martes, septiembre 27, 2011

OK Dinosaur?

Hasta ahora, Kasabian era uno de esos grupos cuya fama y calado entre la muchachada se me antojaban un poco desproporcionados. Igual es que no había conectado con su música. O igual es que su música no era tan buena como algunos amigos, conocidos y listas de ventas británicas me querían hacer creer. Más allá de un par de temas sueltos, sus tres primeros LP's no me dijeron nada en su momento. Por eso, entre otras cosas, me hizo tanta gracia que su guitarrista Sergio Pizzorno declarase que “Velociraptor!”, su último trabajo hasta la fecha, iba a ser su “OK Computer”. “Hay gente que se lo busca”, pensé. O como dice el agente Santos Trinidad en “No habrá paz para los malvados” (la reseña en unos días, prometido): “te estás ganando una hostia...”


Fue esta curiosidad malsana la que me llevó a acercarme al cuarto largo de los ingleses con más morbo que auténtico interés musical. Se llama “verlos caer” y está feo, lo sé, pero reconoced que era una perspectiva tentadora. La sorpresa fue mayúscula cuando ya el primer corte del álbum, un “Let's roll just like we used to” que suena más a The Last Shadow Puppets que a los artífices de “Club foot”, vino a advertirme que mis prejuicios no iban en la dirección correcta. A partir de ese arranque cautivador, “Velociraptor!” es siempre más y mejor. Conjugando la psicodelia alla Sgt. Pepper (mención a cierta “Lucy in the sky” incluida) con ramalazos orientalistas y con un pulso electrónico que vincula este disco con sus esfuerzos anteriores, Pizzorno y cía. redondean un trabajo destinado a suponer un antes y un después en su, hasta ahora, discreta discografía (en mi nada modesta pero siempre discutible opinión, claro).


No hay altibajos en estos 50 minutos de rock ecléctico que hermanan el pasado con el presente como si fuera lo más fácil del mundo, que te golpean desde los auriculares con pedradas como “Days are forgotten” o “Velociraptor!” (que podría ser, si me apuráis, la nueva canción favorita de Calvin & Hobbes), amén de esa “Re-wired” cuyos violines finales le elevan a uno a un estado de éxtasis musical.

Y no, por supuesto que no es “OK Computer” (¿algún disco lo es?), pero con ser “Velociraptor!” va más que sobrado.

(Y yo me pongo ya mismo a repasar su discografía previa, que temo que se me haya escapado algo importante por el camino...)

4 comentarios:

charlie furilo dijo...

Lo tengo pendiente de escucha. El anterior disco "West Ryder Pauper Lunatic Asylum", que pienso será más similar a este último (los dos primeros son más electrónicos y tampoco me dijeron gran cosa), me pareció muy recomendable:

http://tenganmuchocuidadoahifuera.blogspot.com/2009/06/lo-mas-oido-en-mi-ipod-junio-09.html

Saludos

Jero dijo...

Lo cierto es que del "West Ryder ay-dios-qué-pereza-de-nombre" sólo escuché los singles. Como los dos álbumes anteriores no me habían seducido demasiado, me dio la impresión de que tampoco había mucho más que rascar y ni entero me lo escuché. Después del estupendo sabor de boca que me ha dejado "Velociraptor"", pienso solucionarlo.

Anónimo dijo...

que era "La Porca one more time":
Si el anti-single de "Circuital" sonaba a "Creep", ahora, estos tunantes quieren rescatar el espíritu "Ok Computer" del jurásico... (aderezado con unos fraseos que beben tanto del "lado oscuro" de Pink Floyd como de la etapa más oriental de los 4 de Liverpool). Totalmente de acuerdo contigo, sempai: No es "Ok Computer", ni falta que le hace

Jero dijo...

Veo que te ha gustado, Porca. Me alegro. Yo le he cogido mucho cariño a "Re-wired". Creo que es el "grower" del disco...