domingo, febrero 14, 2010

Dear daddy Dexter

Supongo que ya conocéis a Dexter Morgan. Vecino ejemplar, ciudadano modelo, forense de día y ¡ups! asesino en serie de noche. Su vida ha dado para mucho últimamente. Tres temporadas memorables, ni más ni menos, a las que a finales del año pasado se les sumó una cuarta que… En fin, esto habrá que matizarlo.


Hace unas horas terminé de ver el duodécimo episodio de la cuarta temporada de “Dexter”, titulado “The getaway”. Al contrario que en las tres ocasiones anteriores (cada vez que terminaba de visionar cada una de las temporadas precedentes), hoy me he sentido vacío. Todo sigue ahí: los diálogos inteligentes plagados de malentendidos y dobles interpretaciones, las rocambolescas situaciones de tensión homicida, el ritmo frenético, la depurada técnica de nivel cinematográfico y los personajes inolvidables (a los que en estos episodios se suma, entre otra novedades del reparto, un nuevo asesino en serie interpretado magistralmente por John Lithgow). En efecto, “Dexter” sigue siendo una de las mejores series de televisión del momento y, aún diría más, de todos los momentos. Con el tiempo, no me cabe la menor duda, será un clásico de la historia de la televisión.


Peeeeero... esta cuarta temporada me ha dejado algo frío. O quizás la palabra sea indiferente. Después de cinco episodios iniciales estupendos, el tramo central (los capítulos 6 al 9) sufrió un acusado bajón de intensidad y, pese a lo fuerte que el argumento pisa el acelerador en los compases finales (sobre todo en los dos últimos episodios), el conjunto me parece más deslavazado e inconsistente que en anteriores entregas (y eso que “Dexter” no es precisamente una serie que uno pueda afrontar sin cierta suspensión de la incredulidad). Las tramas secundarias son más secundarias e irrelevantes que nunca (todo lo concerniente a Batista y Laguerta huele a relleno), los vínculos entre personajes resultan también más forzados (ahí tenemos a Christine Hill, metida con calzador pese a lo rebuena que está la actriz que la interpreta, Courtney Ford) y las decisiones que los protagonistas toman parecen responder cada vez más a la necesidad de los guionistas de ir abriendo huecos para que fluya el argumento en vez de surgir como consecuencia de las personalidades de los implicados (salvo en el caso de Debra Morgan, impecablemente escrita e interpretada en esta temporada).


Lo peor, me temo, es que hayan tenido entre manos un final tan acojonante y lo hayan desarrollado a medio gas, de forma quizás tosca o apresurada. Podría haber sido el “we have to go back” de “Dexter” y se ha quedado en una season finale más. O igual la culpa es del boludo de Hernán Casciari, que tuvo los santos bemoles de spoilearme los últimos minutos en este desafortunado artículo (que recomiendo no mirar ni por el rabillo del ojo si es que tienes pensado ver esta temporada de “Dexter”). Ojalá tengas ladillas salvajes, Casciari, de las que piquen un infierno y sean difíciles de tratar. Y que sepas que has perdido un lector y un enlace en la columna de la derecha (que es, más o menos, todo lo que un servidor puede hacer para castigar tu poca consideración hacia tus lectores).


¿Quiere decir esto que la última temporada de “Dexter” no me ha gustado? Demonios, no. Sigue siendo una serie cinco estrellas, de eso no cabe duda. Pero también lo es “Lost” y tuvo una quinta bastante mejorable. La cuarta de “Six feet under” fue ligeramente inferior a las demás y hasta la quinta de “Los Soprano” (en mi nada modesta pero siempre discutible opinión, la mejor serie de tv que he tenido la oportunidad de catar) parecía estar un (pequeñísimo) peldaño por debajo del conjunto. Es el peaje que se paga en una obra de tan largo recorrido. Es, de un modo u otro, inevitable.

Por supuesto, “Dexter” volverá en el último trimestre de 2010 con una nueva temporada (y un nuevo status quo para el personaje, como ya viene siendo la norma) a la que habrá que estar ojo avizor porque, pese a la irregularidad, su nota media sigue siendo, sin ningún género de dudas, el sobresaliente.

14 comentarios:

marguis dijo...

Es una lástima que ya supieras el final, porque te aseguro que yo cuando lo vi me quede traumatizada, estuve dos dias como alma en pena, además sin poderlo comentar con nadie... A mi esta temporada me ha parecido genial (mejor que la tercera, que al Prado no lo tragaba) y como dices, Debra Morgan se ha crecido en la serie, que ya era hora...
Mi hermano la está mirando ahora (no he parado hasta que ha empezado) y con un poquito de suerte se llevara la sorpresa que me lleve yo al ver el final de temporada, para mi (junto con el de Californication) el mejor que he visto en mucho tiempo

Home de xeo dijo...

Ya conoces mi opinión. Para mi fue una temporada trepidante!!!...Y estoy totalmente de acuerdo con Marguis. La tercera temporada se me hizo bastante aburridilla y peñazo.

Lo del spoiler fue una gran putada, la verdad...

Jero dijo...

Marguis: desde luego que es una lástima :( A mí la tercera me gustó más, creo que tenía más ritmo que ésta. La tercera temporada de "Californication" es la siguiente en mi lista de series para ver (y así voy acumulando episodios de "Lost" en la recámara, jurjurjur).

Xeo: parece que en general a la gente esta cuarta temporada le ha parecido la polla (todas las reseñas que leo en internet así lo atestiguan), así que igual yo estoy demasiado mediatizado por el pedazo de spoiler del Casciari. Aún así, eso no evita que fuera perfectamente consciente de que tras el episodio 5 viene un bajón importante, y que la cosa no vuelve a ponerse realmente intensa hasta el 4x11: "Hello Dexter Morgan".

Jesus dijo...

Ya iba siendo hora que te la vieras XD pero es cierto que pega un pequeño bajon en esta temporada, lo cual no quita que me haya seguido gustando como siempre la serie :)
Fuera a parte, la 3ª temporada de californication me decepciono un poco si te digo la verdad, ya me contaras, y por fin me vi Six feet under, y simplemente esta entre las mejores que he visto, me ha gustado mucho aunque un poco depresiva XD.
Saludos desde el sur!!

charlie furilo dijo...

Pues vaya, a mi las tres anteriores me parecieron geniales, con el personaje evolucionando paulanatinamente cada temporada, y había leído muy buenas criticas de esta 4ª, de la que decían estaba al mismo nivel o incluso superior a las otras.

Igual fue porque por el spoiler del "boludo" de Casciari (que no he querido ni mirar de reojo...) te mediatizo algo. En cualquier caso, cuando la vea (si alguna vez lo hago porque ya he empezado con la 4ª de The Wire) ya te diré si coincido contigo.

Jero dijo...

Jesus: a mí también me ha gustado, creo que "Dexter" mantiene una calidad media muy alta. Simplemente ha sido la temporada que menos me ha impactado. A ver qué tal "Californication". La segunda temporada no me gustó tanto como la primera y, honestamente, a esta sólo le pido que me entretenga lo suficiente como para no dejarla a medias. "Six feet under" es cosa seria: no vale para pasar el rato y luego desconectar. Se parece más a una buena novela. Hay que verla con interés, empatizando con los personajes. Por eso es tan triste (a veces es directamente desoladora), pero también por eso es tan jodidamente buena... Saludos desde el Nor- ¡ups! ¡Saludos desde el Centro! Jejejeje...

Charlie: por supuesto, en esta temporada Dexter también tiene su ración de evolución personal. Ése es uno de los puntos fuertes del personaje y espero que lo siga siendo en la próxima temporada (que, si hacemos caso a la rumorología, bien podría ser la última). Lo mejor es que veas esta cuarta tanda de capítulos y saques tus propias conclusiones. Igual a ti te gusta más que a mí (reconozco que el spoiler ha fastidiado bastante la experencia...) Yo tengo las temporadas 3 y 4 de "The Wire" compradas en DVD en Galicia y sólo las veré en compañía de mi hermano (es una especie de ritual que tenemos con ciertas series: "Six feet under", "Lost", "Los Soprano" y ahora con McNulty y cía). No sé cuándo podré verlas, pero sé que, sea cuando sea, voy a gozar como una ninfómana en una orgía...

laura :) dijo...

Yo sólo soy capaz de ver a ese hombre como forense gay...
Algún día tendré que ver Dexter!!!

Jero dijo...

Laura: en todo caso funerario gay, ¿no? ¿O es un crossover entre "Dexter" y "Six feet under"? Porque en tal caso prefiero un funerario psicópata, jejeje... ¡Besos! (y sí, échale un vistazo a la serie, que mola un montón).

Seibol dijo...

Jero discrepo contigo. Huele a que el spoiler tuvo toda la culpa. Si puedes borrar el disco duro y volver a verla te lo recomiendo encarecidamente porque a mí me flipó :P

Jero dijo...

Seibol: cada vez más convencido de que la culpa fue del chachachá ¡uy! digo, del spoiler. Lo de volver a verla... me parece un poco pronto, más aún teniendo en cuenta lo mucho que hay por ver por primera vez, jejeje (que ya están emitiendo la última de "Lost" y yo con estos pelos...)

Seibol dijo...

jajaja, hombre lo de volver a verla era una manera de hablar... Me refería a que la volvieses a ver siempre y cuando antes puedas hacerte en el cerebro un borrado parcial de memoria o algo así XD

Jero dijo...

Jajajaja, menuda troita teño... Lo del borrado de memoria me viene mal por el momento, mucho que asimilar y retener en el máster. Cuando tenga trabajo fijo ya veremos si no me pido una conveniente amnesia selectiva...

Martyn dijo...

Jeje llegue aqui justamente buscando el blog de casciari...

Que mal que te haya arruinado el final... pero acaso su blog no se llama justamente "Espoiler" ;)?

Jero dijo...

Martyn: vengas de donde vengas, ¡bienvenido! Una cosa es que el blog se llame así y otra que el tío ni avise antes sobre qué serie va a spoilear, jejeje. Porque digo yo que no todos sus lectores se ven toooooooooodas las series del mundo el día del estreno y se sienten seguros de entrar en su blog sabiendo que diga lo que diga ellos ya lo habrán visto, ¿no? Además, se rumorea que el tío hace de vez en cuando esas cosas sólo por joder (incluso se ha llegado a especular que lo hace porque así recibe docenas de comentarios cagándose en sus muelas que repercuten positivamente en su bolsillo: el tipo cobra por comentario). Pero, en fin, yo desde lo de "Dexter" no he vuelto a leer nada escrito por él; ésa ha sido mi terrible venganza... ;)