domingo, abril 15, 2012

10 actores de cine actual que ya tienen mi entrada vendida

(Previously on el Abismo: “10 directores de cine actual que ya tienen mi entrada vendida”)

1 - Christian Bale


Camaleónico, entregado y meticuloso hasta la obsesión, Christian Bale es un jodido profesional. Resulta difícil reconocer en el perturbado Patrick Bateman de “American Psycho” (fiel adaptación de la divertida y sangrienta novela de Bret Easton Ellis) al niño atrapado en un campo de concentración japonés que soñaba con aviones de combate en “El imperio del sol”. El pasmo fue total cuando el mismo tipo brindó su imagen más enfermiza y esquelética a “El maquinista” para a continuación enfundarse, apenas unos meses después, unos cuantos kilos de músculo y la negra capa del cruzado de Gotham en “Batman Begins”. Bale repetiría con Christopher Nolan en una de las películas más injustamente infravaloradas de la pasada década, ese magnífico juego de ilusionismo autoconsciente que es “El truco final (El prestigio)”, y en una de las mejores (si no la mejor) películas de super-héroes de todos los tiempos: “El caballero oscuro”. Entre blockbuster y blockbuster, Bale ha encontrado tiempo para ponerse a las órdenes de Terrence Malick en “El nuevo mundo”, para encarnar a Jesucristo en una tv movie llamada “María, la madre de Jesús” y para superar después cualquier cota previa de divinidad dando vida al mismísimo Robert Zimmerman en el poliédrico anti-biopic “I'm not there”. Cristo, Bob Dylan y Batman: a ver quién es el guapo que supera eso.

Lo último: Bale recibió un merecido Oscar por su fabulosa interpretación de Dicky Eklund en el drama pugilístico “The Fighter”. Justo antes había participado en la particular versión postmoderna (cámara en mano y grano digital de nivel primera comunión) que Michael Mann filmó sobre la figura de John Dillinger en “Enemigos públicos” y en el polémico reboot/precuela/secuela de la saga Terminator firmado por McG, cuyos avatares de rodaje le permitieron pronunciar su frase más famosa hasta la fecha.

Lo próximo: todavía pendientes del estreno de “Las flores de la guerra” de Zhang Yimou, un drama inspirado en los terribles hechos acontecidos durante la invasión japonesa de Nanking (los mismos en que se basaba la escalofriante “Ciudad de vida y muerte”), seguramente lo veremos antes en el sonado estreno de la tercera bat-entrega de Nolan, “The dark knight rises”. Posteriormente Bale protagonizará “Out of the furnace”, un drama criminal escrito y dirigido por Scott Cooper (el artífice de “Corazón rebelde”), y tendrá sendos papeles en dos (¡dos!) nuevas películas realizadas por el ¿visionario? Terrence Malick: “Lawless” y “Knight of Cups”.


2 - Michael Fassbender


En apenas unos meses, Michael Fassbender ha pasado de ser un secundario prometedor a convertirse en uno de los protagonistas más apreciados por directores, críticos y (en menor medida) espectadores del mundo entero. No es de extrañar: el tipo tiene clase, físico, mirada y talento más que suficientes para resultar tan aterrador como atormentado, para transmitir alegre frivolidad o abismal profundidad, para ser el galán o el villano, el príncipe o el mendigo, el espartano, el centurión o el bastardo.

Lo último: Fassbender tuvo un 2011 de lo más movidito: encarnó al Sr. Rochester en una notable revisión del clásico de Charlotte Brontë “Jane Eyre”; se puso el casco de Magneto en la estimulante precuela de “X-Men” (“Primera generación”) debida a Matthew Vaughn; se dio de leches con Gina Carano en la mejor escena de “Haywire (Indomable)”, última película de Steven “hago-lo-que-me-sale-de-la-punta” Soderbergh; interpretó formidablemente a Carl Jung en la superlativa aproximación a los padres de la psiquiatría realizada por Cronenberg en “Un método peligroso” y se ganó para siempre mi respeto y devoción con su papel de adicto al sexo en la magistral “Shame”: mi película favorita, hasta la fecha, de cuantas he visto en pantalla grande a lo largo de 2012.

Lo próximo: dos colaboraciones con Ridley Scott: la inminente, hypeada y muy prometedora (jaja, ¿lo pilláis?) “Prometheus” y la aún en pre-producción “The Counselor”, con un guión escrito ex profeso para la pantalla por Cormac McCarthy. Fassbender estará también en lo próximo de Steve McQueen (el director negro e inglés con el que ya trabajó en “Hunger” y “Shame”, no el fallecido icono rubio estadounidense): “Ten years a slave”.


3 - Joseph Gordon-Levitt


El viejo general marciano atrapado en el cuerpo de un niño en la serie “3rd rock from the Sun” (televisada en España bajo el originalísimo título “Cosas de marcianos”) dio paso al brillante actor juvenil que encarnaba a un Philip Marlowe de secundaria en la estupenda “Brick” y, finalmente, al carismático intérprete adulto que se enamoraba hasta el tuétano en “(500) days of Summer”, mi comedia sentimental preferida desde “Alta fidelidad”. Por el camino quedaron también la conocida chorrada adolescente “10 razones para odiarte” (en la que el gran público descubrió el rostro de otro dotado actor de su generación, el tristemente fallecido Heath Ledger), el fracaso de crítica y público de Spike Lee “Milagro en Santa Ana” y un inapropiado escarceo con el cine palomitero más estruendoso: “G.I.Joe”. Pese a los altibajos en su trayectoria profesional, Gordon-Levitt es hoy por hoy uno de los actores más pujantes del panorama internacional y, lo que es más importante, una absoluta debilidad personal.

Lo último: una versión metalera y extravagante de Mary Poppins titulada “Hesher” y una divertida y emotiva comedia sobre el cáncer, “50/50”. Por motivos que se me escapan, ninguna llegó a estrenarse en España. Ah, y “Origen”, claro.

Lo próximo: repetir a las órdenes de Christopher Nolan en “The Dark Knight Rises”, salvar el día como repartidor de envíos urgentes en bicicleta en “Premium Rush”, perseguirse a sí mismo (a Bruce Willis, en realidad) en una trama de paradojas temporales titulada “Looper” (en la que repetirá con el director de “Brick”) e interpretar al hijo de Abraham Lincoln en el biopic que prepara Steven Spielberg sobre el presidente estadounidense. Por si todo esto pareciese poco, 2013 será el año en que Gordon-Levitt realizará, tras varios cortometrajes, su debut como director de largos en “Don Jon's Addiction”, en la que también tendrá un papel protagonista junto a Scarlett Johansson y Julianne Moore.


4 - Ryan Gosling


El joven Hércules” abandonó la televisión en el año 2000 para debutar en pantalla grande con el edulcorado drama deportivo “Titanes. Hicieron historia”, en el que compartía plano con Denzel “King-Kong-ain't-got-shit-on-me” Washington. A partir de ahí, su carrera estaría marcada por la elección de títulos de discreta comercialidad (“Half Nelson”, “Lars y una chica de verdad”, “Blue Valentine”) que sin embargo acabarían certificando su buen olfato para los papeles dramáticamente estimulantes y su preferencia por el cine con trasfondo. Con todo, no fue hasta los últimos meses que Gosling pasó de ser un rostro apenas conocido a convertirse en un actor de culto.

Lo último: 2011 fue el “año Gosling” casi tanto como el “año Fassbender”. El canadiense estrenó tres cintas muy distintas en las que demostraba rotundamente su versátil talento: la divertidísima (aunque finalmente fallida) comedia “Crazy, stupid love”, el potente drama retro-neo-noir “Drive” y el sobrio thriller político “Los idus de marzo”.

Lo próximo: mogollón de cosas: trabajar una vez más con Derek Cienfrance (el tipo que lo dirigió en “Blue Valentine”) en “The place beyond the pines”; protagonizar lo nuevo de Nicolas Winding Refn (en la cresta de la ola gracias a “Drive”), “Only God forgives” (¡toma título!); reunirse con Emma Stone (su partenaire en “Crazy, stupid love”) en “Gangster squad”, una recreación criminal de los años 40 a cargo del director de “Zombieland” (Ruben Fleischer), y participar en una de las próximas películas de Terrence Malick: “Lawless”.


5 - Viggo Mortensen


Lejos de sufrir el “síndrome de Mark Hamill”, la popularidad obtenida al interpretar a Aragorn en la trilogía de “El señor de los anillos” sirvió a Viggo Mortensen para convertirse en un cotizado actor capaz de seleccionar sus siguientes trabajos movido únicamente (es un decir) por sus inquietudes artísticas. Su excelente conexión con el director David Cronenberg en “Una historia de violencia” hizo de Mortensen el nuevo actor fetiche del cineasta canadiense, con el que repetiría poco después en la igualmente magnífica “Promesas del este”. Pese a todo, en España se le identifica más con su voluntariosa (aunque fallida) encarnación de ese Capitán Alatriste trasladado al celuloide, desde las novelas de Arturo Pérez-Reverte, por Agustín Díaz-Yanes.

Lo último: una adaptación formidable de la novela de Cormac McCarthy “La carretera” y una interpretación de lujo, encarnando al padre del psicoanálisis Sigmund Freud, en el último film (al menos hasta que se estrene “Cosmopolis”) de Cronenberg, “Un método peligroso”.

Lo próximo: Mortensen participa en la traslación a la gran pantalla del manifiesto por excelencia del movimiento beat, “En la carretera” de Jack Kerouac, que prepara Walter Salles (“Diarios de motocicleta”) y protagonizará el drama criminal “Todos tenemos un plan” escrito y dirigido por la argentina Ana Piterbarg.


6 - Daniel Day-Lewis


Semi-retirado en Florencia (?), a donde se dice que acudió para aprender los secretos de la zapatería (??), el pie izquierdo del último mohicano sólo camina por la senda del cine cuando la intensidad del papel ofrecido consigue estimular su punto G interpretativo. Day-Lewis apenas ha participado en nueve películas desde 1990; más que suficientes, sin embargo, para afianzar su estatus de actor versátil e involucrado al 110% en cada proyecto. Desde su descomunal actuación en “Gangs of New York”, en la que se proclamaba amo y señor de cada plano por el que asomaba su desencajado careto tuerto, parece haberle cogido gustillo al exceso tanto en el lenguaje corporal como en la expresión verbal.

Lo último: un Oscar por su torrencial y sobreactuada interpretación de Daniel Plainview en la kubrickiana (y maravillosa, en mi nada modesta pero siempre discutible opinión) “There will be blood” (a.k.a. “Pozos de ambición”, a.k.a. “que el título en castellano lo elija el becario”) y un esfuerzo notable, pese al muy discreto resultado final, en el musical-remake-tontería del “8 y ½” de Fellini: “Nine”.

Lo próximo: Day-Lewis será Abraham Lincoln en el cacareado biopic firmado por Spielberg (hay otra versión de la vida del presidente estadounidense, algo menos rigurosa y a cargo de Timur “balas-con-efecto” Benkmambetov, pendiente también de estreno). A continuación se pondrá a las órdenes de Martin Scorsese para encarnar a un sacerdote jesuita en el Japón del siglo XVII en “Silence”.


7 - Leonardo DiCaprio


De forro de carpeta de quinceañeras a heredero de Robert de Niro. De guapo estomagante con cara de angelote a intérprete volcado en papeles torturados. De protagonista del mega-éxito comercial de James Cameron “Titanic” (estos días repuesto en 3-D en las carteleras de medio mundo) a niño bonito de Martin Scorsese. Qué lejanos parecen los días de bodrios como “La playa” o “Rápida y mortal”: el Leonardo DiCaprio que quedará para los anales es el de “Atrápame si puedes”, “Gangs of New York”, “El aviador”, “Infiltrados” y “Revolutionary Road”.

Lo último: la infravalorada o sobrevalorada (según uno vea el vaso, o el cine, o a Scorsese) “Shutter Island”, la sobrevalorada o justamente reconocida (según uno vea a Christopher Nolan, o la “Paprika” de Satoshi Kon, o los tebeos de “Patoaventuras”) “Origen (Inception)” y la excelentemente interpretada e inexplicablemente soporífera “J. Edgar” (a Clint Eastwood siempre lo vemos con buenos ojos, incluso cuando mete la pata).

Lo próximo: repetir en “El Gran Gatsby” junto a Baz Luhrmann (el director que le ofreció el papel de Romeo en la versión glam del clásico shakespeariano), estrenarse con el cineasta más reverenciado por la muchachada (¡nui!) en “Django Unchained” y seguir mamando de la teta de Scorsese en “The wolf of Wall Street”.


8 - Ricardo Darín


El secreto de Darín está en sus ojos, claro. Como Paul Newman, pero menos guapo y más porteño, el protagonista de la tierna y descacharrante “El hijo de la novia” es capaz de transmitir cualquier sentimiento con la mirada. Así, resulta igual de convincente como un maquiavélico timador sin escrúpulos (“Nueve reinas”) que como un padre de familia políticamente comprometido (“Kamchatka”). Puestos a elegir una sola de sus películas, la cosa está bien fácil: su última colaboración con Juan José Campanella es una de las cintas más redondas de la pasada década.

Lo último: cagarla a lo grande en el fiasco de Fernando Trueba “El baile de la victoria” y resarcirse algo después a) bordando un difícil registro dramático en “Carancho” y b) haciendo suyo el papel de maniático misántropo alla Jack Nicholson en la divertida y muy humana “Un cuento chino”.

Lo próximo: ponerse de nuevo a las órdenes de Pablo Trapero (director de “Carancho”) en “Elefante blanco” y compartir plano con el estupendo intérprete patrio Eduard Fernández en lo último del cineasta catalán Cesc Gay, “Una pistola en cada mano”.


9 - Javier Bardem


El actor español más querido en Hollywood (con permiso de Antonio Banderas) y más odiado en España (con permiso de Francisco Camps) es uno de los intérpretes más inconformistas, inquietos y (para bien o para mal) honestos del momento. No cabe duda de que fueron sus roles de Reinaldo Arenas y Ramón Sampedro en “Antes que anochezca” y “Mar adentro”, respectivamente, los que le abrieron las puertas de la industria yanki, pero tras rechazar una colaboración con Steven Spielberg en la tramposa “Minority Report” muchos creímos que estaba dando carpetazo a sus posibilidades como actor en las "ligas mayores" (entrecomillo y cursiveo, que la cosa va con sorna). Su estelar y oscarizada aportación a “No es país para viejos” de los Coen lo convirtió sin embargo en uno de los actores con los que todo director actual quiere trabajar. Aún así, para mí su mejor escena en una película todavía sigue siendo ésta.

Lo último: Bardem lo bordó en “Biutiful”, el trabajo más reciente del realizador mexicano Alenjandro González Iñarritu. La pena es que el film no estuviese a la altura de la compleja y veraz interpretación protagonista. En el mismo año, 2010, colaboró en un proyecto hollywoodiense de lo más alimenticio y banal titulado “Come, reza, ama” en el que compartía escenas con Julia Roberts.

Lo próximo: estará (sí, él también) en alguna de las dos películas que Terrence Malick pretende estrenar en los próximos meses, aunque poco más ha trascendido de su colaboración con el responsable de “El árbol de la vida”. Antes, posiblemente, lo veremos encarnando al villano del nuevo Bond, “Skyfall”, en la que promete ser una de las cintas más interesantes de la franquicia. Dirige mi admirado Sam Mendes (“American Beauty”, “Camino a la Perdición”, “Revolutionary Road”).


10 - Clint Eastwood


Aunque últimamente nos hayamos acostumbrado a asociar antes su nombre con su faceta como director que con su vocación interpretativa, lo cierto es que Eastwood debe ser considerado por méritos propios uno de los actores de cine más icónicos, carismáticos y venerables de las cinco últimas décadas. ¿Por qué? Porque él ha bebido más cerveza, ha meado más sangre, ha echado más polvos y ha chafado más huevos que todo el resto de intérpretes de esta lista juntos.

Lo último: “Gran Torino”, magistral elegía al personaje típicamente eastwoodiano. En el crepúsculo de su vida, Walt Kowalski es Harry Callahan, el sargento Highway, Frankie Dunn e incluso el imperdonable William Munny, todos en uno.

Lo próximo: “Trouble with the curve”, un drama ambientado en el mundo del béisbol (con reminiscencias de “Moneyball”) donde compartirá pantalla con Amy Adams y Justin Timberlake. A los mandos del proyecto figura su habitual asistente de dirección, Robert Lorenz, así que este abandono del retiro actoral por parte de Eastwood se percibe más como un favor personal que como un interés real en retomar su carrera ante las cámaras. Qué más da: será un placer volver a ver al tito Clint en la gran pantalla.

20 comentarios:

Nemo dijo...

Una manía personal: no puedo evitar verle cara de tonto a Christian Bale. Y eso me saca siempre de todas las historias que me cuenta.

Otra: Leonardo Di Caprio es la antítesis de Brad Pitt. En todas las películas que hace siempre sale con el mismo aspecto. Cara de bollo, perilla chunga y pinta de guarrete. Me huele a chamusquina y no lo compro.

Ricardo Darín me parece un tipo muy sincero. Tanto que me parece que, como Antonio Resines, y salvando las distancias, siempre hace de sí mismo. Me lo creo, pero nunca pierdo de perspectiva que me están contando (cursivas aquí) una película.

¿Bardem? Si tuviera que juzgar la labor de los artistas por cómo me caen mi vida iba a ser muuuuuy aburrida...

En resumen, los prejuicios siempre acaban siendo perjuicios.

Anónimo dijo...

Coincido en todos menos en Darin. Mis sentimientos hacia el actor argentino son exactamente estos:
http://esresines.blogspot.fr/2006/07/ricardo-darn-es-resines.html
Un saludo.

Kin G. Haro dijo...

Una lista brutal Jero, solo se me escapan un poco Ricardo Darin (que me gusta cómo trabaja pero no me entusiasma) y Daniel Day-Lewis... al que sinceramente no le profeso ninguna devoción...

En cuanto a Eastwood aunque me encanta creo que no ha estado muy fino con Mas allá de la Vida y con Invictus... J. Edgar no la he visto (tampoco es que me tire mucho el tema).

Para mi sus mejores trabajos de los últimos años Gran Torino (genial), El Intercambio (simplemente brutal) y Million Dollar Baby (realmente emocionante)... y bueno... sus anteriores trabajos no se quedan atrás...

Un abrazo crack

Jero Piñeiro dijo...

Es curioso que menciones a Pitt, Fran, porque es uno de los actores que podrían haber entrado en esta lista si no fuera porque su criterio de selección de papeles me convence menos que el de, por ejemplo, DiCaprio. Y es que hay en este top intérpretes mejores que otros, pero parte de los méritos que han hecho para entrar en la lista (lo digo como si a ellos les importase un bledo) es su sagacidad a la hora de escoger proyectos. Y en ese aspecto DiCaprio me parece un tipo con una gran visión. Incluso sus películas menos interesantes de la última década ("Diamante de sangre", "Red de mentiras") son entretenidas y tienen sus virtudes. Lo de Christian Bale es problema tuyo, me temo. En lo de Darín sí te doy la razón (a ti y al comentarista Anónimo): pareciera que el hombre siempre hace de sí mismo. Pero lo hace tan bien, y trabajando continuamente los matices (el perdedor con dudas éticas que quiere dar un vuelco a su vida en "Carancho" no es el mismo perdedor con dudas éticas que quiere dar un vuelco a su vida en "El mismo amor, la misma lluvia"... aunque lo parezca), que a mí me llena tanto la pantalla que no necesito pedirle más. ¿Bardem? Pues ni entiendo por qué le cae tan mal a tanta gente ni comprendo por qué eso debe ser un impedimento para disfrutar de sus interpretaciones (lleno está el patio de grandes artistas de dudosa reputación personal...)

Anónimo: muy divertido ese blog de los Resines. En el fondo, todos somos Resines.

Kin: gracias por tu elogioso comentario. No conviene confundir la faceta como director de Eastwood con su vertiente como actor, que es la que se valora en esta entrada (curiosamente, Clint también está presente en ese otro post que enlazo al inicio de éste: "10 directores de cine actual que ya tienen mi entrada vendida"). A mí "El intercambio" me gustó (sin más), "Más allá de la vida" me pareció un telefilm digno (pero telefilm al fin y al cabo) e "Invictus" me parece una película particularmente hermosa e inspiradora (los últimos veinte minutos se me desinflan bastante, pero todo lo que viene antes me pone la piel de gallina). Para mí los mejores trabajos de Eastwood como director son "Sin perdón", "Un mundo perfecto", "Mystic river" y "Million dollar baby", aunque reconozco que aún me quedan algunas de las importantes por ver ("Bird", "Cazador blanco, corazón negro", "Los puentes de Madison"...)

marguis dijo...

¡¡Vaya lista!!
Los comparto casi todos...
Super de acuerdo con Bale en primer lugar, jolines, es un pedazo de actor y siempre digo que no se le reconoce lo suficiente.

A Ryan Gosling yo lo descubrí en "The Believer" no se si no la has visto, o se te ha olvidado pero a partir de ella me apunté su nombre en mi lista personal.

A Fassbender también lo descubrí prontito, en una serie británica de brujas y ángeles caídos, haciendo de esto último. Me llamó poderosamente la atención y ahí le tienes, triunfando.

Yo cambiaría a Daniel Day-Lewis por Ralph Fiennes (estoy esperando su "Coriolanus" a ver si la estrenan ya!!), que desde "La lista de..." me tiene atrapada, será su mirada misteriosa y seria. Aunque luego resulta que es un cachondo mental, en un programa de entrevistas le hicieron leer una de esas slash fiction entre Harry Potter y su Voldemort y se tronchó de la risa.

También cambiaría a Javier Bardem (que no niego que sea un pedazo de actor, pero el pobre me cae mal y la peli tiene que ser muy buena para que me arrastre al cine) por Edward Norton, que últimamente no ha tenido mucha suerte con sus elecciones cinematográficas (al final todo se reduce a eso, a la suerte) pero siempre que me acuerdo de su "American History X" se me ponen los pelillos de punta.

Muy valiente escoger a Leo DiCaprio, yo no me canso de decir que es un actor como una casa (¡Los Infiltrados!, ¡Atrápame si puedes! ¡A quien ama Gilbert Grape!) pero muchos le tienen manía y solo ven al yogurín de Titanic y Romeo y Julieta, y no se puede hacer nada.

A Brad Pitt, que se comenta por ahí arriba yo lo elijo según el día... ¡es que en 12 Monos o en El Club de la Lucha me encantan! Pero luego pienso en Leyendas de Pasión y se me borran, ja, ja esa melena al viento me mató.
Por otra parte... Seven, ejem.

Y... Clint Easwood, si verlo hacer de John Huston en "Cazador blanco, Corazón negro" no convence para pensar que es buen actor, ¡nada puede hacerlo! me gusta cuando hace de duro, y cuando hace de blando también... y cuando hace de sargento malhumorado que lee el Vogue para comprender a las mujeres, mas!!! Ja, ja. (Que nadie llame al Sueco que se va a llevar una paliza)

Uff.
Saludos

PD: para cuando una de actrices imprescindibles... yo a la Kate Winslet la pondría seguro!!

tenenbaum dijo...

Ya sabes que en Gordon Levitt y en Ryan Gosling coincidimos apasionadamente y tanto Fassbender como Bale, DiCaprio, Mortensen o Eastwood también me tiran mucho, pero con la parte hispana ya discrepo un poco. En Darín más que nada porque tiene pelis maravillosas como las de Campanella y bodrios infumables como "La Señal" y Bardem, no sé, a mí me tira mil veces más Tosar ("Celda 211" y "Mientras Duermes" demuestran que además de buen actor también elige bien sus papeles). Yo, mira por donde, sí que echo en falta a Joaquin Phoenix en la lista ("We Own the Night" y "Two Lovers" son peliculones).

David dijo...

Creo que sólo fui al cine por un actor cuando era adolescente.... Harrison Ford... y ver bodrio tras bodrio hizo que me diera cuenta de que me daba igual el actor, lo importante era la peli.
Ninguno de estos canta como Lea Michele o tiene su sonrisa (es que estoy revisando la primera temporada de Glee para ponerme con la segunda; qué buena es esa chica).
Un saludito.

Jero Piñeiro dijo...

Marguis: ¿por qué os cae tan mal Bardem? En fin... Como tantas otras de Gosling, aún no he visto "The believer". En los últimos días he estado rastreando películas suyas en internet y ahora tengo un buen montón para verme en los próximos días. Ralph Fiennes es otro actor que me gusta mucho (de hecho yo también le tengo muchas ganas a su "Coriolanus") pero ciñéndome al título de la entrada, no es uno de esos intérpretes que tengan vendida mi entrada de antemano. De hecho, hay actores que me gustan más que algunos de los mencionados (caso de Phillip Seymour Hoffman, que me parece verdaderamente genial), pero que al asumir roles más secundarios no garantizan por sí mismos la calidad de una película. Si esta lista la hubiese hecho hace 10 años, Edward Norton sería un fijo: últimamente su carrera está dando muchos tumbos y lo cierto es que hace ya bastante que le tengo la pista perdida. ¿Una lista femenina? Difícil me lo pones. Me gustan muchísimo Kate Winslet, Naomi Watts, Meryl Streep y Catherine Keener, y siento una debilidad especial por otras dos que además de buenas actrices me parecen irresistibles: Mia Wasikowska (de la que me quedé nabokovianamente prendado en "In treatment") y la subyugante Marion Cotillard, que hoy por hoy es mi mujer preferida después de mi mamá. Con todo, ninguna de todas ellas justificaría por sí sola mi entrada. Aunque siempre sea agradable encontrármelas en una película, claro.

Tenenbaum: tú y yo somos unas malditas groupies de Gosling y Gordon-Levitt, jajaja. Tosar es otro que también me gusta mucho, pero lo cierto es que de sus últimas pelis no he visto ni la mitad, así que siendo riguroso nunca podría meterlo en una lista encabezada por el título de esta entrada. Aún así, nunca se me ocurriría negarte que en "Celda 211" y en "Mientras duermes" está descomunal. Joaquin Phoenix me gusta pero menos. Igual es porque "La noche es nuestra" me pareció francamente mala. De hecho me decepcionó tanto que luego pasé de ver "Two lovers" porque le cogí manía a James Gray. Y eso que "La otra cara del crimen" me había gustado bastante...

David: pues yo prefiero oír cantar a Gordon-Levitt. Pero ya digo que me he convertido en una maldita groupie desde que lo vi en "(500) days of Summer". Si tuviera a mano mi carpeta del instituto la forraría entera con fotos suyas. En lo que sí que ninguno puede competir con Lea Michele es en lo de la... ejem, sonrisa.

Rosa M.R.V. dijo...

Ryan Gosling y Christian Bale sin duda, aunque la verdad, de tu lista los unicos que no me gustan nada de nada son Bardem y Ricardo Darin, no me gustan, me repelen.

Jero Piñeiro dijo...

Bienvenida y gracias por tu comentario, Rosa :)

Pues sí que cae mal Bardem... Lo de Darín no lo sabía, así que me sorprende incluso más (porque a mí me parece un tipo bastante majete, además de ser buen actor). Pero en fin...

Anónimo dijo...

Yo escribo desde el respeto a todas las opiniones, pero creo que, independientemente de su personalidad, el Sr Bardem es un actor excelente. Para ejemplo, la última de Iñarritu, sino fuera por él, la peli no tendría mucha chicha para mantenerme atento a la pantalla... podemos recordar otras en las que el nivel en la actuación es excepcional:Mar adentro, no es país para viejos... y más.Lync

memé dijo...

Completamente de acuerdo con Lync.


Si fuera una peli USA tendria oscares:al actor principal,al director,a la banda sonora,etc...

memé dijo...

Por supuesto me refería a Javier Bardem y "Mar adentro"

Pero como dice el conductor de esta bitácora los gustos y los culos...

Jero Piñeiro dijo...

Qué educado y cabal eres siempre, Lync. Así me gusta ;) Totalmente de acuerdo en lo que dices.

Y también contigo, Memé. Pese a su obvio carácter manipulador, "Mar adentro" me parece una película conmovedora y técnica e interpretativamente rotunda. De lo mejorcito que se ha visto en el cine español en los últimos tiempos (aunque ya sea de hace, glups, ¡8 añazos!).

Kike Morales dijo...

Coño, cuanto tiempo sin pasarme por aquí, cuanto con lo que ponerme al día jaja En general estoy muy de acuerdo con la lista, todo debe decirse, me alegra mucho ver a Darín ahí, es un auténtico coloso.

Por puro egocentrismo diré que entre mis favoritos, y que no se encuentran ya en esa lista, se encuentran Michael Sheen y Sam Rockwell, dos tíos muy buenos y que no se por qué maldita razón no terminan de tener demasiado éxito. x

Jero Piñeiro dijo...

Me alegro de que vuelvas de vez en cuando por aquí, Kike :)

Me gustaría matizar mi selección de intérpretes aclarando que se trata, literalmente, de 10 actores de cine actual que ya tienen mi entrada vendida. Pero es no implica que sean, necesariamente, los que me parecen mejores. Como decía más arriba, Phillip Seymour Hoffman me gusta más como actor que varios del top 10; lo que pasa es que es un secundario que muchas veces trabaja donde puede, y el hecho de que él esté o no en una peli no me garantiza que ésta vaya a ser buena (no es que estos 10 sí me lo garanticen, pero su criterio de selección de proyectos y el hecho de que generalmente intervengan en un rol destacado sí me ofrece ciertas garantías). Sam Rockwell casi siempre es lo mejor de las pelis en las que interviene, pero eso no quita que varias de ellas me parezcan fallidad (pienso en "Moon", por ejemplo, donde él es media película... la media película que me gusta). Michael Sheen aparece en la Saga Crepúsculo, así que por definición es un tipo que no cuenta con mi entrada de antemano. Otra cosa es que pese a ello me siga pareciendo un actor estupendo...

Merche dijo...

De manera totalmente casual me he "tropezado" con tu blog... ¡me gusta hasta tu perfil! Sigue escribiendo, por favor, que no veo entradas posteriores a abril.

Sobre este tema, me gusta tu elección y, pese a lo que dicen algunos de los comentarios que veo, de Daniel Day-Lewis me gustan hasta sus sobreactuaciones y sí que creo que Bardem es un actor enorme.
Un saludo.

Jero Piñeiro dijo...

Merche: antes de nada, muchas gracias por tu comentario y bienvenida al Abismo. Es raro que no encuentres entradas posteriores al mes de abril porque no he dejado de escribir en el blog en todo este tiempo. En teoría, clickando en la imagen de cabecera (o siguiendo ESTE ENLACE) deberías encontrarte con las últimas novedades del blog. Si no, siempre puedes seguir las actualizaciones del Abismo desde LA PÁGINA DE FACEBOOK. Un saludo y gracias una vez más :)

Merche dijo...

¡Sí! Ya veo todas las entradas posteriores, gracias. Me temo que me llevará un tiempo ponerme al día ("a tu día") porque tratas un montón de temas que me interesan. De momento, la siguiente de este mismo mes sobre "Libertad", el libro que estoy leyendo (que estoy bebiendo)ahora... ¡Nos leemos!

Jero Piñeiro dijo...

Me alegro de que te interesen mis entradas, Merche. A mí "Libertad" es un libro que me gustó muchísimo, y uno además especialmente fácil de leer para la cantidad de temas que trata en profundidad. Espero que el final esté a la altura de tus expectativas. Y también que comentes por aquí siempre que te apetezca. Nos leemos ;)