viernes, julio 24, 2009

La conexión Bellamy-Orwell-Mercury-Chopin

“You and me are the same
We don't know or care who's to blame
But we know that whoever holds the reins
Nothing will change
Our cause has gone insane

And these wars, they can't be won
And these wars, they can't be won
And do you want them to go on
And on and on
Why split these states
When there can be only one?

And must we do as we're told?
Must we do as we're told?

You and me fall in line
To be punished for unproven crimes!
And we know that there is no one we can trust;
Our ancient heroes, they are turning to dust!

And these wars, they can't be won
Does anyone know or care how they begun?
They just promise to go on
And on and on
But soon we will see
There can be only one

United States!
United States!
Of...

Eurasia!
... sia!
... sia!
... sia!

Eurasia!
... sia!
... sia!
... sia!

Eurasia!
... sia!
... sia!
... sia!”

[Más de tres años después del lanzamiento de “Black holes and revelations”, por fin los seguidores de Muse tenemos nuevo material que llevarnos a los oídos (“H.A.A.R.P." fue un directo cojonudo, pero no aportaba novedades al repertorio del grupo). Se trata de “United States of Eurasia (+Collateral Damage)”, un adelanto de su próximo disco, “The Resistance” (aunque no el primer single; ése será, según afirma la propia web del grupo, “Uprising”). Dejando a un lado la rocambolesca ginkana internacional que la banda ha montado de cara a la presentación de la canción (más datos aquí y acullá), en lo musical servidor no podría estar más satisfecho. “United States of Eurasia (+Collateral Damage)” se inspira en la novela “1984” de Orwell (de la que ya hablé aquí hace un tiempo, pues es mi libro favorito), en el sonido setentero de Queen (que también tuvo su protagonismo en el abecedario personal por ser mi banda fetiche desde antes de cumplir 12 años), en la música de raíces orientales (con fragmentos que recuerdan a las bandas sonoras de “Lawrence de Arabia” o “Indiana Jones en el templo maldito”) y en compositores románticos de música clásica (de hecho, “Collateral Damage” es un arreglo del Nocturno no.2 de Chopin). Pese a que el menda está que no caga con el tema, el resultado no parece haber agradado a todo el mundo (muchos, deduzco, esperaban un sonido más cercano a “Showbiz” u “Origin of Simmetry”), y en algunos foros ya se habla de decepción (lo cual me parece precipitado, puesto que se trata de un único corte de los 11 que compondrán el álbum, al que por cierto aún le queda más de mes y medio para ver la luz). Recuerdo que también “Supermassive black hole”, primer single de “Black holes and revelations”, cayó como un jarro de agua fría sobre los fans y hoy en día es una de las canciones que mejor conectan con las masas en directo. De cómo responde el público en vivo a este “United States of Eurasia” podré informar tras el concierto en Madrid del 28 de noviembre. Sólo con imaginarme allí ya me froto las patitas cual mosca de la fruta… Pero antes de eso habrá que ver cuántas de mis elevadísimas expectativas consigue cumplir “The Resistance”. Será a partir del 14 de septiembre.]

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Cuán ocupado está vuesa merced últimamente? Si no sabe qué hacer con sus ratos de esparcimiento, aquí (en tierras pontevedresas) se le sugiere una visita a sus sempais coprófagos (y demás familia) para festejar como se merece su cumpleaños...
¡¡¡Felicidades "again"!!!

Fdo: Una perra seca (muak)

Jero dijo...

¡Ey, perra seca! Ahora mismo estoy más desocupado que hace unos días, pero temo que lo suficiente aún como para no poder visitar Pontevedra en breve. Lo más seguro, no obstante, es que me deje caer por ahí dentro de dos semanas, para el concierto de Vetusta Morla. Sepa, de todos modos, que le haré saber mis planes...

Y gracias por la felicitación (por ambas, jeje)