martes, abril 17, 2007

Secretos y mentiras

“-Los hombres como usted son los que hacen las grandes guerras.
-No. Nos aseguramos de que las guerras sean pequeñas.”


Ésta es sólo una de las innumerables perlas de guión que contiene “El buen pastor”, segunda película dirigida por Robert De Niro, y que cuenta en su reparto con Matt Damon, Alec Baldwin, Angelina Jolie, Michael Gambon, John Turturro, William Hurt, Joe Pesci y el propio De Niro en un pequeño pero destacado papel.

Decían hace un par de meses en la revista “Rolling Stone” (a propósito del nuevo disco de Arcade Fire, “Neon Bible”) que está feo decir cuál es el disco del año en febrero, y supongo que con esta película pasa más o menos lo mismo. Lo que está claro es que, sino el mejor, “El buen pastor” será recordado como uno de los films más importantes del presente 2007. Y razones no le faltan.

La anterior película de Robert De Niro, “Una historia del Bronx” era una de esas pequeñas producciones hechas con mimo, sin grandes pretensiones y sin apenas defectos a tener en consideración. Un relato emotivo sobre la juventud y la vida en las calles, que presagiaba el ascenso de un nuevo director al que seguir de cerca. Lo que nadie sospechaba era que De Niro iba a tardar la friolera de 13 años en ponerse de nuevo tras las cámaras, pero ya no para hablar de lo cotidiano desde la humildad de un realizador en fase de aprendizaje, sino abordando un proyecto de grandes pretensiones, sacándolo adelante con la soltura de uno de los grandes sin caer en la épica de baratillo.

Hay en “El buen pastor” ecos de Coppola (metido en el film en labores de producción) y de Scorsese, dos de los grandes maestros bajo los que De Niro tuvo la suerte de trabajar en el pasado (y los que lograron arrancarle sus interpretaciones más memorables). Hay también un trabajo actoral impresionante, encabezado por el siempre contenido Matt Damon, uno de los mejores actores de su generación que, no obstante, sigue sin recibir el reconocimiento que merece (supongo que si uno no interpreta a subnormales, esquizofrénicos o cualquier tipo de personajes tarados y/o torturados tiene muy difícil eso de recibir un premio en Hollywood).

Las casi tres horas de película se digieren como agua gracias a un ritmo rayano en lo perfecto y un montaje excelente, y si bien la banda sonora no pasará a los anales de la historia (una partitura más bien discreta de Marcelo Zarvos y Bruce Fowler), es un acompañamiento sonoro ideal para las imágenes proyectadas en pantalla.

Pero si todo funciona a las mil maravillas en la película, se trata sin duda gracias al maravilloso guión escrito por Eric Roth (quien ya se había encargado de demostrar su innegable talento al parir el libreto de “Munich”, de Steven Spielberg). Un guión que mima a todos y cada uno de sus personajes, con unos diálogos increíbles (cada conversación esconde información a múltiples niveles al tiempo que define a los interlocutores y hace avanzar la trama con una soltura pasmosa), con unos silencios igualmente geniales (los que dibujan, de forma inversa, al personaje protagonista) y con un uso del flashback/flashforward que no por manido (y generalmente usado con resultados muy inferiores) resulta menos apropiado.

Muy de vez en cuando, uno tiene la satisfacción de salir del cine sabiendo que lo que acaba de ver merece en toda regla alcanzar, algún día, el apelativo de “clásico”. Los hados son caprichosos y quizás “El buen pastor” no alcance tal status en un futuro próximo (ocurrió con mi adorada “Camino a la perdición”, desgraciadamente incomprendida), pero no será porque no lo merezca.

Ya sólo nos queda esperar que De Niro se olvide definitivamente de la actuación (y así podamos librarnos de bochornos tan lamentables como “Rocky y Bullwinkle” o “Showtime”… Bobby, quién te ha visto y quién te ve…) y se pase definitivamente a la dirección, dándonos más de “esta mierda tan buena” con cierta asiduidad…

1 comentario:

jesu! dijo...

jerito!!!! Yo no se q tal estará la película, confío en tu criterio,jejej, lo q sí se es q me encanta el diseño del cartel! Com va tot? (así dicen en cataluña!) ya ves q yo currando un montonazo! no paro! mucho escribes tú por aquí, jajaja,ya no se ni donde fue q te escribí laotra vez,pero desde q vine has subido lamar de cosas!!! a ver si cojo la costumbre de pasarme mas por aqui q siempre se meolvida, jejeje. un beso jero! muaaaaaaaaaaa