sábado, julio 21, 2007

"...tus ojos del color de la Coca-Cola..."



Después de 8 meses poniendo letra y música a mis desventuras vitales, Andrés Calamaro y Fito y los Fitipaldi se habían ganado un lugar preferente en mi melomanía, y el concierto del pasado 21 de julio era uno de esos ansiados momentos que no parecían llegar nunca… hasta que llegó, obviamente.

Advertidos por la cancelación del espectáculo “Dos pájaros de un tiro” de Serrat y Sabina a causa de la lluvia tan sólo siete días antes, los promotores de la gira decidieron trasladar el espectáculo del argentino y el vasco al Multiusos del Sar, un pabellón considerablemente más incómodo y claustrofóbico que el entorno originalmente programado, en el Monte do Gozo.

El Sar, por desgracia, tiene mala acústica. Tanto es así que la primera hora de concierto nos resultó a mí y a mis acompañantes bastante decepcionante, no por la actuación de los músicos, sino porque la marabunta de gente nos obligó a situarnos en la parte superior de las gradas, a donde el sonido llegaba insultantemente distorsionado. Por suerte tomamos la determinación de buscar un lugar donde disfrutar mejor de esas canciones que nos llevaba la vida escuchar y que estábamos a duras penas oyendo.

Resituados, comenzó la verdadera diversión. Además, el espectáculo duró algo más de tres horas, con lo que esa primera parte de bajón se esfumó progresivamente de nuestro recuerdo, y acabamos (yo al menos) gozándolo como nunca.

El concierto se planteó como un festival en 4 actos:

Primero, Andrelo y Fito salieron al escenario (con la consiguiente ovación del público) para calentar motores con unos cuantos temas interpretados conjuntamente.

Luego Fito nos dejó educadamente en compañía del rioplatense y su gente, y Calamaro, con sus gestos bizarros y su retórica destartalada, ofreció un concierto muy rockero y ligeramente descafeinado, en la medida en que se le quedó mucho en el tintero (ni “La libertad”, ni “Cuando te conocí”, ni “Media Verónica” estuvieron entre su repertorio), que no terminó de colmar mis expectativas. No obstante, tuvimos, entre muchas otras, “Paloma” y “Estadio Azteca”, y con sólo esas dos la noche ya hubiera sido digna de ser recordada.

A continuación, la despedida de Andrés dio paso al show de Fito y los Fitipaldi, y aquí sí que no hubo contemplaciones: estuvieron pletóricos. Desde el primer momento, el concierto del Sr. Cabrales fue una auténtica celebración de rock’n’roll en estado puro, con un público ganado a fuerza de honestidad, letras antológicas y, sobre todo, buena música. Yo, que soy un tanto pejiguero, diría que faltó “Trozos de cristal” para que fuese el concierto perfecto, pero ciertamente Fito demostró que, con toda probabilidad, es el artista pop español que se encuentra en mejor forma musical actualmente. Si a ello sumamos las implicaciones emocionales que tienen en mi vida algunas de sus canciones, es comprensible que el nivel de disfrute personal tendiese a infinito.

Finalmente, ambas estrellas plantearon un fin de fiesta a la altura de las circunstancias, interpretando un puñado de temas en pareja, y cerrando todo el cotarro con una “Flaca” que, no habiendo hecho acto de presencia en la parte “calamariana” del evento, ya esperábamos todos como agua de mayo.

Un lujo de concierto, en resumen, y la consagración definitiva (en cuanto a mi escala de valores se refiere) de Fito y los Fitipaldi como una banda imprescindible en el panorama nacional, a años luz de toda esa insulsa turba que compite a su lado por alzarse con algún puesto de deshonor en los 40 principales…

2 comentarios:

Tere dijo...

...por fin!!!! pensé q nunca llegaría el momento de ver a Calamaro en concierto, pero llegó y....ai Andrés....jajajaja....lo amo!!!! y cantó Paloma.....lo amo aún más!!!!! jajajajajajaja. Vale q el público parecía más entregado con Fito (como yo no m sabía ninguna canción no pude compartir la entrega, jeje)pero Andrés es Andrés (incluso con sus movimientos y gestos raros raros raros, jajajaj)

...q bonito es Londres!!!!! me hubiera quedado a vivir eternamente allí (aunq bueno, me hubiera quedado a vivir en tantos sitios, jajajajaja) Pásalo chachiiii!!!!!!

Jero dijo...

Corazón, me he tomado la licencia de eliminar la entrada que había antes y poner ésta, mucho más explicativa, y dejar tu comentario como estaba... -iles de -esos, jajaja!