sábado, diciembre 02, 2006

Martini con Vodka, mezclado, no agitado


Después de la descacharrante, absurda, hiper-fantasmosa (tanto que parecía una parodia) y además divertidísima “Muere otro día”, llega esta precuela en la que se narran los acontecimientos que configurarían, a posteriori, la personalidad de uno de los iconos más representativos del cine comercial (pese a haber tenido su génesis en el medio literario, de la mano de Ian Fleming): James Bond.

“Casino Royal” es un giro radical hacia un registro más seco, realista, frío y menos complaciente con el espectador palomitero al uso: sólo una explosión en todo el metraje, un final totalmente anticlimático, un argumento vertebrado no en torno a la clásica arma del juicio final (satélite espía, cabeza nuclear) sino alrededor de una partida de póker (en la que, además, no está nada claro quien va a resultar vencedor, todo un acontecimiento en una peli Bond). El guión es mucho más complejo y rico en matices (sobre todo en cuanto a los personajes) de lo que estamos acostumbrados, y la acción se muestra más física y real que nunca.

Pero (y es un pero enorme) resulta que todo el conjunto se tambalea por culpa de una elección muy desafortunada del actor protagonista. No hay duda posible: Daniel Craig no es James Bond. Si no fuera por eso, estaríamos ante una peli de acción notable, para pasar un buen rato y olvidar, claro, pero que cumpliría con su función de sano divertimento a las mil maravillas. Con Craig, sigue ofreciendo todo eso, sí, pero también la sensación de que, con otro actor, nos encontraríamos ante la mejor película Bond de toda la saga. Y de largo.

(Y por cierto, que belleza y sobre todo, atractivo sin límites, esconde la mirada de Eva Green, de la que un servidor ya tuvo a bien enamorarse en “Soñadores”, de Bernardo Bertolucci).

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues a mi es una peli que me ha gustado. Es el unico James Bond en el que te preguntas si el tio va a sobrevivir (a lo mejor es la ulitma de la serie :-O )
Y ademas tiene suspense ! esa partida de poker !!! y sus frases chistosas por fin tienen algo mas de gracia que en las demas peliculas que te preguntas como unas frases asi pueden pasar sin q no le pegue alguien por bobo.
Es cierto que el actor es "rarillo", demasiado grande y musculoso. Pa mi que no estamos acostumbrados a ver a James tan humano, normalmente tiene ese aire de desdén que le situa muy por encima de nosotros.
Aunque tengo que añadir algo sobre la primera persecución : ESOS AMERICANOS SON UNOS COPIONES !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
y sino mirad la peli "yamakasi" y vereis q ese q va por ahi saltando immuebles no es mas que una piltrafilla, pfeu ! américains de merde

Para terminar, es una peli que combina todos los trucos geniales del la serie Bond, pero que tiene un algo más que permite hablar de ella + que de costmbre.

emma

Emma dijo...

Pues a mi es una peli que me ha gustado. Es el unico James Bond en el que te preguntas si el tio va a sobrevivir (a lo mejor es la ulitma de la serie :-O )
Y ademas tiene suspense ! esa partida de poker !!! y sus frases chistosas por fin tienen algo mas de gracia que en las demas peliculas que te preguntas como unas frases asi pueden pasar sin q no le pegue alguien por bobo.
Es cierto que el actor es "rarillo", demasiado grande y musculoso. Pa mi que no estamos acostumbrados a ver a James tan humano, normalmente tiene ese aire de desdén que le situa muy por encima de nosotros.
Aunque tengo que añadir algo sobre la primera persecución : ESOS AMERICANOS SON UNOS COPIONES !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
y sino mirad la peli "yamakasi" y vereis q ese q va por ahi saltando immuebles no es mas que una piltrafilla, pfeu ! américains de merde

Para terminar, es una peli que combina todos los trucos geniales del la serie Bond, pero que tiene un algo más que permite hablar de ella + que de costumbre.

emma