sábado, noviembre 07, 2009

Skunk Anansie, directos a la división de honor


El jueves pasado tuve la suerte de poder asistir al único concierto en España de la actual gira de Skunk Anansie con motivo del lanzamiento de su disco de grandes éxitos "Smashes and trashes".

Servidor conoció al grupo liderado por la carismática Skin gracias a la convivencia diaria en una residencia de estudiantes pontevedresa con Home de Xeo, inamovible e incondicional fan de la banda británica. No obstante, Skunk Anansie nunca había sido uno de mis grupos de referencia, sino más bien una de esas presencias constantes pero sutiles a las que acabas acostumbrándote y cogiendo cariño a fuerza de escuchar sus canciones una y otra y otra vez (y, tratándose de Xeo, puede que incluso una o dos veces más, jejeje).

Debo reconocer que esa percepción de "grupo menor" ha cambiado después del recital enérgico y contundente que la banda dio el otro día en la sala La Riviera de Madrid.

Tras el paso por el escenario de unos muy olvidables teloneros (llamados The Chemists) y después de una espera exageradamente larga y cansina, la salida a escena de Skin y cía. produjo en el personal asistente un subidón de adrenalina y buen rollo inmediato y espectacular, en parte debido a la sabia decisión de comenzar el recital con un trallazo del calibre de "Selling Jesus", a la que inmediatamente después siguieron "Charlie big potato" y la reciente "Because of you", casi tan buena en su versión de estudio como en el directo.


A partir de ahí, lo cierto es que el público sólo tuvo ojos y oídos para Skin. La vocalista es una jodida fiera, una bestia parda, un hipnótico huracán que no cesa de bailar, interpretar y encandilar con su magnetismo de pantera salvaje y su voz torrencial. Tanto da que se enfrente a una balada intimista como a un cañonazo con reminiscencias metal, la alter ego de Deborah Dyer se pasea por el escenario como una apisonadora sobre un campo de amapolas. Si a eso le sumamos que La Riviera parecía estar llena a rebosar de auténticos adoradores de la banda, el ambiente no podría haber sido mejor. De hecho, en un momento dado se produjo una ovación por parte del público como servidor nunca había visto y oído en un recinto de esas condiciones (no es lo mismo ir a ver a una banda llena-estadios que a un grupo habituado a las salas). Un 10 para el público, sin duda.

Entre tanta euforia sigue habiendo espacio para las quejas. Personalmente, el concierto me pareció demasiado breve (ya sé que hora y media viene siendo lo habitual, pero lo habitual no implica que uno se quede satisfecho) y, pese a que sonaron casi todos los temas que se esperaba que hiciesen acto de presencia, yo eché de menos mi canción favorita del grupo, "Tracy's flaw". Sé que no es una de las composiciones más emblemáticas de la banda, pero siempre me ha parecido de lo mejorcito de su repertorio.


De todos modos, pequeñeces como ésa no pueden empañar el hecho de que los fulanos de Skunk Anansie no sólo han demostrado tener un directo arrollador, sino que se han ganado por derecho propio una consideración muchísimo mayor en mi particular escala de valores musical.

Cosa que, por otro lado, seguro que a ellos no les quita el sueño...

3 comentarios:

Kiko Nuñez dijo...

POr que nadie pone nada aqui, ya se que puedo resultar cansino pero es que hoy me toca repaso del blog de UN MIKE.

BUENO MI COMENTARIO ES:

Pero que cabron, pues claro que la TIA es un puto huracan, y la voz te come por dentro las entrañas. TE dire que tendrias que tener encuenta, que 1º LO DE EL BOSS no es normal, y esto te lo digo para decirte 2º ESTAR MAS DE UNA HORA Y MEDIA encima de un escenario rebentandola es muy muy duro, por que ya no solo es el poner tu resistencia, sino tambien tu voz, tu presencia, tu show, tu filling, y eso aunque no se tenga encuenta, es un gran gasto de FUEL para todos sin contar a los mutantes (BONO; EL BOSS, MICHEL JACKSON, a no Michael ya no) bueno eso pero sido diciendo que QUE CABRON MIKE, yo tamnbien queria si si si....

marguis dijo...

Me has dado un envidia enorme!!!
A mi menecanta el grupo desde que me enamoré de Selling Jesus que salía en la banda sonora de Días extraños... y coincidimos en lo de Tracy's flaw, es mi canción favorita del grupo, me encanta como empiza como balada y luego la cantante se crece de una manera inolvidable y llegas al estribillo con ganas de caña y ritmo...

Jero dijo...

Kiko: ya sé que hora y media es lo habitual, pero qué quieres que te diga, a mí me sigue pareciendo poco. Precisamente los conciertos de sobresaliente son los de la peña que está ahí las dos horas, dejando al público plenamente satisfecho (acuérdate de Bunbury o Manu Chao, que no son U2 ni Springsteen, y tocaron sus dos horas y pico). Lo cual no quiere decir que un concierto de hora y media no pueda ser la leche (éste de Skunk Anansie lo ha sido, el anterior de Che Sudaka también lo fue y sé que el de Muse, que no va a pasar de la hora cuarenta y cinco también lo será).

Marguis: aaah, "Días extraños", qué peli tan infravalorada. No recuerdo haber oído "Selling Jesus" en esa cinta, pero la verdad es que le pega bastante. A mí también me gusta mucho como "Tracy's flaw" vamoviéndose entre géneros y ritmos sin perder ni una gota de feeling. Ésa es una de las grandes virtudes de Skunk Anansie, que saben mezclar pop, metal, funky o balada rockera sin que suene a remiendo...