lunes, octubre 22, 2012

Titus Andronicus Vs. the Mediocrity of 2012

No es que quisiera hacerte daño, es que me daba igual si lo hacía.
No es que te haya olvidado sólo a ti, he olvidado también todo lo demás.
No es que no te quiera, es simplemente que odio a todo el mundo.”


No sé cómo se lo monta el resto de la bloguesfera para elaborar esas listas con lo mejor del año cuando se dan las campanadas de Nochevieja y las bitácoras bullen con rankings de películas, discos y tebeos, pero lo que hace un servidor es ir anotando en un documento de Word los títulos de las obras que va descubriendo/disfrutando/sufriendo a lo largo de esos 365 días hasta conformar un listado con 50 ó 60 referencias (aproximadamente) de los que finalmente sólo quedará una decena en pie: mis 10 favoritos (lo de mejores siempre me ha sonado a soberbia). No sé si será porque con el tiempo me he ido volviendo más exigente (cosa que dudo) o tal vez porque no he sabido buscar en los rincones adecuados (lo cual parece mucho más factible), pero desde luego el listado provisional con los discos más interesantes que he escuchado en lo que llevamos de 2012 me parece de una mediocridad alarmante. Tampoco es que mis rankings actuales de cine y tebeos para este año luzcan mucho mejor, ya puestos, pero al menos en ellos sí soy capaz de destacar tres o cuatro títulos realmente jugosos que tendrían cabida en el top 10 de un curso (digamos) aceptable. Musicalmente, en fin, el 2012 está apestando bastante.

Por eso hoy es un día que merece ser celebrado: vuelven Titus Andronicus y vuelven a lo grande.


Dos años y medio han pasado desde que la banda de Nueva Jersey, liderada por el cantante, guitarrista y letrista Patrick Stickles, publicase su superlativo segundo disco de estudio, “The Monitor”. Fue gracias a este álbum conceptual sobre la Guerra Civil estadounidense que descubrí al grupo con nombre de tragedia de Shakespeare y me convertí en un súbito admirador de su punk-rock plagado de referencias cultas. Ahora Titus Andronicus regresan con “Local Business” y, al contrario que todos esos artistas/bandas cuyos nuevos trabajos aguardaba con impaciencia para finalmente quedarme sumido en la decepción (¡va por ti, Bellamy!), no sólo no pierden un ápice de energía y frescura, sino que afianzan el éxito de su anterior propuesta con un trabajo a la misma (aparentemente inalcanzable) altura, aunque situado en unas coordenadas ligeramente distintas.


Llama la atención, ya desde la primera escucha, el hecho de que “Local Business” suene más limpio y conciso que su inmediato antecesor. Entre un trabajo y otro han desaparecido los esporádicos apuntes folk, los interludios con discursos de personajes históricos y la atmósfera tabernaria para dar paso a un álbum más directo, menos grandilocuente y definitivamente más personal: un lampiño Stickles (antes lucía una frondosa barba de desharrapado) reconoce a través de unas letras a veces densas, a veces escatológicas y a veces de una sencillez directamente naïf, su incapacidad para comprender el universo, su incompetencia para ser mejor persona y su aceptación total de ambas realidades.

Desórdenes alimenticios, irónicas reflexiones sobre la altivez del hipster de ciudad y guiños a la “restauradora” Cecilia Giménez (¿o era a "La Biblia"? ¿o a Nietzsche, tal vez?) se suceden en canciones cuya complejidad y duración oscilan entre el rabioso minuto en quinta marcha de “Food fight!” (cuya letra consiste en la repetición continua del título mientras guitarras, batería y piano conducen un rock'n'roll canónico) y los casi diez de la épica y depresiva “Tried to quit smoking”, a la que corresponden los versos que encabezan esta entrada.


Lo mejor es que resulta prácticamente imposible ensalzar alguno de sus diez cortes por encima del resto: “Local Business” es un trabajo compacto, redondo, que se disfruta mejor de principio a fin en riguroso orden de reproducción. 50 minutos de punk-rock cáustico y nihilista que saben a gloria en medio de la marea de mediocridad que me ha tocado vivir en este muy olvidable 2012 musical.

9 comentarios:

tenenbaum dijo...

Habrá que escuchar "Local Business", entonces. Yo más que hablar de un 2012 mediocre, hablaría de que aquellos en quienes más esperanzas habíamos puesto (en su mayoría, no todos) nos han defraudado. Ahora mismo escucho "Halcyon", de Ellie Goulding (gracias, Hipersónica), y con el tiempo podría estar en la lista, y te digo más, este 2012 en mi lista, salvo sorpresa mayor, nos van a ganar las chicas por goleada.

charlie furilo dijo...

¿Disco del año? Te contesto ya: hasta la fecha (y salvo sorpresas de última hora) para mi es el mejor disco que he escuchado este 2012; tampoco es que haya oido mucho, pero al puñado de discos que me he echado a la cara durante este año, "Local Business" les da sopas con honda. A lo largo de este musicalmente anodino año 2012, venía echando en falta un disco de esos, que siempre te apetece escuchar (aunque tengas tropecientas novedades acumuladas en tu ipod), que lo escuchas de cabo a rabo, desde la primera a la ultima canción, y tras oirlo, te apetece volver a darle al play. Este "Local Business" viene a rellenar el hueco que me dejaron discos como "Velociraptor!" de Kasabian o "El Camino" de The Black Keys, por poner dos ejemplos del 2011.

Era difícil superar el listón de "The monitor", pero Titus Andronicus lo han logrado: han pulido su sonido y se me antojan algo más accesibles para el gran público, pero sin perder ni un ápice de garra, dureza y conservando sus señas de identidad. En defintiva, otro discazo.

Saludos, camarada!! (y mi más sentido pésame por los aterradores resultados electorales en tu querida terra galega. Winter is coming!...again)

Jero Piñeiro dijo...

Tenenbaum: yo reconozco que escucho a pocas artistas femeninas. Siempre he sido más de bandas y más de rock, y ahí la mayoría son tíos. No he hecho una estimación, pero me da la impresión de que en el rock hay más hombres y en el pop/electro-pop hay más mujeres. O igual me equivoco, no sé. De cantautores/as estará la cosa al 50/50. Vamos, que seguramente cuando saques tu lista con lo mejor del 2012 en Paragustoscolores es muy posible que la mitad de los discos ni me suenen... Eso sí, al "Local Business" deberías darle una oportunidad porque me parece un auténtico discarral ;)

Charlie: yo también creo que este nuevo disco es más accesible que "The Monitor". El sonido es más limpio, las canciones son más directas, no hay interludios y la duración de cada corte está más ajustada (aunque algunos lleguen casi a los 10 minutos, jeje). Ahora mismo no podría decir cuál de los dos me gusta más porque reconozco que aún estoy en pleno subidón con "Local Business", pero lo que sí tengo claro es que, ligeramente mejor o ligeramente peor, este tercer LP es otra maravilla. Gracias por las condolencias: buscaremos un buen abrigo de huargo con el que sobrellevar los fríos invernales o, quién sabe, acabaremos por emigrar al otro lado del Mar Angosto :( ¡Saludos de vuelta, camarada!

charlie furilo dijo...

TMCAF!! News Informa: abandonando criogenizacion en 3,2,1,0...ready, GO!!!

Kike Morales dijo...

Fíjate que yo no creo que 2012 haya sido un año mediocre, al menos los buenos discos de este año me han parecido mejores que los buenos del pasado. Aunque bueno, este año da la sensación de que han llegado más con cuentagotas.

Respecto a Titus Andrónicus, les pegué una escucha cuando los recomendaste en el facebook del blog y no pasé más allá de engancharme a "A More Perfect Union", pero jo-der, este disco si que me ha llegado. Creo que estaré canturreando "(I Am The) Electric Man" hasta que nos den las uvas (literalmente).

Jero Piñeiro dijo...

Pues yo, por lo de ahora, en 2012 tampoco he encontrado demasiados discos que me parezca que vaya a seguir escuchando dentro de 5 años. Algunos sí han sido buenos (no hay más que echar un vistazo al histórico del blog para encontrar reseñas positivas de lanzamientos recientes), pero hasta este "Local Business" no me había topado con nada que pudiese considerar, digamos, de 5 estrellas. Ya digo, claro, que es posible que no esté buscando en los lugares adecuados. O que yo esté pasando una temporada con el oído poco receptivo a nuevas propuestas... No sé. Sobre "The Monitor" sólo puedo decir que a mí me enamoró desde la primera escucha del mismo modo en que lo ha hecho ahora "Local Business". Algo que, por cierto, no me ha pasado con el primer LP de la banda, "The airing of grievances". "(I Am The) Electric Man" es un temazo :D

charlie furilo dijo...

Pues he leído en Hipersónica que es el disco con peores singles de su carrera: tocate los cojones!!! No tienen ni puta idea, con todos mis respetos...

Jero Piñeiro dijo...

Yo creo que se refieren a que no tiene ninguna canción especialmente radiable, no que el disco sea necesariamente peor que los anteriores. A mí "(I Am) the Electric Man", "In a Big City" e incluso "Titus Andronicus Vs. the Absurd Universe" me parecen estupendas píldoras monodosis, por mucho que funcionen mejor dentro del conjunto. De todos modos ya sabes cómo son en Hipersónica, les gusta llamar la atención, jajaja. Trollear, en una palabra.

charlie furilo dijo...

Mas bien yo creo que se la cogen con papel de fumar...