viernes, febrero 27, 2015

Fe de erratas: mi no colaboración en la edición española de "Astro City 3: Vidas privadas"

Los pocos que sigáis este blog sabréis que desde junio de 2012, fecha de publicación de "Leyendas del Universo DC: Neil Gaiman", he estado colaborando esporádicamente con la editorial ECC, que posee los derechos de publicación en España de los títulos de DC Comics. En total he participado en las ediciones en castellano de 10 tomos correspondientes a series como "American Vampire", "Scalped", "The Unwritten" o "Astro City", además de un texto para la web acerca de "Spaceman". Hace ya un tiempo que no recibo nuevos encargos por parte de ECC, siendo los dos últimos el tomo recopilatorio de la miniserie "Trillium" y el volumen 2 de "Astro City" titulado "Victoria" (tal y como podéis comprobar en la columna de la derecha en esta misma web).


El pasado miércoles acudí a mi librería habitual a cosechar las primeras novedades de marzo (ya sé que aún estamos en febrero, pero Norma y ECC suelen lanzar sus publicaciones siempre unos días antes de que termine el mes): el primer volumen de la muy recomendable "Ciencia Oscura" de Remender y Scalera, el tomo final de la etapa de Azzarello y Chiang al frente de "Wonder Woman" y "Astro City 3: Vidas privadas". Tenía una curiosidad especial por saber si finalmente habrían incluido un texto editorial a modo de prólogo o epílogo en el nuevo tomo de "Astro City" porque ésta era, precisamente, una de las series en las que hasta entonces yo había participado. En el caso del último "American Vampire", el tomo 7, no había texto de ningún tipo para dejar espacio a las portadas y algunos anuncios de otro material de la editorial. Sin embargo, "Astro City 3: Vidas privadas" si contiene en sus últimas páginas un texto que aparece... firmado con mi nombre.


Mi primera reacción fue un enorme "WTF?". Allí, en medio de Elektra Comics. La segunda, pensar: "¿lo habré redactado, corregido, enviado y facturado bajo la influencia de las drogas y por eso no lo recuerdo?". Tampoco recordaba haber leído en inglés los episodios de "Astro City" incluidos en el nuevo tomo. De hecho no he leído nada de la colección en inglés desde el final del arco argumental incluido en "Victoria". No obstante, hace un tiempo descubrí unas declaraciones en las que Stephen King afirmaba no recordar haber escrito algunas de sus novelas de la década de los 80 por culpa de su adicción al alcohol y la cocaína. Mi argumento definitivo en contra de esta hipótesis, sin embargo, reside en el hecho de que nunca he consumido drogas, puedo contar con los dedos de una sola mano las veces que me he emborrachado y, de hecho, hace tanto tiempo que no salgo de fiesta que para mí la palabra "fiesta" está ahora más asociada al fabricante de chupa-chups y golosinas que al hecho de quedar con los amigos, comer guarro, hacer bailes ridículos y arreglar el mundo en conversaciones etílicas a las 5 de la mañana.

Alucinado y sin ningún tipo de explicación capaz de satisfacer a mi morbosa imaginación, le envié un e-mail a la persona responsable de la contratación de colaboradores externos en ECC; la misma persona que me había ofrecido mis últimos trabajos como articulista para la editorial. Su respuesta fue que se había producido un error en el proceso de maquetación y que (cito textualmente) "el diseñador, al copiar y pegar diseño del artículo para luego cambiar el texto, se dejó el nombre del articulista anterior". El autor del texto que aparece al final de "Astro City 3: Vidas privadas" no es, por consiguiente, un servidor sino otra persona: Jorge García. No conozco a Jorge, pero lamento que se haya tomado la molestia de redactar, corregir y enviar un texto a la editorial para que finalmente haya sido atribuido en su publicación impresa a mi persona.

Desconozco si ECC hará algún tipo de comunicado al respecto (cosa que dudo, porque al final esto sólo nos atañe a Jorge García y a mí), así que he preferido explicarlo en mi blog, no sea que alguien se compre el tomo, lea el artículo de marras y piense (con toda lógica) que he sido yo quien lo ha escrito. Vamos, que si os ha gustado el texto no es a mí a quien debéis felicitar.

Aclarado el asunto, posiblemente lo que más le interese a quien esté leyendo estas líneas sea que "Astro City", como tebeo de super-héroes, sigue gozando de una espléndida salud y que cualquier nuevo recopilatorio que se publique en España de esta colección será por mi parte compra obligatoria, independientemente de qué firma aparezca al pie de sus textos editoriales.

2 comentarios:

Dynamite Duck dijo...

"para mí la palabra "fiesta" está ahora más asociada al fabricante de chupa-chups y golosinas que al hecho de quedar con los amigos, comer guarro, hacer bailes ridículos y arreglar el mundo en conversaciones etílicas a las 5 de la mañana."

Te estás perdiendo lo mejor de la vida, chaval, corrígelo que a veces incluso conoces titis XD
En serio, Astro city no solo goza buena salud sino que al leerla descubres como la Marvel y DC se han "inspirado" en muchas historias de esta serie para sus propias sagas.

Koniec dijo...

Una reseña para los huerfanitos, jefe, aunque sea de Ciencia Oscura…