sábado, febrero 03, 2007

Montones de viñetas

Herida de muerte mi ilusión por no poder acudir al Festival de Angoulème (el año que viene, el año que viene, el año que viene…), me puse las pilas con el montículo de lecturas comiqueras atrasadas que se elevaba peligrosamente en el escritorio, amenazando con derrumbarse y aplastar al gato en cualquier momento. Como son unas cuantas cosas, hago resumen rapidillo, aunque algunas merecerían pararse un poco más (y otras, ni mencionarlas). Ahí va:

-Silent Dragon (Andy Diggle/Leinil F. Yu): Diggle es el guionista de “Los perdedores”, una serie resultona de acción y espionaje algo tópica pero que divierte. Yu es uno de esos dibujantes interesantes que, sin embargo, no acaban de convencer. “Silent Dragon” propone una trama cyber-punk de samuráis chachi-guays llena de cacharros hi-tech que no funciona en el guión, que no acaba de gustar en lo ilustrativo y que fracasa estrepitosamente en lo narrativo. Como dicen en mi casa, una mierda. Le doy un 2, porque estoy de buen humor.


-La Conjura de Cada Miércoles: Sectas y paranoias (Sergio Bleda): éste prometía un huevo, y me ha decepcionado enormemente. No sé si es porque cuando leí “El baile del vampiro” yo era más joven e inexperto (debería releerlo, supongo), o si es que Bleda ha empeorado mucho, pero este primer album de “La conjura…” me parece flojito, flojito. Un 4, siendo buenos. Y eso que el dibujo tiene personalidad…

-Fábulas: las crueles estaciones (Bill Willingham/Varios): me pregunto cómo una serie tan mediocre como esta “Fábulas” tiene, por lo general, tan buenas críticas por parte de la mayoría del público. No es que sea malo, sino que, básicamente, es un intento de hacer un nuevo “The Sandman”, desgraciadamente sin el talento literario de Gaiman y sin el buen hacer de los dibujantes que le acompañaban. Un 5 peladillo, peladillo…

-Los Heresiarcas 2: los caminos invisibles (Carlos Portela/Das Pastoras): qué bueno es Das Pastoras. Qué bueno es Das Pastoras. Pero QUÉ BUENO ES DAS PASTORAS. ¿El guión? ¿Eh? ¿De qué me hablas? ¿Guión? ¿Qué es eso de guión? Si puntuo por separado (Guión: 2’5. Dibujo: 9’5), la media me sale a 6. Po bueno, po fale, po malegro. (La imagen, por cierto, es del primer album, no encontré en Google ninguna del 2).

-Rey David (Kyle Baker): la archiconocida historia bíblica de David (ya sabéis, el de Goliat) narrada desde un punto de vista cómico que se torna agrio y dramático de cara a sus últimas páginas. No es el mejor trabajo de Kyle Baker, y de hecho el color es bastante horroroso, pero Baker siempre se mantiene muy por encima de la media (como si eso fuera decir mucho, claro), y su sentido del humor siempre consigue, aún en el peor de los casos, hacerme soltar unas cuantas sonrisas cómplices. Aún así, muy por debajo de “Por qué odio Saturno” o “You are here”. Un 6’5.

-Hulka: Titania (Slott/Bobillo/Pelletier): Intrascendente lectura, pero muy divertida, estupendamente dibujada por Bobillo (los números del otro dibujante, Pelletier, son más sosos), que tiene un estilo perfecto para la comedia. Slott le saca partido a los personajes más estrafalarios del universo Marvel y propone un juego metalingüístico muy chulo con la continuidad. Un 6’5.

-32 de Diciembre (Enki Bilal): Soy un incondicional de Bilal, así que supongo que le perdono casi cualquier cosa. Sé que sus proyectos en solitario suelen tener unos guiones bastante flojos, de difícil comprensión (o nula, más bien), que nos llevan a asentir a cada nuevo giro argumental únicamente por lo hipnótico del envoltorio. Su estética, su imaginario particular y su estilo gráfico son demoledores. Así que no puedo ser justo valorando cada obra suya que leo. Supongo que siendo de cualquier otro autor, le pondría un 5 y me quedaría tan tranquilo, pero es Bilal, Bilal de mis amores, así que no pienso regatear por debajo del 7.

-Iron Man: Extremis (Warren Ellis/Andi Granov): Es cierto que con el espectacular dibujo de Andi Granov, cualquier balbuceo mínimamente inteligible que nos hubiese regalado el guionista mega-hot Warren Ellis hubiese parecido la caña, pero lo cierto es que, para contar la típica historia de actualización-resumen-puesta a punto de personaje, este tomo resulta toda una sorpresa, quizás no por ser brillante, sino por estar simplemente bien hecho. Esta debería ser la calidad media exigible a un tebeo de super-héroes. Un 7.

-Cuaderno de Viaje (Craig Thompson): Después de leer “Blankets” y elevarlo a los altares de esa preciada minoría conocida como “MIS COMICS FAVORITOS DE TODOS LOS TIEMPOS”, ya me tardaba conocer alguna otra obra de este autor, Craig Thompson. Y aunque este no es exactamente “el nuevo libro de Craig Thompson”, como el propio autor aclara en el prólogo (sino que es un diario del viaje que hizo por África y Europa durante la gira de presentación de “Blankets”), sí sirve de sabroso piscolabis hasta que podamos leer algo nuevo suyo (o hasta que se reedite el agotadísimo “Adiós, Chunky Rice”, que qué ganas le tengo, carajo). Un 7’5.

-Sleeper: a su suerte (Ed Brubaker/Sean Phillips): aunque los números contenidos en este tomo ya los tenía de cuando Planeta los editó en grapa, para un vicioso comprador compulsivo como yo, cualquier reedición de sus “obras de culto” siempre supone un nuevo desembolso (sobre todo si se pasa de la edición más cutre y perecedera del mundo, las 24 páginas en grapa, al tomo recopilatorio, aunque en este caso sea en tapas blandas). Sea como fuere, “Sleeper” merece esta nueva edición, más aún cuando el plan de publicación incluye la ansiada segunda temporada que cierra la colección, y que quedó inédita en su día. Así, serán en total cuatro tomos (más “Point Blank”, la soberbia precuela recopilada también en tomo hace unos meses). De lo mejor que se ha publicado en cuanto a super-héroes en años. Y además dibuja Sean Phillips, que mola un mazo. Un 8’5.

2 comentarios:

Nocciola dijo...

Para cómics, los tuyos!!! el mejor! lo estás haciendo muy bien ;), la transparencia llegará, estoy seguriiisima! Gracias! MUUUa

Jero dijo...

Jajaja! Que llegue la transparencia! Pero que llegue antes de que me aburra de esperarla!