sábado, septiembre 26, 2009

Siempre el mismo mar

"Puede que sea ésta la canción
La que nunca te escribí
Tal vez te alegre el corazón
No hay más motivo ni razón
Que me acorde de ti

He buscado en lo que fuimos, lo que será de ti
Yo me fui no sé hacia dónde
Solo sé que me perdí
Yo me fui no sé hacia dónde, y yo solo me perdí
Hay un niño que se esconde siempre detrás de mí

Todo cambia y sigue igual
Y aunque siempre es diferente
Siempre el mismo mar

Todo cambia y sigue igual
Y la vida te dará los besos que tú puedes dar

Todo y nada hay que explicar,
Quién conoce de este cuento
Más de la mitad

Soy mentira y soy verdad
Mi reflejo vive preso dentro de un cristal

Todas las cosas que soñé
Todas las noches sin dormir
Todos los versos que enseñé
Y cada frase que escondí
Y yo jamás te olvidaré
Tú acuérdate también de mí
Nunca se para de crecer
Nunca se deja de morir"


[Nuevo disco de Fito & Fitipaldis. "Antes de que cuente diez", se llama. Nada nuevo bajo el sol. Mismo rock con influencias de los Dire Straits y la E Street Band (magnífico el saxo de Javi Alzola, al más puro estilo Clarence Clemons). La producción está más cuidada que nunca (y eso que el álbum anterior ya resultaba modélico al respecto). Todo suena como debe. Sus detractores dirán que es más de lo mismo. Razón no les falta. Sus incondicionales se alegrarán de que sea más de lo mismo, porque sigue siendo igual de bueno. Fito ha encontrado una fórmula musical que parece no tener fisuras. Tampoco da pie a grandes sorpresas, claro. A mí me gusta. Me gusta mucho. La letra de ahí arriba pertenece a "Me acordé de ti", segundo corte del álbum. La escogí precisamente porque cuando escucho a Fito me vienen a la cabeza muchos recuerdos. Buenos recuerdos. Me encanta cuando la música consigue eso.]

2 comentarios:

ali dijo...

A mi también me encanta que las canciones nos traigan recuerdos a la cabeza, de esos en los que te quedas ensimismado y sonriendo tontamente, aunque también he de decir que a veces se necesita demasiado tiempo para que una canción sólo evoque buenos y gratos recuerdos y no te recuerde también los malos. Un saludo! :)

Jero dijo...

Está claro que la vida lleva asociados buenos y malos recuerdos y que a veces estos vienen entrelazados, pero supongo que el truco está en quedarse con lo bueno y olvidar lo malo que lo acompaña. Al menos eso es lo que yo intento, y con Fito me funciona ;)