidamos que entre ser ángel y ser demonio sólo hay una caída, y que la vida es un cable de mínima superficie suspendido entre dos rascacielos llamados “nacer” y “morir”.

A veces dos buenas personas no son suficientes para justificar una amistad.

A veces dos malas personas pueden amarse como nunca nadie lo había hecho antes.

A veces necesitamos una máscara, un escudo, un paraguas transparente que nos permita comprender el mundo sin cerrar los ojos.

A veces se te mete en la cabeza una canción que no soportas y, sin embargo, te ves incapaz de dejar de tararearla durante días. A los recuerdos les pasa lo mismo: uno no decide cuándo ni cómo librarse de ellos.

A veces la decisión más difícil es la más obvia, y a veces precisamente por ello es la más difícil.

A veces hay que rendirse, porque morir no merece la pena.

A veces hay que morir o matar, porque rendirse no es una opción.

A veces no ir no significa no querer, sino querer demasiado.

A veces desearle lo mejor no significa desear estar ahí para verlo.

A veces seguir amando es la solución de los cobardes: hay que ser realmente valiente para decidir olvidar a una persona a pesar de quererla.

A veces olvidar es imposible y lo único que a uno le queda es recordar con compasión.

A veces, pese a todo, quiero echarla de menos.

Y a veces, inexplicablemente, echo de menos quererla.

Hay, como ves, un millón de “a veces” posibles, pero tan sólo dos “siempres”. Y es que si hay algo que siempre he sabido es que…


2: …nada dura para siempre

Todo lo bueno se termina. Y lo malo también.

Por eso hoy escribo la última entrada de este Abismo que empezó su andadura hace algo más de tres años. Siempre supe que se terminaría aquí. Bueno, al menos desde que empecé el abecedario personal, que no era sino mi cuenta atrás particular para el blog.

Creé El Abismo por varios motivos.

El primero fue la búsqueda de una obligación literaria. Siempre me ha gustado escribir y siempre he creído, además, que podía llegar a hacerlo de manera más o menos decente si me esforzaba. Por ello me propuse hacer reseñas y dar forma a mis pensamientos con cierta regularidad (pese a lo irregular que haya terminado siendo) con el fin de ejercitar mi capacidad de redacción e impedir que se anquilosara y oxidase excesivamente. Confieso, no obstante, que muchas veces (sobre todo en los últimos meses) he sentido que el nivel del blog flojeaba preocupantemente debido a una desgana cada vez mayor a la hora de ponerme a aporrear el teclado. De todos modos, haya sido mejor o peor, he estado escribiendo durante los tres últimos años y aunque sólo fuera por eso este Abismo ya habría merecido la pena.

El segundo motivo para crear este blog fue dar continuidad a una serie de e-mails que comencé a enviar a mi grupo de amigos cuando me fui a estudiar a Francia de Erasmus. Al volver a Galicia, tras concluir mi estancia en tierras galas, descubrí que echaba de menos escribir aquellos correos en los que desbarraba completamente pero que parecían gustar a mis colegas (o al menos eso me dijeron algunos), así que me planteé dos soluciones: seguir enviando mails (pese a que veía a algunos/as de sus destinatarios/as casi a diario) o concentrar esas mismas energías en crear un blog que mis amigos pudieran visitar cuando les apeteciese. Como resulta obvio, la opción triunfante es esto que ahora mismo lees.

El tercer motivo era crear un espacio donde colgar mis dibujos para que pudiesen ser vistos por cualquier persona, fuese conocida o no. En principio era quizás el motivo de mayor peso para la creación de un blog, pero con el tiempo mi timidez a la hora de enseñar mis trabajos y mi incontinencia verbal en todo lo referente a cine, música y comics terminaron por convertir las ilustraciones en un pequeño añadido al archivo del Abismo, en lugar de en cuerpo central del mismo. Es algo que lamento. Si algún día vuelvo a sentir la llamada bloggera, será sin duda para crear un espacio íntegramente dedicado a mis proyectos y dibujos.

El cuarto y último motivo era, simple y llanamente, que me apetecía hablar de mí mismo. Negarlo sería ridículo. Existe en nuestra sociedad (y sobre todo en mi generación y las posteriores) un componente exhibicionista y ególatra que se ha visto sobredimensionado, a veces ridículamente, con la aparición de internet. El hecho de poder opinar, discutir y, sobre todo, pontificar libremente y bajo nuestras propias condiciones ha provocado el florecimiento de innumerables redes sociales, bitácoras, webs personales y demás parafernalia digital. El Abismo nació, por tanto, cuando un servidor no pudo reprimir la tentación de dar salida al egocéntrico crítico amateur y recomendador compulsivo que llevaba dentro.

Respecto a eso, debo reconocer que tener tres años de opiniones archivadas en este blog me ha permitido, en cierto modo, comprobar cómo han ido evolucionando (o involucionando, según el caso) mis gustos personales y mis apreciaciones sobre ciertas manifestaciones artísticas y culturales. De haberlas escrito hoy, muchas reseñas no se parecerían en prácticamente nada a aquellas que redacté tiempo atrás. Si no las he ido editando de acuerdo con mis gustos cambiantes ha sido porque aquello que quedó escrito fue cierto en un momento dado y hacerlo desaparecer ahora sería poco menos que mentir. Ya lo decía Heráclito: ningún hombre puede bañarse dos veces en el mismo río y bla bla bla…

Ahora que El Abismo se termina (aunque no desaparece: quedará vagando por la red durante eones para que la gente siga sorprendiéndose con mi defensa de “Transformers” y llamándome loco e insensato) siento la obligación de agradecer vuestra presencia a todos los que alguna vez me habéis leído y comentado. Éste nunca ha sido un blog con muchos seguidores, pero lo cierto es que mis lectores siempre han sido los mejores que uno podría haberse imaginado. A todos vosotros, mil gracias por el tiempo invertido aquí. A muchos, que además de huéspedes sois también anfitriones de vuestras propias bitácoras, seguiré leyéndoos puntualmente y comentando vuestras entradas siempre que crea tener algo interesante que aportar.

Es por esa razón que no me da ninguna pena dar por concluido El Abismo. Hay por ahí un montón de blogs donde se pueden encontrar cosas más interesantes y casi siempre mucho mejor presentadas que aquellas que yo he escrito durante estos últimos 38 meses. Si alguien necesita un ejemplo no tiene más que dirigirse a la columna de la derecha, justo donde puede leerse “no te olvides de visitar”, y pulsar en cualquiera de los enlaces.

Y con esto creo, en fin, que ya he dicho todo lo que tenía que decir, tanto en El Abismo en general como en este Ablogalipsis en particular. Ya sólo queda espacio para una última canción, un canto de cisne (perteneciente al disco de 1973 “The dark side of the moon”, de Pink Floyd) en forma de…



3: …eclipse

“All that you touch

And all that you see

All that you taste

All you feel

And all that you love

And all that you hate

All you distrust

All you save

And all that you give

And all that you deal

And all that you buy

Beg, borrow or steal

And all you create

And all you destroy

And all that you do

And all that you say

And all that you eat

And everyone you meet

And all that you slight

And everyone you fight

And all that is now

And all that is gone

And all that's to come

And everything under the sun is in tune

But the sun is eclipsed by the moon.

.

..

There is no dark side of the moon really. Matter of fact it’s all dark.”


33 comentarios:

Desacordes. dijo...

No te conozco. No me conoces. Supongo que ni siquiera eres consciente de que una mota de polvo como yo existe. Y mucho menos que te lee.

Ya no recuerdo cómo llegué aquí, supongo que googleando alguna tontería que resultó tenemos en común. Llegué, leí y me gustó lo que vi. Le di al "readitlater" y ahí se quedó, en mi lista de por-si-acasos. Un día volví a rescatarlo, y ya lo agregué al feed. Y empecé a leer cada cosa que escribías. Nunca dejé constancia de ello.

Ahora dices que te vas. Y yo te diré, pequeño desconocido, que no te voy a echar más de menos que tus amigos, es evidente. Pero este organismo pluricelular anónimo también va a echar en falta el abismo, porque cada vez que me asomaba al abismo, éste me devolvía la mirada. :)

Suerte, caminante.

N.

Home de xeo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Home de xeo dijo...

Debo confesar que creía que demorarías un poco más tu decisión de cerrar el abismo, pero veo que tu determinación es inamovible (como de costumbre).

Reconozco que no fui de los bloggers mas participativos, pero puedo asegurarte (Como ya sabes) que mi paso por aqui era prácticamente una rutina diaria.

Sigo pensando que es una lástima, pero entiendo tu decisión.

Ahora tendré que recurrir directamente a la fuente para ponerme al día de todos los temas que tratabas aqui...Con esto quiero decir que mal que te pese me pondré en contacto contigo mucho más de lo habitual, jejeje

Hablamos pronto, sempai

Ѕilυiα dijo...

Cuando he empezado a leer el post no sabía muy bien de qué iba a ir, pero al seguir leyendo iba a felicitarte por escribir así de bien una vez más, por saber expresarte de esa forma tan profunda y sincera como lo haces tu... Iba a darte el consejo de que podías empezar a compaginar el dibujo con la escritura, porque cada vez que te leo, algo se me remueve por dentro (lo digo completamente en serio)... Y resulta que "El abismo" ha llegado a su fin...

Si te soy sincera, puede sonar raro pero me ha dado mucha pena, no es como otras veces que un blog que leía cerraba o desaparecía sin más, porque como me dijiste tú el otro día "suena tonto porque no te conozco casi nada, pero por el casi nada que sí te conozco" echaré de menos tus críticas, dibujos, reflexiones y demás... a lo tonto te he cogido cariño, ya ves tu, así, sin apenas conocerte.

Mucha suerte Jero. Un beso.

pd: Seguirás visitándonos ¿no? que los "madriles" no pueden hacer tanto daño :p

charlie furilo dijo...

NO JODAS! Lo he tenido que leer varias veces porque no daba crédito. Pues a mi mas que pena me has dado un disgusto, chico, pero tus razones tendrás, y a los demás no nos queda otro remedio que aceptarlas y desearte suerte en futuros proyectos. No me hago a la idea que "el abismo" no siga formando parte de mi vida diaria (aunque espero seguir contando con tus acertados y siempre interesantes comentarios en "Tenganmuchocuidado....")

Un abrazo y gracias por todos los buenos ratos que me has hecho pasar (y por la publicidad gratuita...jejeje).

Jero dijo...

Desacordes: me ha gustado mucho tu comentario y me ha dado pena haber tenido que esperar hasta ahora para saber que estabas ahí leyendo lo que escribía, o que tenías un blog tan estupendo como el que tienes. Que deje de escribir en El Abismo (porque no creo que vaya a dejar de escribir en absoluto) no implica que a partir de ahora no vaya a seguirte la pista yo a ti en lugar de tú a mí. Un saludo y una bienvenida (a mi vida, no a mi blog) en toda regla.

Home de Xeo: sí, sí, ya sabes que yo soy del tipo "inamovible" para ciertas cosas, jejeje. También sabes que siempre estaré disponible para hablar de lo que sea, ya sea en el plano personal o en el puramente friki. Éste, por cierto, va a mejorar mucho ahora que el blog no me va a estropear las frases tipo "¿sabes qué peli he visto?", jajajaja. Un abrazo, sempai. Parlamos un día de estos.

Silvia: por una parte, muchas gracias por tus elogios literarios. Me llenan de "orgullo y satisfacción" como a Don Juan Carlos, jejeje. Por otra: yo también te he cogido cariño (lo cual sigue siendo raruno a tope, porque por lo que sé podrías ser una arpía malparida, jajaja, pero qué se la va a hacer). No pienso dejar de leer tu blog, of course. Yo dejo de bloggear pero tú ni te atrevas ¿eh? Jajaja... Ah, igual me confundo, pero ¿_satue eres tú?

Charlie: tampoco hay que tomárselo a la tremenda. Ya ves que con la chicha que tiene TenganMuchoCuidado no te librarás de mí tan fácilmente, jejeje. Tengo mis razones, por supuesto, y parten de una ecuación algo así como: tiempo + stress + aburrimiento + no-se-puede-hacer-esto-toda-la-vida / circunstancias personales = cierro el blog. Me alegro de que te lo hayas pasado bien por aquí. Estoy ansioso por leer una crítica en condiciones de "Avatar" firmada por ti, que lo sepas. Tómatelo como la última petición de un reo de muerte, jajajaja...

la tentacion de eva dijo...

NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

la tentacion de eva dijo...

jooo,noooooo

la tentacion de eva dijo...

que soledad tan grande voy a sentir por las mañanas,ahora con quién voy a desayunar...con el cultural del ABC???

Ya sé que te puede parecer ridículo, pero en realidad era como si estuviese desayunando contigo, y la verdad,ir todos los días a Madrid a desayunar me va a salir algo caro...aunque bueno, si me ofreces chocolate y porras, me lo puedo pensar...te voy a echar de menos, al abismo y a Jero.

la tentacion de eva dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Quela dijo...

Magnífica entrada.
Siento pena, es una lástima perder un lugar que me gustaba tanto, y que visito y aunque no siga aumentando seguire viniendo de cuando en vez, a releer esas entradas que tanto me gustan.
No importa que el abismo ya no me devuelva la mirada, porque siempre estará ahí, ya es parte de nosotros.
Mucha suerte.
Bikos

Seibol dijo...

Os echaremos de menos! y ahora qué voy a hacer cuando no sepa qué ver en el cine o a qué grupos le doy una oportunidad...?

En cualquier caso, aunque sea en bajito, tengo un recado de tu parte que dar... no m olvido ;)

Jero dijo...

Tentadora: no me creías, ¿eh? jajaja. Si te levantas temprano puedes desayunar viendo "Pocoyó", que es lo mejor que se emite ahora mismo en televisión... Ya sabes que estás invtada a desayunar por aquí siempre que quieras ;) Y a mí no creo que me vayas a echar tanto de menos, que para eso existen los móviles y los mails y las Navidades...

Quela: gracias por el elogio. Todo esto me está haciendo ver que a la gente realmente le gustaba pasarse por aquí a leer y eso me hace enorgullercerme de estos tres años de blog...

Seibol: filmaffinity.es para las pelis e hipersonica.com para la música, jajaja. Tampoco estaba tan difícil...

...y en bajito, ¿eh? ;) ¡Prometo no tardar en escribir!

Viti dijo...

Crack!,

Una gran entrada de despedida. Me ha caído una lagrimita y todo!.
No sabía que tenías pensado dejar de escribir en el blog, pero bueno, cuando no se tienen ganas no se tienen ganas y punto.
Es una lástima, porque era uno de los pocos blogs que visitaba con alguna asiduidad, a pesar de no comentar.
En todo caso, este blog siempre quedará en el archivo de google para la posteridad (no se te ocurra eliminarlo porfaaaaaaaa)
Bueno, supongo que siempre tendremos el email para tenernos al día.

Un abrazo y cuídate, crack!

Viti dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Seibol dijo...

Filmaffinity e Hipersonica no me dan la misma confianza... :(

lost in translation dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
lost in translation dijo...

Los rumores me habían llegado, pero esperaba que el Abismo se prolongase un poco más. La Tentación me descubrió este lugar en el que siempre que me he dejado caer he encontrado algo interesante. Conseguiste crearme el deseo irrefrenable de leer EL amor en los tiempos de cólera y ahora me quedo sin conocer tu opinión acerca de El libro de las ilusiones. Me hubiese encantado deleitarme con esa crítica! Sólo puedo darte las gracias por la belleza de tus palabras y por los buenos momentos que me has brindado con este blog.
Hasta siempre, Abismo!

laura :) dijo...

Oh... lo has hecho... :(

Te parecerá una chorrada, pero lo voy a echar de menos... Ahora no me quedará otra que leer las entradas sobre "comics" cuando me entre el mono de "Abismo" jajaja

Sólo puedo decir una cosa: fue un placer!!!

Jero dijo...

Viti: ¡gracias, tío! Tampoco hay que dramatizar, que no se ha muerto nadie, jejeje. Ya digo que no pienso borrar el blog, lo dejaré ahí por si alguien lo quiere releer o qué sé yo. Incluso a veces yo mismo miro lo que escribí sobre tal o cual tema (en plan onanista total, jajaja). Por cierto, juraría que te debo un mail y una disculpa... ¡Un abrazo, crack!

Seibol: eso es porque los de filmaffinity nunca te dedicaron un spin-of, jajaja...

Traductora: no sabía que los rumores llegaran tan rápido y tan lejos, jajaja. Resultará que hasta tengo una especie de presidenta del club de fans :P Siento no haberte concedido esa reseña que te hubiera gustado leer, pero si fuera por libros, pelis, discos, tebeos, etc. a los que tengo ganas y sobre los que podría llegar a escribir, el Abismo no sólo habría sido el trabajo de toda una vida, sino que llegado el momento tendrían que haberlo heredado mis descendientes, jejeje... Gracias por los elogios y por haberme leído ;)

Laura: claro, corazón. Yo soy un tipo de palabra. Si digo que se acaba, se acaba :) Igual no es algo tan horrible el que te leas las entradas sobre comics (pobres, eran las ovejas negras de la familia abismal, jajajaja). ¡Un beso, pequeña!

Anónimo dijo...

Que no me haya pronunciado en estos años no quiere decir que no me gustara dirigir la vista de vez en cuando a las profundidades de este mar de letras mas que decente.

I´ll miss your entries. Keep working on your gift of speech!!

1.25 am
Boston, MA

Anónimo dijo...

Todas las mañanas. 9:00 a.m. Me enchufaba al teléfono y lo primero que hacía es leer mis mails y visitar tus novedades. Aunque no me leyera todo, lo reconozco. Ahora, la inercia me lleva a repetirlo y cada vez que lo hago, siento en mi interior una pequeña decepción. Menos mal que nos comunicamos de otras maneras. Un abrazo. Lync

Jero dijo...

Boston, MA: gracias por pronunciarte ahora ;)

Lync: y gracias a ti también, compadre (sé que te gusta esta palabra, jajaja), incluso aunque no te lo leyeras todo. Menos mal (digo yo también) que nos comunicamos de otras maneras. Un abrazo de Malamadre para ti.

Kiko Nuñez dijo...

Carai Mike, es cierto, lo has hecho.

El primer dia que leí esta entrada hice dos cosas:

1º rapidamente se lo comunique a mi compi totalmente incredulo y triste.

2ª al pasar el rato, no me lo podia creer, y pensaba alguna manera de evitar que lo hicieras, lo que me llevó a la cpnclusion de que, como t mismo explicas, hay decisiones que tomas que no tienen una oportunidad externa.
Entonces decidi engañarme a mi mismo y pense, si lo tiene en el apartado de rayaduras solo sera eso una ida de cabeza no?.
Entonces he mirado el blog varias veces al dia pero seguia sin aparecer nada nuevo.

Bueno solo decirte que me lo he paso de lujo, y que eres total ya tengo DOS MIKES DE ZUMOSOL jejejeje.


Bueno LOko u saludo y una cordial despedida, y como no quiero que sea triste y para seguir la rutina de siempre voy ha hacerte una recomendación si es que no lo conoces

http://www.youtube.com/watch?v=0y3njg8NPoc

Escuchala, espero que te guste.



FIRMADO: KIKO ( hoy soy YO) :D

maria dijo...

Parece que ahora salimos todos de entre las sombras...nunca he comentado nada pero aquí estaba de vez en cuando , disfrutando de buenas lecturas y realmente tus palabras si tienen una magia especial.
soy Mari la compañera de piso do home de xeo en ponte 2005-2007.
Rul y yo te deseamos lo mejor Y nos apena bastante no saber nada de ti a partir de ahora....porque realmente nos gusta lo que haces.

Saludos y toda la suerte del mundo.

Jero dijo...

Kiko: gracias por el cumplido, cousin. ¡Lo del otro mike de Zumosol tiene más mérito, qué carajo! Estoy escuchando ahora el enlace que me pasaste. No conocía este grupo y lo cierto es que pintan muy bien (aunque la voz del cantante no me entusiasma, la estructura progresiva es muy de mi rollo). Creo que hasta Navidad no iré por casa, así que hasta entonces sé feliz y dale al Quaker, jajajaja...

María: ¡cuánto tiempo! ¡Y qué alegría saber que andabais ahi agazapados leyéndome de vez en cuando! (lo que os habréis reído con mis reseñas de cine, malditos... jajaja). Un abrazo enorme y a ver cuándo me dais la satisfacción de ver alguno de vuestros últimos proyectos, que de talento andais sobrados...

Nico dijo...

tio porfa no dejes el blog hazlo por mi jajaja. Nooo me gusta nada que lo dejeees jero... a y kien lea esto que sepa que soi intimo de jero pasaos por mi blog xD


A y

Nooooooooooooooooooooooooooooo lo dejes tio te keremos

ZeldaPotter dijo...

Como sabes, yo tb soy una de las que leen pero poco postean, a no ser que realmente tenga una opinión bastante...¿cómo decirlo? Explayable y esas cosas...como para ponerla...pero por lo que he leído en...¿el último año? Año y pico diría yo...También me apeno un montón...¡A ver dónde te leo yo ahora!

ZeldaPotter dijo...

Como sabes, yo tb soy una de las que leen pero poco postean, a no ser que realmente tenga una opinión bastante...¿cómo decirlo? Explayable y esas cosas...como para ponerla...pero por lo que he leído en...¿el último año? Año y pico diría yo...También me apeno un montón...¡A ver dónde te leo yo ahora!

Cristian dijo...

Oh, my god! Así que, finalmente, abandonas tu blog en esta red vasta e infinita...
Me sumo enérgicamente a todas esas voces que te dicen "No lo dejes" con la convicción de que no vale de nada: "si dices que ya está; ya está". Si una vez te jactaste de abandonar otros lazos con la web (véase tu cierre inminente de la "pastelería flogera") éste parece otro paso más en esa inminente dirección. Cosa mala...
Añoraré muchas cosas de esta bitácora (qué pedante queda eso, pardiez): tus implacables y lúcidas críticas (cinematográficas, televisivas, literarias, musicales), tu abecedario personal, tus "rayaduras" metafísicas y hasta metacósmicas, tus sugerentes títulos(me reí un rato con la tontunería de "El huevo cósmico de la madre loba")...
Quiero destacar también tu buen criterio a la hora de regalarnos a tus lectores todos esos "no te olvides de visitar" de los cuales, hoy por hoy, algunos se han convertido en otros de mis espacios de lectura habitual (véanse "Hipersónica" y "Espóiler")

Bueno, sin más chorradas me despido yo también de tu abismo... pero no de ti ¿eh? A ver si hablamos pronto e intercambiamos opiniones de nuestros respectivos máster. Espero que seas mu feliz por la capital, que folles mucho y esas cosas.

Posdata friki: ¿Te imaginas que ahora que te has ido de tu abismo, éste comenzara a saltar en el tiempo y en el espacio y, por peticiones de otros náufragos lectores, tú decidieras volver y acabaras en los años 60?

Anónimo dijo...

... (los puntos suspensivos son la clave)...jajajaja...yo tb estaba en contra del cierre del abismo, pero q se le va a hacer??? después de leer la última entrada he de decir que después del señor Gabo eres mi escritor favorito!!!!!!!!...los a veces tienen mucha razón...

Jero dijo...

Nico: jajajaja, cualquier excusa es buena para hacer publicidad de tu recién estrenado blog, ¿eh? Ya si cuidaras la ortografía...

ZeldaPotter: pues no sabía que leías El Abismo, la verdad... Me parece recordar algún comentario tuyo sobre "Hedwig and the angry inch" y "Funny games US", pero pensé que había sido algo casual. Sea como fuere, gracias por haber estado por ahí hasta ahora.

Cristian: después de tanto rajar de mi blog ahora vas y lo echas de menos, jajaja... Me da a mí, por cierto, que alguien tiene unas ganas insoportables de que empiece cierta última temporada de cierta serie de televisión sobre náufragos aéreos y viajes en el tiempo... Seguro que hablaremos largo y tendido (sobre ése y otros temas) en breve, ya sea en persona, por teléfono o por mail...

Anónima (de mi corazón): sabes que yo también te adoro, aunque creo que soy un pelín más objetivo (eso de ponerme como escritor en la misma frase que Gabo me parece una señora pedorreta mental, jajajaja, aunque me ha llegado a lo más hondo del alma). Los "a veces" a veces aciertan y a veces no, jejeje... y unos pocos puntos suspensivos más... ...ala, ya me he quedado a gusto... ;)

El Barón Rampante dijo...

Jeroo!!!!!!!

Así que el abismo hace caput...

La verdad es que como lector ocasional no tengo mucho derecho a echar lagrimitas jeje Ee hecho, para mí seguirá estando vivo, porque mientras no lo elimines de la faz del internete, cada vez que me asome tímidamente a la blogosfera (digamos una vez al mes o así, siendo generosos jeje) la visita a tu archivo será obligada :D

Mi blog sigue igual de abandonado y muerto que siempre, aunque no tengo intención de cerrarlo, es un buen lugar para desahogar jiji (no! no me contagiarás la blogalipsis!! yo esperaré por lo menos hasta el 2012 xd)

Sabes? Me da pena que al final esas cañas en Santiago no se hicieran realidad... Yo ahora estoy en Barcelona, estudiando piano!! A veces hecho un poco de menos la zona vieja, cineuropa, la alameda, bonaval... pero para ser sinceros estoy muy contento aquí y la ciudad condal tampoco desmerece jeje Además ahora con el "bicing" este puedo ir pedaleando a tos laos :P

Un saludo y mucha suerte con todo!! quizás algún día nuestros caminos se crucen, ¿quién sabe?

PD: muy buenas tus reflexiones... el mundo de los sentimientos es un tutumrevolutum apoteósico de quizases, tesoros enterrados (o polvo debajo de la alfombra), sobre el que a veces es mejor no pensar demasiado para no perder la cordura. Aunque, por otra parte, sin sentimientos nos volveríamos todos una panda de autómatas dementes no?