lunes, julio 26, 2010

Amor a la canadiense (y 2)

“Let’s go downtown and watch the modern kids
Let’s go downtown and talk to the modern kids
They will eat right out of your hand
Using great big words that they don’t understand
They say:

Rococo, rococo, rococo, rococo
(…)”


[Sé lo que estáis pensando: apenas se ha filtrado “The suburbs”, el flamante nuevo álbum de Arcade Fire, y servidor ya está otra vez tecleando frenéticamente sus apresuradas primeras impresiones. ¿Que es pronto para juzgar este tercer LP de los canadienses? Sí, sí, lo admito. Pero qué queréis que os diga: llevo dos días con el disco en reproducción continua, disfrutando como un enano de uno de los lanzamientos musicales más esperados, por mi parte, de este 2010 (el otro será, si los hados son propicios, el nuevo trabajo de los radiocabezudos capitaneados por Thom Yorke), y lo cierto es que el resto de novedades musicales arrinconadas en la memoria de mi iPod me resultan ahora totalmente intrascendentes e insignificantes. Win Butler y su pandilla han vuelto por la puerta grande con otro disco de toma pan y moja. Canciones memorables tiene a mansalva: que si “Deep blue”, que si “We used to wait”; también “Half light II (no celebration)”, las ya conocidas “The suburbs” y “Month of may” o las épicas “Suburban war” y “Ready to start”. La letra de arriba pertenece, no obstante, a “Rococo”, que no es necesariamente la mejor (ni la peor, claro), sino la que antes se me ha quedado grabada en los surcos cerebrales (tanto es así que hace un rato me descubrí susurrando bajo la ducha, casi sin darme cuenta, un repetitivo “ro-co-co-ro-co-co-ro-co-co…”). Es digna de elogio, además, la clara determinación de la banda por no repetir los esquemas de sus anteriores trabajos y conseguir al mismo tiempo la proeza de no dejar de sonar exactamente como ellos mismos. “The suburbs” es tan distinto de “Neon bible” como éste lo fuera en su momento de “Funeral”, pero al igual que aquellos, el nuevo álbum sigue siendo 100% Arcade Fire. Diréis ahora que lo que pasa es que no soy objetivo. Vale, os doy la razón, no lo soy. Al igual que me ocurre con otros grupos (estáis pensando en Muse, que lo sé), lo que siento por Arcade Fire no tiene cabida dentro del frío pensamiento analítico. Citando a la Srta. Imantada (gracias una vez más): “son amor”. Y el amor no se explica ni se evalúa. El amor, como el universo, como la vida, como el helado de vainilla, simplemente es. Así que no seáis aguafiestas y dejadme disfrutar de mi pequeña ración de amor en formato mp3.]


[Ahora, a contar los días que faltan para la salida oficial del disco y, después, para la visita del grupo a Santiago de Compostela. Ya veis, jujuju: me froto las patitas cual mosca de la fruta ante un enorme montón de fétida y repugnante mierda…]

6 comentarios:

Niña imantada. dijo...

Estaba deseosa de leer lo que pensaba de semejante maravilla musical. (Si, yo tampoco soy nada objetiva, oiga) así que si alguien espera encontrar entre mis palabras una crítica musical objetiva (mmm.. las palabra "crítica" y "objetiva" jamás deberían estar en la misma frase)pues..como que lo intente en otra parte.


Stop. Que me aturullo xD

Pues eso, que es chachi (viva el genio de Aladdin). Y si, el mejor adjetivo para definirlo es el amor, porque el amor es incondicional, así que yo lo amaba ya desde que lo estaba descomprimiendo jajaj

Por lo que veo..ha sobrevivido usted a su fin de semana intensivo de 3D :)


p.d. Por cierto, me ha hecho una especie de gracia/ilusión verme citada por ahí arriba. jojojo inocente que es una!

Jero dijo...

Es curioso: a medida que pasan los días (y las reescuchas, que ya deben ir por la treintena), creo que estoy adquiriendo cierta objetividad (por imposible que parezca), pero sólo para coincidir con mis primeras impresiones: "The suburbs" es lo mejor que he escuchado este año. Y de largo. Mira que me parecía imposible que volviesen a sorprenderme después de "Funeral " y "Neon bible", con los que el listón había quedado en la estratosfera... pero el nuevo disco es, al menos, tan bueno como los anteriores (y quién sabe a dónde llegará en un par de meses...)

Por cierto, todavía no he sobrevivido al 3D. Digamos que el fin de semana ha cogido un par de días de prórroga (si no, ni de coña iba a estar delante del ordenador a estas horas de la mañana, jeje...)

Y, por supuesto, viva el genio de Aladdin ;)

charlie furilo dijo...

Ya lo tengo en el horno, casi dispuesto para servir. Cuando lo escuche, ya te comentaré mis impresiones...

Jero dijo...

¿Vas a hacerle una reseña de "disco de la semana"? ¡Mola! ¡Estoy deseando leerla!

tenenbaum dijo...

Pues probablemente el 5 de septiempre ese 9 llegue a un 10 o incluso a un 12 tranquilamente. Entre los 3 mejores del año en mi lista estará presente seguro. Estoy deseando verlos. Por cierto, que probablemente también vengan Editors y la entrada gratuita va a ser al grito de mariquita el último jajaja. A ver si conseguimos entrar sin problemas.
PD: estoy deseando leer tu crítica de Origen o Mr Nobody, que seguro que les sacarás punta.

Jero dijo...

Wow, ya me molaría que los Editors se apuntasen a los conciertos del Xacobeo o al MTV Day. Personalmente casi preferiría que el concierto de Arcade Fire fuese de pago y así servidor ya tuviese asegurada su entrada, porque después de lo que sucedió con la última visita de Springsteen al Mont de Gozo no me fío en absoluto de los organizadores de estos eventos... Esperemos que todos consigamos un buen sitio para disfrutar el día 5 de uno de los mejores grupos del mundo hoy en día ;)

La reseña de "Origen" ya está subida (como habrás podido comprobar). "Las vidas posibles de Mr. Nobody" no estaba entre mis prioridades más inmediatas (ahora mismo tengo muchas ganas de ver "Gainsbourg (vida de un héroe)" y la nueva de Shyamalan, mientras espero el estreno de "Los mercenarios"), pero me anoto tu recomendación ;)