miércoles, julio 13, 2011

Mi barra de metal

“(…)
Esta noche alguien va a probar mi barra de metal
Del que no se enfría jamás
Siempre está hirviendo
Y ahora yo quiero jugar a ser gigante
Pensemos en horizontal
Yo voy delante
(...)”

Mantengo desde hace meses una relación de amor/odio con la banda jienense Supersubmarina. Los conocí gracias al videoclip de “Supersubmarina” (sí, la canción se llama como el grupo), una reflexión sobre el drama masculino del gatillazo envuelta en una puesta en escena que bebe tanto de la obra de David Lynch ("Twin Peaks" y "Mulholland Drive", principalmente) como del “Stalker” de Andrei Tarkovsky. Y que además es pegadiza como un chicle en el paladar.


El primer larga duración de Supersubmarina, “Electroviral”, era una fusión de los tres EP's que habían ido publicando en los meses anteriores, y también uno de los discos más irregulares y sin embargo con mayor índice de reescuchas de cuantos el pop-rock español nos ofreció en 2010. Junto a temas tan inspirados como “LN Granada” o “Ana” se encuentran otros como “Cientocero” o “XXI” que parecen escritos (aunque no compuestos) por El Canto del Loco. “Electroviral” oscila entre el notable y el insuficiente como el péndulo de un metrónomo, y yo no sé si me gusta o me horroriza, si me declaro fan o detractor. Quizás ambas cosas.

El problema, me temo, es que estos chavales son tan buenos componiendo melodías con pegada, singles inmediatos, como negados para las letras. Sólo así se explica que un trallazo como “Kevin Mcallister”, que abre su nuevo EP “Realimentación”, contenga perlas como “mucho MDA / lo vamos a flipar / MGMT va a sonar” o ese estribillo que aparece en paráfrasis al inicio de esta entrada y que tiene de sutil lo que yo de inuit menopáusica. Una melodía tan enérgica y divertida merecía una lírica infinitamente mejor.


“Realimentación” es, en general, un pequeño paso cualitativo en lo que al sonido de la banda se refiere. A la ya citada “Kevin Mcallister” le sigue otro pepinazo, “Puta vida”, posiblemente el punto álgido del EP, y a ésta un corte alla The Last Shadow Puppets (salvando distancias de magnitud cósmica) titulado “Emperatriz” que mezcla con gracia el rock surfero con las bandas sonoras del cine de espías de los setenta. Cierra el disco “El encuentro”, de pretenciosa puerilidad y, sin embargo, tan adictiva como las tres anteriores. Son, en resumen, cuatro canciones que siguen a pies juntillas la fórmula de “Electroviral” aportando un plus de solidez: la promesa de una madurez compositiva que puede auparlos a la primera división del rock patrio siempre que sigan progresando en la dirección de Lori Meyers o Vetusta Morla y no en la de Dani Martín y compañía.

Ojalá el éxito les llegue poco a poco y los 40 Principales no les pongan la zarpa encima antes de tiempo...

4 comentarios:

tenenbaum dijo...

Ya que el primer tema se llame como el protagonista de "Solo en Casa", jajaja. Bastante de acuerdo contigo. Tienen buenas canciones y buen directo, pero algunas letras... Aún así, potencial tienen, a ver que tal siguen (y mejor que sigan la dirección de Vetusta Morla que la de Lori Meyers, jejeje). Un saludo

Jero dijo...

La verdad es que yo no pillo la referencia al Kevin Mcallister del título... ¿Tal vez por las drogas que (se comenta) se mete Macaulay Culkin? Va, venga, si no lo enlazo reviento, jajaja. Yo no he visto nunca en concierto a Supersubmarina, pero tienen canciones que pueden ser muy divertidas para dar saltos y quedarse afónico. A los que veré en breve (por cuarta vez, ésta en Compostela) es a los vetustos, que ya tienen más que demostrada la potencia de su directo... Conociéndote, igual hasta nos encontramos por allí ;)

charlie furilo dijo...

Creo que lo hablamos en su día: el disco de Supersubmarina es superdisfrutable y totalmente adictivo. No es nada del otro jueves, pero si que cuenta con unos cuantos pelotazos. Un verdadero placer culpable.

No he escuchado este EP todavía, ni tampoco los he visto en directo, pero creo que tienen que tener su aquel. Saludos compañero!!!

Jero dijo...

Sí, quizás el mejor término para definir a Supersubmarina sea el de "placer culpable". Curiosamente, ya van un LP y un EP (toda su producción) que por h's o por b's acabo escuchando incansablemente, así que igual lo de "placer culpable" tendré que cambiarlo por "placer" a secas. Y es que, aún siendo consciente de todas las limitaciones del grupo, tienen para mí algo terriblemente adictivo... Si te gusto "Electroviral" sospecho que te gustará "Realimentación", Charlie, así que yo de ti intentaría hacerle un hueco entre mis escuchas.
¡Saludos, compañero Furi! :D