martes, junio 12, 2007

Par de cines

Zodiac

Lo de David Fincher es impresionante. Independientemente de lo mucho o poco que puedan gustar a cada uno sus películas, su capacidad para intentar el más difícil todavía siempre es digna de admiración.

Quien se espere un thriller al uso, con sus persecuciones, sus muertes rocambolescas y su “más grotesco que la vida real”, que elija otra sala al pedir sus entradas en taquilla, porque “Zodiac” se encuentra en las antípodas de esa clase de película (que, con el permiso de Jonathan Demme, fue el propio Fincher quien se encargó de poner de nuevo de moda con la brillante “Seven”), acercándose más al cine periodístico/de investigación como “JFK: caso abierto” (Oliver Stone) o ”Todos los hombres del presidente” (Alan J. Pakula).

Fincher subyuga su ego (que no su buen hacer) con el fin de no entorpecer la meticulosa puesta en escena y recreación de los hechos, consiguiendo así una experiencia que se columpia entre una tesis criminológica, una dramatización propia de un programa televisivo de sucesos y un cuidado ejercicio de recreación del ambiente periodístico y policial de la década de los 70.

El problema, supongo, es que la campaña publicitaria desplegada en torno al film poco hace por prevenir al espectador potencial acerca de qué se va a encontrar, prometiendo una película adrenalínica del aclamado director de “Seven” y “El club de la lucha”.

La moraleja es obvia: uno nunca puede fiarse de los publicistas…


Piratas del Caribe: en el fin del mundo

¡Boom!, chiste, ¡crash!, chiste, ¡zoom!, chiste, ¡plaf!, chiste, ¡patapum!, chiste…

Y así toda la película. Pero claro, yo me lo pasé como un enano (creo que hasta aplaudí cuando salió Keith Richards… qué risas) y a estas altura quien no sepa lo que puede ofrecerle esta tercera entrega de “Piratas…” es que no se ha molestado mucho en informarse sobre el asunto.
Ojalá todos los blockbusters palomiteros fueran como éste.

1 comentario:

ViTi dijo...

Zodiac no la he visto

Piratas sí, y me parece la peor de la saga (pelín coñazo en algunos puntos)

Pero como siempre digo, para gustos colores

Un abrazo, crack!