sábado, septiembre 12, 2009

MarrónOscuroCasiMierda

Tras un prometedor aunque irregular debut con “AzulOscuroCasiNegro”, Daniel Sánchez Arévalo regresa a primera línea de nuestro cine con “Gordos”, un drama cómico (o una comedia dramática, como se prefiera) sobre inseguridades, fobias, complejos, neuras y, sobre todo, parejas.


El argumento de la cinta presenta una historia coral protagonizada por varios personajes que se conocen y comparten intimidades en una terapia para superar sus problemas de sobrepeso. Estos kilos de más no son tanto el leit motiv del film como el vínculo entre las diferentes tramas y sus protagonistas. Por suerte la película no es una exhibición de paternalismo hacia la gente obesa sino un vistazo a otras preocupaciones más acuciantes que a veces aparecen asociadas a la gordura (y que casi siempre pasan factura a nuestra autoestima).



“Gordos” tiene un buen puñado de virtudes y, desgraciadamente, algunos defectos de peso (vaya juego de palabras, menuda chispa tengo). Entre lo bueno destacan especialmente todos los miembros del reparto: Antonio de la Torre recibirá innumerables elogios por su composición de la mezquina celebridad de teletienda sin escrúpulos, pero el resto del casting brilla también a gran altura, no sólo por la transformación física a la que se sometieron varios de sus miembros sino también por su solvencia interpretativa (Raúl Arévalo me tiene ganado en su faceta cómica y la otrora “serrana” Verónica Sánchez demuestra que cuanto más lejos tenga a Fran Perea, mejor). Contribuye enormemente que sus personajes estén fantásticamente escritos, claro.



Es en el terreno argumental donde Sánchez Arévalo parece más perdido. Una vez definidos los protagonistas, las tramas discurren desde un comienzo satisfactorio hasta una conclusión que se empantana en sus trascendentales ambiciones y acaba resultando algo artificiosa por momentos (sobre todo la historia de la pareja ultra-religiosa). Del mismo modo, el ritmo de la película comienza a flojear una vez pasado el ecuador de la cinta, dilatada en exceso en términos de metraje. Por el camino, no obstante, quedan algunas escenas estupendas (tanto cómicas como dramáticas) y no pocos destellos de talento audiovisual (ese Cristo fluorescente, esas fotos de familia de hombres casados).

Se deduce de todo esto que “Gordos” es una cinta agradable, divertida y que indaga bastante más allá de la superficie psicológica de nuestra sociedad, pero que pretende abarcar mucho (con el poco apretar que ello conlleva) y a la que diversos defectos de forma le restan ese par de puntos que separan una película entretenida de una obra de auténtica enjundia. Más o menos lo mismo que ocurría con “AzulOscuroCasiNegro”.




Aún así, parece simplemente cuestión de tiempo que Daniel Sánchez Arévalo termine de ajustar su fórmula cinematográfica (comedia + drama + costumbrismo + lirismo) y deslumbre al personal con su primera y genuina gran película. Ojalá llegue pronto.

5 comentarios:

Ѕilυiα dijo...

Tengo ganas de verla la verdad... Pensando en películas españolas (que no suelo ver) ,vi el otro día "Pagafantas" y me sorprendió porque me reí muchísimo.

Pensaba que solo iba a hacerme gracia lo que salía en el anuncio pero me gustó mucho. Qué gracia tienen los pagafantas... jajajaja... y con lo de Bunbury casi me muero cuando ve la habitación... jajaja...

charlie furilo dijo...

Que susto! por el título de la entrada, me esperaba que fuera un auténtico truño, pero por lo que leo no es así...

A mi "AzulOscuroCasiNegro" me gustó bastante. Sin llegar a ser un película redonda, tenía unos personajes fantásticos - Raul Arevalo y Antonio de la Torre, por ejemplo -.

Jero dijo...

Silvia: a mí "Pagafantas" también me gustó bastante. Estuve toda la peli partiéndome de risa. "Gordos" es una peli mucho más ambiciosa (al fin y al cabo "Pagafantas" sólo pretende hacerte reír, no descubrirnos el sentido de la vida) pero merece la pena.

Charlie: el título viene de una frase que dice el personaje de Antonio de la Torre en la peli y que me hizo mucha gracia (además de parecerme un auto-guiño muy divertido). A mí de "AzulOscuroCasiNegro" lo que menos me gustó fue la doble trama romántica que vive el personaje de Quim Gutiérrez. Sin embargo, ya adelantaba muchas de las virtudes de Sánchez Arévalo como guionista y director. De todos modos, "Gordos" me parece ligeramente superior.

la tentacion de eva dijo...

jajajjaa, hacía tiempo que no me reía tanto en el cine!...pero sí que es cierto que hay momentos en los que Sánchez Arévalo se pierde en el argumento y no sabe muy bien como resolver la cuestión (sobre todo el final)...icreible el crucifijo "fosforescente" jijiji...

Jero dijo...

Tentadora: pues más o menos de acuerdo. Buena peli que no consigue rematar la faena...