sábado, febrero 02, 2008

Mis discos del 2007

Un poco tarde, aquí van mis preferencias musicales del año que se ha ido. Por supuesto, seguro que a lo largo del 2007 se han editado cosas mejores que algunas de las aquí mentadas, pero como uno asimila las cosas a su ritmo, me ceñiré a lo que conozco (quién sabe si dentro de un tiempo, cuando eche la vista atrás, mis discos favoritos del 2007 serán otros cuya existencia ahora ignoro). Con todo, ahí va, por el mero placer masturbatorio de dejarlo caer (esto es un blog, ¿lo olvidabas?). Las canciones se pueden escuchar en los enlaces (no siempre con vídeo oficial, por cierto):

“Neon Bible” de Arcade Fire. Por segunda vez, los de Montreal se han marcado un discazo. Podría ser, si me apuráis, mi disco favorito del 2007. No sobra ni falta nada, todos los temas son cojonudos, aunque algunos aún lo son más, como “Black Mirror”, “Intervention” o “My body is a cage”.

“An end has a start” de Editors. Mi otro candidato a disco del año, en dura pugna con el anterior. Lo escuché un millón de veces este otoño, y aún no me ha cansado. Como muestra del buen nivel, ahí está "The racing rats".

“White chalk”, de PJ Harvey: intimista a más no poder, álbum con vocación de “rara avis” dentro de cualquier discografía, me enamoró desde que lo escuché por primera vez. Empieza con “The devil”, que parece el susurro de un fantasma melancólico y acaba con “The mountain”, que parece el llanto de una viúda desconsolada. Por el medio, un millón más de emociones.

“Boxer”, de The National, un disco con un “no-sé-qué” espiritual que me llega, y una de las canciones clave (para mí, of course) del difunto 2007: “Fake empire”.

“Triángulo de amor bizarro” de Triángulo de Amor Bizarro. Sensación indie gratificante, como si Los Planetas hubieran sido criados por las madres de los Pixies, o al revés. Grandes canciones para un disco debut. Me gustan especialmente “El himno de la bala”, “Estrella azul de España” y “Para los seres atados (a las condiciones terrenas)”. De las dos últimas, desgraciadamente, no encuentro enlaces en YouTube.

“Fragile army” de The Polyphonic Spree. El primer disco de los polifónicos era una rayada de tomo y lomo (ese último corte de 30 minutos con ruiditos taladra-cerebros), pero este nuevo trabajo les ha quedado francamente bien. Son grandilocuentes y pretenciosos, pero por una vez, se les agradece. A destacar el tema que da título al álbum.

“Favourite worst nightmare” de Arctic Monkeys: divertidísimo y con mucho nervio. Creo que no lo escuché lo suficiente por estar más centrado en cosas más densas y, quizás, intelectualoides, pero prometo seguir dándole vueltas en el iPod… empezando con "Brianstorm".

“La radiolina” de Manu Chao. Aunque cada vez estoy más seguro de que lo del “Clandestino” fue una de esas cosas “once in the lifetime”, Chao sigue convenciéndome. Nada nuevo bajo el sol, pero a veces más de lo mismo es suficiente, y ayuda a quitar las penas.

Y, finalmente (aunque no por ello peor que los anteriores, que esta lista no sigue un orden cualitativo estricto), un directo que renueva nostalgias, el de la gira de Héroes del Silencio, que me perdí un poco por tonto y un poco por demasiado responsable, y que es una absoluta pasada. Y a la chispa me remito.

(Si alguien quiere hacer recomendaciones, éstas serán más que bienvenidas, por supuesto. El saber no ocupa lugar, y de disco duro también estoy bastante bien abastecido…)

2 comentarios:

modesta aficionada dijo...

Aunque ya no se si seguir usando ese apodo,ja,ja.
Umm, la verdad es que descubí a Arcade Fire hace muy poquito, viéndolos en el space de una amiga, pero yo aún me he quedado en el del 2004, me gusta rebellion(lie), a ver que tal me va con Neon Bible.
Por otra parte, PocoThor... pues, la verdad es que yo no me lo imaginaba así y tranquilo que yo te ayudo a suicidarte en ese caso,ja. Y... puf, explicarle a que me refiero, pues lo intentaré: los niños aún a muy tempranas edades (6/7años) discrepando personalmente a lo que dicen otros educadores se interesan más de lo que pensamos por historia, leyendas...etc, yo utilizo generalmente un personaje que nos ayuda a dinamizar las cosas que voy dando(tengo un poco de complejo de cuentacuentos). Tu personaje me recuerda un poquito a Asterix, y eso les encanta, mi idea era simplemente utilizando a Thor, contarles las leyendas propias, y una vez simpatizado con el personaje usarlo para el resto de las enseñanzas. Bien, despues de todo este discurso, que no se si te he aclarado algo o no, pues podría hablar largo y tendido de mis disparatadas ideas.
Unas aclaraciones: a) tiene razón, va a ver que andarse con ojo, cada vez que hagamos algún comentario cinematográfico.
b)Mi afable señor, si Holmes,L o el inspector Gadget, tuviera la despistada ayuda de un pajarillo y un gran golpe de suerte, supongo que ganarían antes la categoría de buen detective.ja,ja. Así que tobillera.

Jero dijo...

Modesta aficionada(mientras así firme, así me referiré a usted): "Rebellion (Lies)" mola, pero del primer disco aún me gusta más "Crown of love". Ambos discos me parecen cojonudos, no sé si sabría elegir uno de los dos.

Ahora que sé que se dedica a la enseñanza, lo de Poco-Thor cobra todo el sentido del mundo. Yo una vez di clases a niños y... bueno, la admiro por ello. En las primeras entradas del Abismo encontrará alguna anécdota al respecto.

Si me pongo pulseras en las muñecas, al lavarme las manos las llevo húmedas a la mesa de dibujo y mojo el papel. Ergo, tobillera.