martes, septiembre 28, 2010

"How to destroy angels" o "Cómo tener contenta a la parienta"

"All our blood lying on the floor
Sense the crowd expecting something more
Opened up, proudly on display
What we tried so hard to hide away
(...)"

[Trent Reznor es un hombre enamorado. Sólo así se explica que el insigne líder, cerebro y único miembro oficial de Nine Inch Nails, grupo de referencia del rock industrial, haya decidido componer y producir un EP para mayor gloria de su esposa Mariqueen cuando podía haber publicado exactamente las mismas canciones interpretadas bajo su alias de toda la vida (sin necesidad de buscarse un nuevo mote, “How to destroy angels”) y alcanzando, posiblemente, una repercusión mucho mayor. Aunque se ve también que eso del éxito no le importa demasiado. Al menos desde el punto de vista económico, porque el EP se regala de forma gratuita en la web oficial del grupo. Vamos, que “How to destroy angels”, como proyecto, como concepto, se revela auténtico acto de amor: uno de esos caprichos que algunos le conceden sanamente y sin miramientos a su chica simplemente porque les apetece y porque, ¡qué demonios!, pueden hacerlo. Como decía al principio, Trent es un hombre enamorado. Y no me extraña, ojo: ¿habéis visto a la señora Reznor? (Demasiada ropa, ¿decís? ¡A mandar!) El disco, dicho sea de paso, no me parece especialmente malo. Tampoco especialmente bueno. Pelín anodino, si acaso. La portada mola y el primer vídeo promocional, el del single “The space in between” (cuyos versos encabezan esta entrada), no está nada mal. Pero “How to destroy angels EP” no aporta absolutamente nada a la discografía del gurú de Pennsylvania y desde luego está a años luz del altísimo nivel musical esgrimido en “The downward spiral” o “The fragile”. Pero esperar esa clase de excelencia, me temo, sería como pedirle peras al olmo. A un olmo, para más inri, total y absolutamente enamorado.]

4 comentarios:

charlie furilo dijo...

Lo escuché no hace mucho y no me dijo prácticamente nada. Anodino, es la palabra que lo define, como bien dices.

Eso si, hay que reconocer el buen gusto del Sr. Reznor, su parienta está que cruje.

Home de xeo dijo...

Cuando disponga de un momento escucharé el disco pero será después de escuchar con detenimiento toda la discografía que me bajé de NIN que por lo poco que escuché me estaba gustando...y mucho.

La portada me flipa pero lo que me ha dejado sin palabras es descubrir lo buenorra que está su mujer... O__o

Saludos gélidos!

Anónimo dijo...

Gracias, no sabia que este disco estaba en la red, y de forma legal, pero lo que me ha decidido de forma total y completa ha sido la palabra gratis, que poder tiene esa palabra...

Jero dijo...

Charlie, Xeo: totalmente de acuerdo con vosotros. Mariqueen tiene pinta de buena persona ;)

Anónimo: me alegro de haberte sido de utilidad. Para mí toda la música es gratis mientras sea mala, regulera o simplemente decente. La "buena buena" la acabo pagando, me parece lo más honesto.