martes, marzo 13, 2007

Frikis de verdad


Hoy desayuné viendo "Freaks" (en español, "La parada de los monstruos") de Tod Browning. Era una cuenta pendiente desde que me la recomendara efusivamente Vale (se te echó de menos en Madrid), y lo cierto es que su efusividad era más que merecida.

Se trata de una mezcla magistral de cine de terror, suspense, drama y casi-documental (en tanto que los actores protagonistas son auténticas atracciones de feria, demostrando así que la realidad es el mejor efecto especial que existe).
Turbadora y poética, su mensaje no ha envejecido ni un solo día, y contiene algunos momentos que, por crueles y psicológicamente violentos, se quedan grabados a fuego en la memoria del espectador (el banquete de boda, escena central de la película, es de un mal rollo...).

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Otro ejemplo más de la ineptitud de miras de la sociedad pot-victoriana en la que vivmos, incapaz de reconocer el auténtico genio y una inquietante preferencia por obligar a los outsiders al ostracismo. Browning, Welles, Fuller... todos los días lloramos por vosotros.
Noelia

Jero dijo...

¿"Pot"-victoriana?

¿Outsiders?

¿Ostracismo?

Jajajajajaja... (tomo aire para respirar y) ...JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!!!!!!!!!!!

(En serio, ¿qué te están haciendo en Coruña?)