domingo, julio 04, 2010

Sufjan

“Rain bird, laughing in the olive tree,
Collared shirt, with the alabaster altarpiece, you gave to me
Summer sweet, some forgiven
Your advice is all that seems to matter much to me
Call it sweet, call it something paradise

Is it the right word you designed for me?
Is it the broken word or good advice I need?
Is the half as sweet set aside for me?
Is it mysterious? Is it something ripe and sweet?
(…)”


[Desde hace cosa de unos días, me da una pereza enorme ponerme a escuchar discos nuevos. A veces me pasa, va por épocas. Es como todo, supongo: hay temporadas en que estoy muy lector (de novelas), otras en las que devoro tebeos a destajo y otras en las que voy al cine dos o tres veces a la semana. Y luego, ¡pum!, vacas flacas: no hay pelis que me llamen la atención, me siento reacio a arriesgar mi dinero en comics que “no-sé-no-sé” o, como es el caso, me encuentro más cómodo reescuchando discos de hace un tiempo que buscándole el punto a nuevas bandas de pipiolos con buena prensa. Hoy, después de unos meses de no hacerle mucho caso, me picó de nuevo el gusanillo de Sufjan Stevens. Lo he mentado al menos un par de veces en el Abismo porque me parece uno de los mejores compositores actuales de música pop (y con “pop” me refiero al concepto de “popular” en contraposición con “académica” o “clásica contemporánea”), pero creo que aún no le había dedicado una entrada en condiciones. “Esto hay que remediarlo”, me dije.]


[“Come on feel the Illinoise” (o “Illinoise”, como lo llamo yo) es uno de mis discos favoritos de la última década. Uno de mis diez preferidos, quizás (aunque ya se sabe: me queda tanta música por escuchar que esto de los rankings sólo tiene validez para el aquí y el ahora). Hubo una temporada en la que me lo ponía incansablemente a todas horas, apreciando el factor conceptual del conjunto, aunque reconozco que ahora mismo me da la impresión de que es un álbum ligeramente elefantiásico; con algo menos de minutaje habría quedado más accesible. No obstante, como colección de canciones, aunque irregular (algunas son perfectas, otras sólo muy buenas), me parece intachable: “John Wayne Gacy Jr.”, “Chicago” o “Predatory wasp of the Palisades is out to get us!” siempre consiguen que me sobrevenga el llamado mal de Stendhal. La belleza, literalmente, me desborda. Es algo que Sufjan comparte con Rufus Wainwright, Antony Hegarty o incluso el tristemente fallecido Jeff Buckley, paradigmas de un nuevo tipo de cantautor que aúna sensibilidad, amplios conocimientos musicales, una vena visual muy artística y una voz que toca la fibra sensible del oyente.]

[De todos modos, la letra de la canción que abre esta entrada no pertenece a “Illinoise”, sino a un tema inédito que Sufjan presentó en directo hace unos años y que todavía no ha visto la luz en una versión de estudio. Se titula “Majesty snowbird” (podéis escucharlo aquí) y es una muestra perfecta de la calidad compositiva del joven Sr. Stevens.]

3 comentarios:

charlie furilo dijo...

Lo vas a flipar, hermano!!!!

http://tanakamusic.com/2010/07/05/confirmado-muse-en-el-xacobeo-10-y-arcade-fire-en-el-mtv-galicia/

tenenbaum dijo...

Un gran disco el Illinoise, aunque tengo que escuchármelo un poco más. "Chicago" es un himno de pies a cabeza. Lo de Muse y Arcade Fire en Santiago va a ser legendario, y dicen que Arcade Fire va a ser gratis incluso.

Jero dijo...

Gracias, charlie. Tú si que sabes cómo hacer feliz a una chica... jajajaja.

Tenenbaum: pues sí, yo diría que es un discazo. Mi favorita es "Predatory wasp...", los coros me alucinan. El lunes a primera hora estaré haciendo cola para sacar entradas para lo de Muse. Después de perdérmelos en el Calderón (bueno, los había visto en noviembre en el Palacio de Deportes pero, vaya, Muse es Muse) tengo unas ganas brutales. Además en Glastonbury tocaron "Citizen erased", así que a ver si no se cae del setlist en estos dos meses que quedan para su visita a Santiago... A Arcade Fire también voy fijo. Ni me lo pienso.