sábado, abril 04, 2009

Adiós, "amigos"

Hace unos meses me hice una cuenta de Facebook para poder comunicarme con una conocida que vive en el extranjero. En cuestión de minutos descubrí que muchos de mis colegas ya tenían una cuenta y en los días siguientes muchos otros conocidos contactaron conmigo a través de la misma red social. Pero yo jamás le di uso, la verdad, porque me parece bastante poco manejable, muy poco discreta y, sobre todo, un auténtico coñazo que demanda muchísima atención (que no estaba dispuesto a darle).


Poco tiempo después me hice una cuenta de Tuenti para poder comunicarme con otra colega, que vive cerca pero no lo suficiente como para poder verla siempre que me apetece. Al igual que en el primer caso, navegué superficialmente la interfaz y descubrí que aquello era un rollo patatero y que no pensaba perder mi tiempo allí teniendo tanto que decir en, por ejemplo, este blog (ni qué decir tiene que de todo eso que tengo que decir muy poco es ciertamente relevante).

Al final, resultó que ni Facebook ni Tuenti mejoraron la comunicación con ambas chicas. De la primera hace bastante que no sé nada y de la segunda... pues ojalá hiciera menos, la verdad.


Supongo que a otra gente esto de las redes sociales le parecerá lo más de lo más, pero yo si quiero que alguien vea mis fotos, se las mando personalmente al mail. Si quiero conversar, tengo el Messenger o, mejor aún, el teléfono (que sí, cuesta dinero, y ya sé que se me da fatal hablar a través de las ondas porque no consigo superar esa percepción fría y distante de mis propias palabras, pero siempre será mucho mejor que dejar un comentario en un muro). Para tratar con los infinitos desconocidos que pueblan la red prefiero mil veces el blog: yo decido lo que mostrar de mí mismo y hasta dónde, y si quiero hacer una broma privada me aseguro de que sólo la entienda quien yo quiero que la entienda. Por otro lado, por simpáticos que sean quienes contribuyen a mejorar (considerablemente) El Abismo con sus comentarios (mil gracias a todos), tengo muy clara la barrera que separa a los ciber-conocidos de los conocidos “del mundo real” (igual que distingo perfectamente entre el mero conocido del colega y al colega del auténtico amigo). Leer en mi perfil de Facebook o Tuenti que menganito o fulanito me ha enviado una “solicitud de amistad” es algo que siempre hace que se me revuelvan las vísceras y un hedor vilioso emane de mi boca.

¿Solución? Darme de baja, of course. Pero aaaaaah, mis queridos (y escasos) lectores: más fácil sería apostatar de la Iglesia Católica.

En el caso del Tuenti, si se busca y se rebusca uno puede llegar a encontrar una casilla donde, redactando un mensaje destinado a los administradores (?), se te informa de que en breve se dará de baja tu cuenta. Con Facebook la cosa está más complicada. Después de agudizar mis dotes como detective escudriñando todos los menús de mi perfil no encontré ni una sola pista que me orientase hacia la salida de esta pesadilla. Finalmente hice una búsqueda en Google y encontré un misterioso enlace (desde un blog) que me guió hacia la renuncia, prometiéndome que en el plazo de 15 días mi cuenta sería borrada y nadie podría acceder a ella. En un par de semanas comprobaré si se ha cumplido lo prometido, pero he leído en varios foros que sería conveniente mandar un e-mail a los organizadores del cotarro para pedirles que se eliminen definitivamente todos mis datos personales. ¡Fausto lo hubiera tenido más fácil para darle esquinazo a Mefistófeles, maldita sea!

Si esto resulta, voy a plantearme muy en serio lo de abjurar de mi condición de feligrés de la Iglesa de Roma, prometido.



Nunca llegué a picar con el MySpace pero, sólo por el disfrute de hacerlo, al terminar con Tuenti y Facebook cancelé también mi cuenta de Fotolog, que no tocaba desde el año pasado (si vamos a hacer las cosas, vamos a hacerlas bien). A partir de ahora mis vínculos con la red de redes se reducen a mi cuenta de e-mail (de la que, debido a mi situación personal/laboral no puedo prescindir) y a este blog, para el que siempre he tenido un plan concreto y que no pienso dejar que se desmadre.

Os parecerá una tontería, pero me siento como si me hubiera quitado un (virtual) peso de encima...

7 comentarios:

marguis dijo...

A mi, hace unos meses me enviaron la invitación para el Facebook, presa de la curiosidad, me convertí en miembro casi al instante... para olvidarme a los cinco minutos... nunca lo visito... aunque si tengo solicitudes de amistad las acepto (casi todas de mis primos, así qu se puede decir que la mayoría de mis allegados son familia) y si alguien me habla a través del "muro" (que es un verdadero coñazo) pues le contesto, no hay que ser maleducada... y después de todo los avisos en el mail son para eso, ¿no? Mi madre, como toda madre preocupada por las nuevas tecnologias que no acaba de entender, le parece, que todo eso de las redes sociales, es un atractivo para que mala gente (muy mala gente) sepa un montón de datos sobre ti, que no le haría falta saber... no ya por mi, pero por mi hermana pequeña, si uno es amigo (o conocido, o alguien con el que has hablado una vez) ya puede ver lo que hablas, cuando quedas, por donde sales... y eso a mi madre, la pone de los nervios... y si lo pienso bien, a mi también... Si quiero hablar con mis primos (y demás amigos), puedo llamarlos, puedo ir a verlos, puedo chatear con ellos, puedo mandarles un mail, ¿qué necesidad tengo de gritar al mundo lo que voy a hacer este fin de semana? ¿A alguien le interesa que sea fan de "Despertarme tarde por las mañanas"? Todo el que me conoce ya sabe eso de mi... y si quieren saber mas... pues ahí está mi blog...


No creo que me quite... a estas alturas mi hermana pequeña se llevaría un disgusto ¡con lo contenta que está ella cuando me manda un mensaje por el Facebook, mientras se sienta al lado mío cada una delante de su ordenador!

;)

El chache dijo...

A mi esto del Facebook y el Tuenti, a pesar de tener una cuenta en cada uno, me parecen una soberana tontoculez.
Un saludete

Ѕilυiα dijo...

Pues yo tengo Tuenti y Facebook... El Facebook lo tengo pero no lo uso (ni se usarlo vamos...) me lo hice porque me insistieron pero no me gusta.

La cuenta del Tuenti si que la uso más porque ahí es donde tengo a "amigos, amigos de verdad" subo fotos, comentamos, y además en vez de mandar un sms o llamar utilizamos el Tuenti para quedar y así no hay que hacer cadena de:" tu llamas a tal, yo a cual", nos enteramos a la vez y punto.

A gente desconocida no la agrego, más que nada que agregué una vez a un chico y resultó ser mi exnovio con un perfil falso... jajaja... así que como para volver a fiarme estoy :p

Jero dijo...

Marguis: lo de hacerse fan también me parece bastante grimoso... ¿qué necesidad hay de unirse a un grupo de gente que tiene en común, no sé, la tortilla de patatas (que por cierto está de rechupete)?

Chache: no sé si "tontoculez", pero desde luego conmigo no casa bien...

Silvia: tampoco pretendía atacar a la gente que sí lo usa. Si tú lo usas para hablar con tus amigos me parece perfecto, aunque no comparta el entusiasmo. Lo de tu ex-novio... parece que el muchacho no ha asimilado bien el prefijo, ¿no? Lo siento por ti, pocas cosas hay más chungas que un/a ex que no te deja en paz...

Ѕilυiα dijo...

Jero, no me he sentido atacada en ningún momento, es lo que tiene esto, que se ve el tono en el que se dicen las cosas... :)

charlie furilo dijo...

Que razón tienes!!!
yo me abri cuenta hace poco, y he acabado hasta los huevos de tanta petición de supuestos amigos mios (como mucho conocidos), y tanta chorrada, que si te mando un beso, que si un refresquito...anda a mamarla!!!

Anónimo dijo...

Bonjorno, elabismotedevuelvelamirada.blogspot.com!
[url=http://viagrakhou.pun.pl/ ]Vendita viagra [/url] [url=http://cialisashy.pun.pl/ ]Comprare cialis in Italia[/url] [url=http://viagraater.pun.pl/ ]Compra viagra generico[/url] [url=http://cialisuper.pun.pl/ ]Compra cialis online[/url] [url=http://viagragent.pun.pl/ ]Acquisto viagra in Italia[/url] [url=http://cialishols.pun.pl/ ]Vendita cialis generico[/url]