domingo, mayo 13, 2012

Muerto y enterrado

"Those freaks were right when they said you were dead"

("How do you sleep?", de John Lennon)


Según una de las muchas leyendas urbanas que pueblan la mitología que rodea a los Beatles, Paul McCartney murió en 1966 y fue sustituido por un dopplegänger que habría proseguido con la carrera musical del difunto sin que el público llegase a percatarse del cambiazo. La anécdota resulta difícil de creer y cae por definición en el pozo de las improbables teorías de la conspiración pensadas para alimentar la imaginación de individuos como Iker Jiménez o Grant Morrison. Sin embargo, si alguien me dijese con total convicción que el director Tim Burton murió en el año 2000 y que desde entonces un infame suplantador ha venido firmando las películas supuestamente debidas al realizador de joyas como "Ed Wood" o "Sleepy Hollow", yo le creería.


Un nuevo alegato a favor de esta teoría de la usurpación la tenemos en el reciente film atribuido al gótico californiano por excelencia: "Sombras tenebrosas". La cinta, que adapta a la gran pantalla una teleserie homónima emitida en EE.UU. entre 1966 y 1971, narra las andanzas de un vampiro del siglo XVIII llamado Barnabas Collins que, maldito por una bruja despechada, se pasa doscientos años enterrado en un ataúd hasta que una cuadrilla de obreros encuentra su féretro por casualidad y lo devuelve a la vida en plena década de 1970. Fascinado y aterrado por los avances tecnológicos y sociales del mundo moderno, Barnabas se encontrará con sus herederos en la vieja mansión donde una vez vivió como un ser humano, descubriendo que los últimos Collins son un clan disfuncional que a duras penas consigue mantener a flote el negocio pesquero familiar.


Fiel al libro de estilo burtoniano, "Sombras tenebrosas" viene de serie con todas las manías, filias y tics del responsable de títulos como "Charlie y la Fábrica de Chocolate" y "Alicia en el País de las Maravillas" pero, por desgracia, con ninguna de las virtudes que uno podía encontrar en films como "Bitelchus" o "Eduardo Manostijeras". Tenemos, una vez más, a un Johnny Depp que acapara metros de celuloide componiendo el clásico personaje histriónico que ya ha convertido en su sello de identidad actoral; también un acompañamiento musical a cargo de Danny Elfman que en esta ocasión palidece al lado de canciones célebres de la época en que transcurre la trama; una paleta cromática que conjuga los tonos verdes y rojizos de "Sweeney Todd" con el caleidoscopio lisérgico que los 70's más hippiosos toman prestado del País de las Maravillas de la Disney; un gusto excesivo por el maquillaje disparado a bocajarro con la escopeta patentada de Homer Simpson...

...abreviando: la no-tan-secreta fórmula de Tim Burton.


Y eso es, me temo, todo lo que uno puede encontrar del viejo Tim (el que tal vez muriese en el año 2000 o tal vez no) en esta película que, por lo demás, sólo ofrece un puñado de vergonzantes intentos humorísticos alejados del hilarante surrealismo de "Mars Attacks!", una anoréxica descripción de personajes que nada tiene que ver con los caracteres bien trazados de la peculiar familia protagonista de "Bitelchus" y una puesta en escena hortera y casi-casi telefílmica a años luz del delicioso acabado visual de "Sleepy Hollow".


No ayuda tampoco que un (teórico) gran reparto que incluye nombres como los de Michelle Pfeiffer (inolvidable Catwoman en "Batman vuelve", al menos hasta que Christopher Nolan diga lo contrario), Chlöe Grace Moretz (la Hit-Girl de "Kick-Ass", que mejora con los años al igual que un buen caldo) o Eva Green (musa personal del abajo firmante desde que la descubriese en la estupenda "Soñadores" de Bernardo Bertolucci) se malogre por la contaminación de un libreto repetitivo y absurdo que impide al elenco actoral ofrecer un resultado que supere la más olvidable de las mediocridades.


Resulta, en fin, que "Sombras tenebrosas" compite con "El planeta de los simios" por el puesto de "peor película jamás filmada por un director llamado Tim Burton". Que ése sea el mismo Tim Burton que en los años 80 y 90 fascinó a toda una generación de cinéfilos con sus oscuras fantasías para grandes y pequeños es precisamente lo que me gustaría que Fox Mulder y Dana Scully (o Walter Bishop y Olivia Dunham, lo mismo me da) desmintiesen cuanto antes.

Yo personalmente dormiría más tranquilo sabiendo que, como todas mis sospechas sugieren, el auténtico Tim Burton lleva 12 años muerto y enterrado.

10 comentarios:

David dijo...

Tanto tiempo no. Igual menos, que aunque a ti no te guste, a mí Big Fish me parece muy-muy buena.
Pues no la he visto...
Pero qué temazo el How do you sleep?!! Mira qué las letras son cabritas, pero cómo suena!!
Alicia me pareció horrible (casi tan mala como la de El planeta de los simios).
La novia cádaver no estaba tan mal.
La del barbero no la he visto todavía.

Noelia dijo...

Me acabo de quedar sin palabras, vale que no es Eduardo Manostijeras, pero .... "peor película jamás filmada por un director llamado Tim Burton" che sboroooooooooooooooooooooooo!!!! ;)

En todo siempre se puede encontrar algo bueno y algo malo, lo malo lo has descrito muy bien, pero aquí está la gran admiradora de este director pare defender su arte.
Objetivamente, el guión no da para mucho, quizás solo para una mediocre película, pero ECCO il gusto timbartiano (noelismo al canto) que hace resplandecer todo lo que toca. Crea un mundo único, como solo él sabe, hace que tu mente sueñe despierta y viaje por mundos únicos y viva fantasías maravillosas. Si, un escondrijo en el fondo de una casa antigua, pero como la recrea y con aullidos incluídos, si, un bosque y con acantilados, pero que imagenes, que juego de luces y sombras, si, un pueblito de pescadores, pero que arte de barcos y de mar... reconozco que no es una obra maestra, que no es un Eduardo Manostijeras pero a mi me tiene ganada con su mundo y creaciones a las que siempre seré fiel.

Respeto tu crítica y reconozco que me he reído un poco porque ya imaginaba lo que pensarías, pero se buen y quita el video de las coñas sobre Tim que me hace daño ;)

En fin, sólo espero que un día vuelva el Tim de Sleepy Hollow original y creativo al 100 x 100 pero, ¿tenemos que echarlo a la hoguera porque sea un 70x100?

David dijo...

Respecto al vídeo de las coñas sobre Tim...Lo de que en su móvil sólo tenga dos nombres.
Miras un ciclo de Ford, y se valora positivamente que siempre repitiera equipo...ahora vemos mal que siempre repita Tim con esos dos...pasarán 50 años y...

Jero Piñeiro dijo...

A mí "Big Fish" tampoco me parece para tanto, David. De hecho, de las que Burton ha estrenado en el siglo XXI me gusta bastante más "La novia cadáver" (que me parece la única suya de esta última hornada que mantiene el tipo en comparación con las de los 80 y 90). Lo que pasa, creo, es que no conecto demasiado con la historia de "Big Fish". No me cae bien el personaje de Ewan McGregor y me da igual si tenía un maravilloso mundo interior o si realmente vivió alucinantes aventuras: como padre fue un fracaso. Conste que la cinta tiene momentos realmente inspirados y supone un soplo de aire fresco entre la filmografía de Burton, pero aún así en mi opinión no le llega a la suela de los zapatos a "Eduardo Manostijeras", "Ed Wood" o "Sleepy Hollow". Lo mejor, para mí, es que en ella descubrí a Marion Cotillard, que me parece una de las mujeres más adorables del universo. Por otro lado, a mí no me molesta en absoluto que Burton repita siempre con los mismos actores. Lo que pasa es que en sus películas éstos interpretan normalmente personajes más o menos parecidos, y el factor sorpresa acaba perdiéndose de algún modo... De ser un tipo genialmente excéntrico, Depp ha pasado a aburrirme un poco en las pelis de Burton, porque me lo veo venir, con todos sus tics y manías, y no puedo dejar de verlo como "Johnny Depp haciendo de lo-que-sea en una peli de Tim Burton". Eso con Scorsese y DeNiro (o con Scorsese y DiCaprio, ahora) no me pasa. En cada película se reinventan y adaptan al material que manejan. Burton y Depp, sin embargo, cogen cualquier material y lo convierten en "otra de Burton y Depp". No sé si me explico...

Noe: "Sombras tenebrosas" es un "sboooooro" total, jajaja. Fíjate que a mí el prólogo de la película, no teniendo demasiada chicha argumental, me estaba gustando porque me parecía estéticamente bonito. Y luego, sí, hay planos interesantes y algún momento cómico (entre docenas) acertado (el de "Mefistófeles!", por ejemplo), pero en general me parece que Burton está en muy baja forma, y que incluso la puesta en escena se resiente de un aburrimiento por repetición. Lo mismo me pasó en "Sweeney Todd" (que sin ser especialmente buena me parece mejor que ésta), en la que una constante sensación de déjà vu me sacaba de la peli cada dos por tres. Aquí ni siquiera las mejores soluciones visuales son excesivamente originales (la forma en que Eva Green va quebrándose recuerda muchísimo a "La muerte os sienta tan bien") y en líneas generales la parte visual supone simplemente lo que ya sabemos que viene de serie con una peli de Burton. Riesgo cero + guión malo + personajes mal desarrollados (qué poco partido se le saca a Michelle Pfeiffer y Chlöe Grace Moretz) + final indigerible = epic fail!

David dijo...

Te explicas. A mí "Big Fish" es de lo que más me gusta de Burton. Me quedo antes con Ed Wood, pero después iría esa...
Claro que como padre el personaje es un fracaso. La historia no va de qué buen padre fue... De hecho, notamos el resentimiento por parte del hijo. Para mí, esa peli va de contadores de historias, narradores, fabuladores, aquellos que buscan un punto de fantasía en una realidad ordinaria... que sí, pueden habérselo adjudicado a un personaje egocéntrico y que siempre quiere ser el centro de atención (como todos los intérpretes, que piden estar bajo la luz de los focos y tener un público rendido a sus pies)... pero por encima de eso... En fin...
Sleepy Hollow está muy bien...pero al final es "rodarán cabezas", como bien decía el título del cartel...

Jero Piñeiro dijo...

A mí es que "Sleepy Hollow" me parece divertidísima. De la misma forma en que puede parecérmelo "La jungla de cristal". Pero si eso es lo que te promete una peli y al final acaba dándotelo... pues perfecto, ¿no?

gon dijo...

Ni en sus mejores películas destaca Tim Burton por su sentido del ritmo, la verdad (¿Nadie se acuerda de "Pesadilla antes de Navidad"?).

Quizá habría que reconocer que su talento tiene limitaciones evidentes.

Por ejemplo, el prólogo de esta peli es un ejemplo perfecto de voz en off redundante (molesta), algo que un cineasta con un poco más de ojo habría tratado de solucionar por muy apegado que estuviese al guión.

Jero Piñeiro dijo...

El caso es que "Pesadilla antes de Navidad" es de Henry Selick (que sí, que el proyecto es de Burton, pero si tan suyo fuese el resultado final, no sé por qué debería aparecer como director acreditado un tipo que, no nos olvidemos, luego le dio un buen repaso al mismo Burton con "Los mundos de Coraline").

Y sí, las voces en off deberían estar prohibidas siempre que no sean absolutamente imprescindibles (¿has oído, Robert Rodríguez?).

la tentacion de eva dijo...

Totalmente de acuerdo contigo ...y si va a seguir en esa línea y metiendo a su queridísima con calzador mejor que siga muerto y sin dar señales de vida...

P.D: tengo sobredosis de Jonny Deep histriónico, creo que es hora de que haga otro tipo de personaje

Jero Piñeiro dijo...

¡Cuánto tiempo sin leerte por aquí, Tentadora! :)

Ya se sabe que Burton es muy dado a enchufar a su querida de turno en todo lo que hace...

A Depp le toca hacer algo un poco distinto ahora, ¿no te parece? Una película que lo aleje de los tics que viene acumulando en los últimos tiempos. Porque no me cabe ninguna duda de que es un gran actor...