sábado, septiembre 18, 2010

Tecnopop para quinceañeras (y blanditos de corazón como yo)

“(...)
Loverless nights, they seem so long
I know that I'll hold you someday.
But till you come back where you belong
It's just another lonely Sunday.
(...)”


[Se vendían (se venden, de hecho, que su primer disco aún acaba de ver la luz) como unos nuevos Depeche Mode con reminiscencias de los Pet Shop Boys, así que el primer acercamiento me provocó más dudas que satisfacciones. ¿La razón? El dúo británico Hurts tiene más cosas en común con A-Ha, Ultravox o incluso Spandau Ballet que con Dave Gahan y compañía, lo que en principio me dejó bastante frío. Asumidas las circunstancias, las posteriores reescuchas fueron haciendo que su debut “Happiness” comenzase a ganar enteros a toda velocidad. Desde luego, estos muchachos de Manchester no inventan nada, escriben unas letras sonrojantes y por momentos caen en un pasteleo más propio de las boybands alla Backstreet Boys que de una formación seria de tecnopop. Pero, ¡qué demonios!, me gustan. Es más, me lo paso bomba escuchándolos. Ejemplo de ello es este pegadizo “Sunday” cuyos versos tenéis ahí arriba, encabezando la entrada. Carne de hit, como también lo son “Better than love”, “Wonderful life”, “Stay” o la ampulosamente épica “Evelyn"... siempre y cuando a uno le vaya el toffe con azúcar glass recubierto de leche condensada, claro.]

8 comentarios:

Fran G. dijo...

Y mire que me gusta su blog, de verdad, de los que más me gustan, palabrita del Niño Jesús. Pero antes me habla de Predator, y ahora de una banda de la que cada vez que leo algo me digo: "Nada, ni hablar, no lo intentes". Y es que con las referencias que me da, que nunca han entrado en mi Top Ten particular, no me anima mucho, la verdad.

Y no le digo nada de Hicksville, que la liamos. En fin...

Sergi dijo...

Hago caso a la recomendación y me lo spotifeo ;)

Jero dijo...

Fran: me quedo con tu primera frase, que viniendo de ti me llena de orgullo y satisfacción (que diría Don Juan Carlos). Dijo el tito Clint en su día aquello de que las opiniones son como los culos y que cada uno tiene el suyo, y éste me parece un momento tan bueno como cualquier otro para reivindicar su innegable sabiduría. Puedo entender que, por cuestión de filias y fobias personales, el asunto Predator te la resbale, o que no tengas ni un ápice de curiosidad por indagar en la música de Hurts. En lo referente al dueto de Manchester, bien podría esgrimir yo ese argumento que tanto te gusta del "placer culpable", porque preveo que estos chicos acabarán cayendo en el olvido (el mío personal) en cuanto me pase una semana o dos sin escucharlos. Lo que pasa es que la expresión "placer culpable" no acaba de convencerme: no siento ningún tipo de culpabilidad por el hecho de que me guste un grupo prefabricado que se nutre de forma carroñera del revival ochentero que vivimos actualmente. Tampoco me avergüenza reconocer, por ejemplo, que me lo paso pipa con los debuts de Linkin Park o Supersubmarina o que me hacen mucha gracia (bueno, hasta cierto punto) los gitazos rompepistas de Lady Gaga ¡Con la mala prensa que tienen entre los entendidos y lo mucho que luce despotricar contra ellos! Soy, si se quiere, un tipo muy ecléctico (eufemismo de que tengo unas tragaderas de aúpa), que tanto se pone en "modo enteradillo" con un clásico de Mankiewicz como se pasa una tarde palomitera de risas y barbaridades con "Los mercenarios" de Stallone. Lo que me desconcierta más es eso que insinúas sobre "Hicksville": ¿por qué no te ha gustado? A mí me parece un tebeo estupendo, por encima del nivel medio de mis lecturas habituales (que sé que, en algunos casos, compartimos). Aún así, me parece de los más sano que tengamos opiniones encontradas sobre multitud de cosas y que debatamos sobre ellas (incluso llegando a tirarnos los trastos) pese a no llegar jamás a reconciliar nuestras opiniones.

Con todo, ya verás como las próximas reseñas que cuelgue te motivan más. Palabra ;)

Sergi: a ver si te gusta el disco. Ya te advierto que el supuesto parecido con Depeche Mode no es tal, ¿eh? Luego no me vengas quejándote, jejeje...

Sergi dijo...

jajajaja, ya con tu reseña iba sobre aviso. Con lo del pasteleo a lo Backstreet Boys lo has clavado xD Pero coño, se escucha bien, siempre que no vayas con expectativas (si me hubiera quedado con lo de depeche mode, ahora me estaría arrancando los tímpanos).

Gracias por la recomendación!

Jero dijo...

Sergi: de nada, tío. Yo cada vez les estoy cogiendo más respeto a estos yogurines. A base de escuchar el disco con asiduidad me ha ido ganando y ahora, salvo el tramo final (desde "Better than love") que se me hace un poco soso (no el bonus track, "Verona", que sí me pone), lo cierto es que en general me convence mucho.

charlie furilo dijo...

Hombre, pues tampoco es para rasgarse las vestiduras.

Yo no me compraría un CD de ellos (jajaja, que gracioso, ¿hace cuanto que no me compro un CD?) ni llevaría fotos de ellos en mi carpeta, pero tampoco suenan del todo empalagoso. Incluso hasta les doy una oportunidad.

tenenbaum dijo...

A mí el disco de Hurts me ha gustado bastante, aunque no es que vaya a ser el disco del año. Y a cada paso me recuerda a algún grupo del pasado, ya sean A-HA, The Beloved, o incluso Bros (¿alguien se acuerda de Bros?). Lo del parecido con Depeche Mode en lo musical nada, pero está claro que no es casual que vayas a buscar a Anton Corbijn para que te saque las fotos de promoción. Pero Hurts me molan, sí señor.

Jero dijo...

Charlie: dásela. Ya digo que a mí me parece un disco muy divertido. Yo no hace tanto que me compré mi útimo CD: fue "The suburbs", de Arcade Fire. Obviously.

Tenenbaum: ¿Bros? Ni idea, jejeje. No sabía que las fotos eran de Corbijn (este fin de semana iré a ver "El americano"; a ver qué tal), aunque ahora que me fijo sí se nota a la legua su impronta en la portada. A mí también me mola Hurts. Somos unos blandurrios, jajajaja...